You are here

DUMA




 

 


Duma ilustra la amistad entre un niño y un guepardo para afrontar sus respectivos destinos



Aventuras contadas con el cariño que caracteriza al cineasta Carroll Ballard


ficha técnica
DUMA

Director: Carroll Ballard
Actores: Alexander Michaeletos, Campbell Scott, Mary Makhatho, Eamonn Walker, Hope Davis
Música: John Debney, George Acogny
Director de fotografía: Werner Maritz
Duración: 100 minutos
Genero: Drama



DUMA
Algunas amistades son más salvajes que otras

La vida de un guepardo al lado de un niño mientras ambos crecen es el argumento de la película DUMA basada en el libro How It Was with Dooms (1997), escrito por la fotógrafa Carol Cawthra Hopcraft en la que narra su experiencia vital en Sudáfrica con su hijo. No estamos ante una historia con pretensiones aventureras sino más bien centrada en adentrarse en los lazos de amistad que se establecen entre Xan, un niño de 12 años que sufre la muerte de su padre y Duma (que en swahili significa guepardo), un guepardo que han hallado de cachorro y que se cría en la granja familiar. Sin embargo, la muerte repentina del padre de Xan y la madurez alcanzada por el guepardo servirá para que inicie un viaje para liberar al guepardo en su entorno natural. Por el camino encontrará a un indígena, Ripkuna, que ha escapado de la cárcel de la gran ciudad donde buscó fortuna sin éxito y que se dirige nuevamente hacia su pueblo natal donde dejó a su familia. El encuentro entre ambos determinará su propio destino. Así pues tenemos tres historias de personajes que en el fondo necesitan reencontrarse con su pasado y aprender a vivir con nuevos retos. La peregrinación a través de los más variados paisajes filmados en desierto del Kalahari, en la Reserva Nacional de Entabeni o en el delta del Okavango ilustra a modo de excusa fragmentos de la vida salvaje del continente africano. La narración de esta historia está llevada con buen pulso y sabe sorprender y a la vez enternecer. 

DUMA podría ser un documental sobre la vida del guepardo (especialmente por qué el que es el felino más rápido del mundo, es hoy un animal en peligro de extinción a causa de la fragmentación de los territorios naturales de esta especie por la actividad humana). De hecho las primeras escenas, en las que nos descubrirán porqué el cachorro de guepardo va a parar en manos humanas, podrían ser claramente de un documental sobre la naturaleza. La vida del guepardo ha sido largamente estudiada en estos últimos años pues el declive de su población no se comprendía. Hoy sabemos que la supervivencia de los cachorros depende de la habilidad de la madre para cazar a la carrera y no siempre es capaz de conseguir suficiente comida para sacar adelante su prole en territorios cada vez más humanizados. Además se enfrenta a depredadores como el león o las hienas. Sin embargo, como decíamos, DUMA se adentra en la amistad entre los personajes y en como se enfrentan a los nuevos retos vitales con que la vida les sorprende. El propio indígena Ripkuna advierte a Xan que ninguno de los tres será el mismo tras finalizar el viaje hacia sus respectivos destinos.

A lo largo de la película no faltan escenas ingeniosas como el recorrido a través de un saladar desierto que hacen los protagonistas montados sobre un sidecar que una vez terminado el combustible convierten en un velero terrestre. También es memorable cuando el guepardo hambriento se encuentra una presa recién abandonada por unos leones que devora con pasión y al acercarse Xan al mismo, por primera vez, le amenaza con morderle. Tal como había predicho Ripkuna, es un animal salvaje y sólo le falta tiempo para descubrir su instinto más fiero. Así las cosas, la amistad entre el niño y Duma está tocando a su fin, pero es gracias a esta amistad que ambos han viajado precisamente para que el guepardo encuentre su mundo. Encontrar precisamente sus mundos es la finalidad de este peregrinaje que les llevará a desprenderse de lo que empieza a ser pasado, por que al final, el aprendizaje sirve para reencontrarse con uno mismo y continuar la vida mientras esta nos da todavía aliento para llevarla.

Como no podía ser menos, Carroll Ballard nos ofrece una película encantadora por su mensaje, ilustrada con la fotografía magistral de Werner Maritz y con unos personajes sencillos pero sinceros. Los cuatro guepardos que intervienen hábilmente manejados por el veterano entrenador de animales Jules Sylvester (especialmente de reptiles) saben llegar al alma del espectador. El guepardo (Acinonyx jubatus), este felino de rayas oscuras sobre los ojos, del que dice la leyenda que son el rastro de las lágrimas de una madre guepardo apenada por perder a sus cachorros, es el animal terrestre más veloz del planeta. Es capaz de alcanzar los 100 km/h y de 0 a 60 km/h en unos pocos segundos. En 1900 había aproximadamente unos 100,000 guepardos en Africa y el Este de la índia. Hoy en día no se estiman en más de 10.000 ejemplares de los cuales un 10 % están en cautividad. Nambia tiene la mayor población salvaje con unos 2.500 ejemplares de este felino. Más información sobre la protección del guepardo en la Cheetha Conservation Fund.

Como sucede con muchas otras especies silvestres, sólo los humanos podemos devolverles lo que les arrebatamos: sus ecosistemas pristinos. En este sentido, ver esta película debería servir también por interesar a los niños con la conservación de este espectacular felino que fue en otros tiempos mascota de reyes y lamentablemente todavía hoy de magnates.


Curiosidades...
La carrera del californiano Carroll Ballard (1937 -), un cineasta cuyas películas normalmente tienen a la naturaleza como protagonista, cuenta en su haber títulos como Los lobos no lloran (Never Cry Wolf, 1983) o Volando Libre (Fly Away Home, 1996). En cada una de ellos siempre se ha debatido la contradicción de tratarse de films de una gran belleza pero que no encuentran el suficiente éxito de público ni del entusiasmo de los grandes de Hollywood que, sin embargo, le apoyan. DUMA , no es una excepción. En España se ha proyectado en unas pocas salas. En toda Catalunya, por ejemplo, sólo se ha ofrecido en una única sala de Barcelona. Probablemente, en DVD tenga algo más de repercusión si llega a editarse dado que es una película familiar y apta para todos los públicos.



actualizado: 
05/08/2005
parte de: