You are here

Lynn Margulis.Vida y legado de una científica rebelde

Toda persona a su paso por la Tierra nos deja un legado, por insignificante que sea. Sin embargo, algunas de ellas, por su especial curiosidad por la Vida e inspiración, hacen que sus pesquisas nos abran los ojos a nuevos horizontes.  Este es el caso de la bióloga Lynn Margulis y cuya trayectoria como científica nos descubre este libro a través de los testimonios de personas que convivieron con ella tanto a nivel profesional como de amistad. Su hijo, escritor y divulgador científico, ha coordinado una obra su madre emotiva a la vez que nos permite descubrir el legado de una científica excepcional. "Su ciencia la llevó, ya nosotros con ella, a un viaje irrepetible, no sólo a regiones antes no reveladas, dentro de la agresta geografía de la exporación intelectual, sino atrás en el tiempo. hasta los orígenes de la Tierra, cunado,como nunca se cansó, de recordarnos, tantas cosas habían paado".

Imagen del briozo endosimbióntico Pectinatella magnífica que sedujo a la curiosidad de Lynn Margulis para ilustrar su teoría de la simbiogénesi.

En este libro, Dorion Sagan advierte que "los lectores, la contemplarán en su singladura, su tozudez recalcitrante, sus apasionadas búsquedas, sus temerarias interaciones con la naturaleza, por ejemplo, las camisas entalladas, las redes de antiguos compañeros de estudios, y unas estructuras de poder patriarcales que intimidarían a cualquier mortal ordinario. En su caso era al revés: a menudo era quien intimidaba. Con demasiada frecuencia tenía razón, era demasaido elocuente y apasionada, demasiado versada en las minucias de la química, la ecología, la evolución, la biología celular, la microbiología y la geología, además de tener una familiaridad enciclopédica con los objetos (y sujetos) últimos de la historia natural, los propios organismos. En este libro los lectores tendrán una muestra de su indómita personalidad a lo largo de su estudio de los multicolores tapetes microbianos, los tapetes sulfuroso costeros y los lodos de tierra adentro, los troncos flotantes y los suelos boscosos de los que extraía bacterias fotonsintéticas, sus espiroquetas, sus simbiontes, sus termitas xilófagas, a veces introducidas clandestinaente en el país con su flora intestinal intacta encargada de digerir la celulosa de sus intestino".

Lynn Margulis creía que la célula er al unidad básica de la vida, y las comunidades eran la unidad de selección "no se puede entender nada en bioogía sin reconocer la naturaleza comunitaria de toda la vida, ya trate de comunidades bacterianas laxa, o las comunidades estrechamente ligadas que reconocemos como animales o plantas". En su vertiente de científica también había la cara de filósofa i libre pensadora que se rebelaba contra cualquier postura que la convención consideraba políticamente correcta y quizás por eso era claramente una mujer de izquierdas. Algo que hizo que en ciertos ámbitos culturales no se reconociera su labor científica. Y es que Lynn Margulis se puede considerar la mensajera de una nueva cosmovisión tan radical como lo fue en su día la transición de la visión del mundo geocéntrica a la heliocéntrica. Margulis nos muestra el camino con sus investigaciones (sobre los tapetes microbianos y las bacterias de vida libres que dieron lugar a las mitocondiras y las cianobacterias que se convirtieron en cloroplastos, entidades que ahora constituyen orgánlos indispensables de las células animales y plantas, etc.) a la visión simbióntica del mundo.

Páginas del libro Lynn Margulis. Vida y Legado de una científica rebelde con algunas imágenes cedidas por los herederos para su divulgación en esta obra de su trayectoría personal y profesional.

Este no es un libro sólo para expertos en biología. Es un libro que cualquier curioso por los misterios de la Vida debería leer pues la trayectoría vital de Lynn Margulis es tan apasionante y rebelde e inconformista como lo es la evolución natural de los seres vivos. Después de una dilatada aportación en el ámbito de la biología, sus últimos años estuvo apoyando a científicos como David Ray Griffin que ha argumentado (en varios libros escritos) con datos irrefutables, que el atentado del 11-S que hundió las tres torres del World Trade Center de Nueva York tenía por objetivo porprocionar un nuevo "Pearl Harbour" deseado por los neoconservadores radicales, algunos de los cuales se habían integrado en la administración Bush. Lo cierto es que los libros de Grifin muestran para Margulis "con apropiado detalle y una documentación meticulosa que la teoría oficial de la conspiración terrorista no puede ser correcta desde ningún punto de vista... Los estudios de la presencia de la nanotermita, un potente explosivo, hallado en el polvo del World Trade Center, sólo pudo ser colocado en el interior de los edificios ya que el queroseno de los dos aviones nunca pudo haber derrumbado las torres".

Lynn Margulis, será siempre la madre de Gaia la mujer que planteo la simbiogénesis - la reunió del estudio de distintos organismos que formaban nuevas entidades viables. Una idea que, como afirma en una de las aportaciones del libro firmada por el profesor Jorge Wagensberg: "es la idea más bella y poderosa de la biología después de la selección natural y a Lynn Margulis le corresponde el mérito de hacer que el mundo reconociera su veracidad".

Portada del libro publicado por Tusquets Editores  sobre la vida y obra de una de las grandes biólogas del siglo XX.

Síntesis del libro
En esta colección de ensayos, Dorion Sagan, reúne el testimonio de amigos y colegas que exponen aspectos poco conocidos de su vida así como el extraordinario legado científico que dejó tras su inesperada muerte. Los intereses científicos y la energía intelectual de la bióloga Lynn Margulis parecían no tener límite. Conocida ante todo por sus trabajos con las células eucarióticas, la hipótesis de Gaia y la simbiogénesis como fuerza rectora de la evolución, las investigaciones que Margulis llevó a cabo han transformado para siempre nuestra manera de entender la vida en la Tierra. Descubrimos en estas páginas bajo la batuta de editor de su hijo Dorion Sagan, la importancia de su temprana colaboración con James Lovelock (el creador de la hipótesis de Gaia), la polémica que mantuvo en Oxford con el neodarwinista Richard Dawkins o la fascinación con que leía la poesía de Emily Dickinson. 

Lynn Margulis (Chicago, 1938 - Amherst, Massachusetts, 2011) fue catedrática del departamento de Geociencias de la Universidad de Massachusetts. Miembro de la Academia de Ciencias de Estados Unidos desde 1983, dirigió el Comité de Biología Planetaria y Evolución Química de dicha Academia y fue codirectora del departamento de Biología Planetaria de la NASA. Margulis recibió en 1999 la prestigiosa Medalla Nacional de la Ciencia.

Margulis trabajó en demostrar el papel primordial de las bacterias en la evolución de la vida en lo que se conoce como simbiogénesis. Tusquets Editores ha publicado sus libros: ¿Qué es la vida?, ¿Qué es el sexo? y Microcosmos (coescritos con su hijo Dorion Sagan), además de una obra de narrativa con historias de amor y ciencia: Peces luminosos.

Artículos relacionados:

- Homenaje a Lynn Margulis

Artículo elaborado por la redacción de terra.org

actualizado: 
08/12/2014
parte de: