You are here

Wallace & Gromit. La maldición de las verduras




 

 
Wallace & Gromit, los protagonistas animados en acción.

Los dos intrépidos encargados de defender el concurso de las Verduras Gigantes.


ficha técnica
Wallace & Gromit. La maldición de las verduras

Título original: The Wallace & Gromit Movie: Curse of the Wererabbit
Dirección: Nick Park, Steve Box
Guión: Nick Park, Steve Box, Bob Baker, Mark Burton
Música: Julian Nott
Nacionalidad: Reino Unido
Año: 2005
Género: Animación, Stop Motion
Duración: 85 min.
Sitio oficial de Wallace & Gromit



Wallace & Gromit. La maldición de las verduras
El resultado de la alteración de la naturaleza

En esta historia entretenida de animación, a parte de disfrutar de la genialidad y el dominio de la técnica de la plastelina animada con retoques de ordenador, se puede sentir la pasión del pueblo donde viven los protagonistas por el cuidado de su huertos.

En un pueblo dominado por la vegetalmanía, los huertos e invernaderos son los espacios más protegidos con todo tipo de alarmas, cerrojos y vallas, además de contar con la eficiencia del equipo aniplagas Anti-pesto formado por Wallace, un estrafalario y compulsivo inventor, y Gromit, su fiel perro y ayudante. Ambos además comparten su afición por la degustación de quesos.

Su trabajo es proteger los preciados huertos de sus vecinos. Mediante un control humanitario intentan salvar las verduras, frutas y hortalizas, sagradamente cuidadas, de las amenazas como la de los conejos. Pero el método seguido pronto va a resultar un problema por la dificultad de confinar a un gran número de conejos capturados, a los que hay que alimentar y esto supera las posibilidades de los protagonistas.

Una ocurrencia ante la magnitud del problema lleva Wallace a intentar alterar el cerebro de los prolíficos y glotones animales con el aparato manipulaptómetro. Sin embargo, este experimento acaba teniendo consecuencias terribles para todo el pueblo, y amenaza la celebración del tradicional concurso de las Verduras Gigantes. En el concurso cada participante exhibe sus verduras más espectaculares, que han conseguido con dedicación y cuidados extremos durante el último año.

La organizadora del concurso, la rica y bella lady Tottington, es quien cuida de la celebración del concurso de forma pacífica, pero ante la gran amenaza de una bestia altamente devoradora le obligará a confiar en el arrogante e interesado Victor Quartermaine para acabar con el monstruo por medios más drásticos. Pero las intenciones del cazador contratado van más allá de resolver el problema y con tintes oscuros. Finalmente, Gromit, el perro más espavilado, será quien dé con la clave del problema.

La película, amable y técnicamente perfecta, cambia la percepción del valor de las cosas. En el pueblo no se protege el dinero ni las cosas materiales, sinó que el gran valor se encuentra en los pequeños huertos cuidados y los frutos obtenidos, resultado de esfuerzo y amor. En pequeños espacios al aire libre los aldeanos cultivan sus alimentos y se enorgullecen de los productos obtenidos. La pasión llega casi a la obsesión, pero nos hace imaginar una ciudad o un pueblo cercano a los ritmos naturales de la tierra y  preocupado por la salud de su entorno. En fin, una actitud que tampoco va nada mal.

A parte de esta visión social, la historia quiere explicar la intervención de los humanos en un ciclo natural. Por mucho que en algún caso la cadena alimentaria perjudique ciertos intereses, la manipulación de la naturaleza acostumbra a incorporar consecuencias mucho peores. Constantemente tenemos referencias de los problemas ambientales que comportan algunas soluciones que el hombre ha encontrado para resolver un problema concreto. El hecho de no tener en cuenta todos los elementos entrelazados que afectan a cada especie comporta desequilibrios de los ecosistemas que terminan siendo más graves que los iniciales. A veces es preciso conformarse con un poco menos y no provocar deasjustes peores.

Se trata pues de una historia de aventuras que aprovecha para sorprender con un pueblo que siente el trabajo de la tierra como lo más preciado y agradecido, y que vive como una tragedia la posibilidad de la pérdida de su mundo vegetal.


Curiosidades...
Wallace & Gromit son unos conocidos muñecos de los aficionados a la animación que han protagonizado algunos cortos. Este es su primer largometraje.

La técnica de animación con muñecos de plastelina es un trabajo muy lento y laborioso, pero los autores son unos grandes expertos, y ya fueron los encargados de la animación de Chicken run, evasión en la granja.

Mientras la película debutó como la más vista durante el fin de semana en EUA y Canadá con una recaudación de 16,1 millones de doláres, al día siguiente, el 10 de octubre 2005, un incendio destruyó  los almacenes de la Aardman Animations, creadora de los personajes Wallace y Gromit. El fuego arrasó, maquetas de los platós, modelos y atrrezzo, aunque no destruyó los platós y atrezzo de La Maldición de las Verduras. Sin embargo, Nick Park, creador de los personajes, declaró que "aunque hemos perdido una colección  de gran valor para  nosotros, no es nada comparable con las grandes tragedias que estos días azotan  a muchos  humanos".