Cientos de miles de gatos vagan libremente por la frenética ciudad de Estambul. Durante siglos han deambulado formando parte de las vidas de la gente, pasando a convertirse en una parte esencial de las comunidades que conforman la ciudad. En Estambul, los gatos funcionan como reflejo de las gentes, y sus vidas nos permiten reflexionar sobre nuestras vidas de una manera única.
Un libro para ayudarnos a reconocer, entender y relacionarnos con esas radiaciones cotidianas imperceptibles para...
En el año 1900 en la cima de un pequeño pueblo francés el cura portugués Padre Himalaya construyó un reflector solar de...
Nos legó una particular visión sobre el agua y murió ignorado por todos. Viktor Schauberger pertenece al grupo de...
La originalidad de Hermanos del viento se debe en gran parte a su mezcla de drama humano y de rodaje en plena...