En pleno verano es común que en muchos espacios de trabajo se pase frío. Es todo un dilema. Pero hay más aspectos ambientales que podemos medir en nuestra oficina. Os proponemos tres acciones que permiten visualizar tres errores típicos: climatización en exceso, vatios perdidos en aparatos eléctricos encendidos en reposo y el exceso de iluminación artificial.
Cientos de miles de gatos vagan libremente por la frenética ciudad de Estambul. Durante siglos han deambulado formando...
Un libro para ayudarnos a reconocer, entender y relacionarnos con esas radiaciones cotidianas imperceptibles para...
En el año 1900 en la cima de un pequeño pueblo francés el cura portugués Padre Himalaya construyó un reflector solar de...
Nos legó una particular visión sobre el agua y murió ignorado por todos. Viktor Schauberger pertenece al grupo de...