You are here

Verde sobre gris





curvaSupTit.gif" border=0>

Verde sobre gris

 
03012004_1
03012004_Mary

10.000 m2 de comida saludable

Arte solar

 

El tiempo en New York se está portando bien, no hace el frío que toca y aunque llovizna me puedo mover sin stress ambiental. Paso por Union Square, que en esta ciudad es para mi el centro de operaciones, puesto que se cruzan bastantes líneas de metro. Es una plaza en medio del follón que cuenta con algunos rincones recomendables para un alto en el camino. También es lugar de encuentros. Una vez al mes, el último viernes por la tarde, se reúne en ella gentes del movimiento Critical Mass que reclama un trafico pacífico. La imagen de un montón de bicis levantadas por encima de las cabezas es un símbolo inolvidable. Ghandi tiene aquí su estatua, un símbolo por la Paz. Y cada sábado del año, la cita más ecológica y comestible posible, tiene lugar en el Green Market que se organiza en esta plaza: el más destacado de todos los que se celebran en la ciudad. Un montón de agricultores responsables entran con sus mercancías en la ciudad y ofrecen desde sus puestos un delirio de sabores y preparados. Abundan las frutas de temporada, las manzanas y sus zumos tienen presencia obligada; los quesos y panes se mezclan con flores alegres. Es un buen lugar para conseguir el Green Map, el mapa verde de la ciudad con información sobre la campaña de compostaje y las virtudes del vermicompostaje que las autoridades clausuraron. Si finalemente se quiere probar la miel elaborada en terrazas cercanas al Central Park, hay que buscar el puesto de David Graves, donde se puede disfrutar de uno de los sabores más dulces y saludables hechos en la ciudad pero de limitada producción. Pensé que también se celebraba el domingo, pero no, y con las ganas me he quedado de hacer las compras deseadas.  La cadena de supermercados orgánicos más grande de Estados Unidos, Whole Foods Market tiene previsto abrir durante este año la mayor de sus instalaciones en la zona sur de Union Square.  Una evidencia de la fuerza que gana el consumo saludable en la ciudad. Menos romántico y militante que los agricultores y artesanos que llegan cada sábado a la plaza del Green Market.

Caminando por la 7a avenida con la calle 24 me encuentro con el mayor super de la cadena Whole Food. ·En este caso son 10.000 m2 de comida sin venenos. Cabe comentar que aquí puede comprar cualquiera, pero suelen hacerlo los bolsillos acomodados. La militancia tiene espacios mas auténticos, las pequeñas tiendas locales y también las cooperativas de consumidores ecológicos, que las tengo en mi lista de visitas para los próximos días.

Hoy me encuentro con Mary Frank, una artista militante de causas justas, a la que he llegado por una pasión que nos une: las cocinas solares. Mary es una reconocida artista plástica de NY, y viendo algo de su obra en su estudio intuyo que estoy ante un persona que trabaja para cambiar el mundo. Hablamos del porque de su creación, de lo que pasa con la libertad y la política en su país, de lo emocionante que es para ella ver tanta gente queriendo que las cosas cambien, y del gozo por los olores de la cocción solar y sus diversas tecnologías. Mary, a partir del mes de abril y utilizando un CooKit, que es un cartón plegable aluminizado que se conforma en concentrador hacia una olla embolsada, suele preparar platos solares desde la ventana sur de su estudio. Me comenta que cuando realiza conferencias sobre el arte y su obra, acaba dedicando un buen rato a la crisis de la leña en el mundo y a como el uso de simples sistemas de cocción solar puede sorprender y ayudar en muchos lugares. Quedamos para intercambiar experiencias e informaciones sobre nuestra soleada pasión.

Sigue lloviznando, en un bar me esperan para celebrar una despedida amistosa, buena música y ni rastro de humo de tabaco.



actualizado: 
03/01/2004