You are here

Un insecticida tras la microcefalia en Brasil

Un informe de la organización Red de Médicos de los pueblos fumigados, (un colectivo de médicos implicados en ayudar los pueblos fumigados por agroquímicos), desafía la teoría de que la epidemia del virus Zika (menos grave que el dengue) en Brasil es la causa del aumento de la microcefalia como defecto de nacimiento entre los recién nacidos detectados en Brasil. En el informe hecho público por esta organización, señalan que el aumento de este defecto de nacimiento, la microcefalia, por la que el bebé nace con una cabeza anormalmente pequeña y con frecuencia con daños cerebrales asociados, no se debe a la razón esgrimida por el Ministerio de Salud de Brasil de que está ligado al virus Zika. En un artículo muy detallado de Reduas, se señala claramente que hay una clara relación con el uso masivo de venenos químicos en la región.

Por su parte el Ministerio de Salud de Brasil, curiosamente, reconoce que, como señala la Red de médicos de los pueblos fumigados, en las zonas donde mayoritariamente se han dado los casos de nacimientos con microcefalia, han sido tratadas con el larvicida químico que produce malformaciones en los mosquitos, el piriproxifeno. Este larvicida se introdujo en el suministro de agua potable en el año 2014 con la excusa de prevenir el virus Zika. Este veneno se utiliza habitualmente  en zonas en las que se pretende erradicar los mosquitos que transmiten enfermedades.

El insecticida  piriproxifeno y la microcefalia

El piriproxifeno es un inhibidor del crecimiento de larvas de mosquitos, lo que altera el proceso de desarrollo de larva a pupa a adulto, generando malformaciones en el desarrollo de mosquitos y matando o desactivación sus larvas. Actúa como la hormona juvenil de los insectos  y tiene el efecto de inhibir el desarrollo de características de los insectos adultos (por ejemplo, las alas y los genitales externos madura) así como el desarrollo reproductivo. El piriproxifeno es un disruptor endocrino y es teratogénico (causa defectos de nacimiento), según los mencionados médicos.

"Las malformaciones detectadas en miles de niños de mujeres embarazadas que viven en zonas en las que el estado brasileño añadió piriproxifeno al agua potable no son una coincidencia, a pesar de que el Ministerio de Salud culpa al virus Zika como responsable de este daño." También señalan que hasta ahora el virus Zika tradicionalmente ha sido considerada una enfermedad relativamente benigna que nunca antes de haber empleado el piriproxifeno  se había asociado con defectos de nacimiento, incluso en zonas donde  este virus infecta el 75% de la población.

En definitiva, este larvicida es presuntamente el culpable más probable en los defectos de nacimiento. Este larvicida, el piriproxifeno, es una sustancia química relativamente de nueva introducción en el entorno de Brasil. Curiosamente, el aumento de la microcefalia es igualmente un fenómeno relativamente nuevo. Los hechos pues inducen indicar que este larvicida es el factor causal más plausible como responsable de la microcefalia.

Grados de afectación de la microcefalia.

Evidentemente, no hay pruebas sólidas para apoyar la idea que esgrimen los diferentes organismos públicos de que los mosquitos transgénicos pueden expandir el virus Zika, que a su vez son la causa de la microcefalia. La prueba más clara es que de los 404 casos confirmados de la microcefalia en Brasil, sólo 17 (4,2%) dieron positivo para el virus Zika. Varios colectivos expertos en salud pública están de acuerdo en que el piriproxifeno es el principal sospechoso, aunque en otros países donde se ha usado no haya producido este efecto hasta el momento. Sin embargo, se sabe que algunos venenos químicos no afectan por igual a todas las razas humanas.  Este larvicida es un producto de Sumitomo Chemical, una empresa japonesa que es un "socio estratégico" de Monsanto.

El informe de los médicos argentinos también se ocupa de la epidemia de dengue en Brasil que no tiene nada que ver con el brote de Zika

La organización de salud argentina también denuncia que el "La visión reduccionista de la epidemia -culpabilizando- al mosquito es una versión que oculta las verdaderas y más decisivas determinaciones que explican la situación, como la planteada depredación ambiental producto del extractivismo." Esta organización advierte que la estrategia de control químico de mosquitos portadores del Zika con este larvicida, está contaminando el medio ambiente y no disminuye el número de mosquitos. La misma organización denuncia que esta estrategia responde sólo a los intereses comerciales de las corporaciones del sector químico, las cuales están muy bien arraigadas en los ministerios de salud de toda América Latina, así como la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud.

La estrategia para eliminar el mosquito (Aedes aegypti) se basa en pesticidas (insecticidas y larvicidas) que se han aplicado desde el brote de dengue en 1986. Sin embargo, los resultados han sido muy decepcionante.

Otra empresa implicada en el asunto es la compañía británica fabricante de insecticidas, GM Oxitec, que ha participado en la manipulación informativa para sembrar dudas y distorsionar los hechos sobre el Zika. GM Oxitec vende mosquitos genéticamente modificados que son estériles y los comercializa como un producto para combatir la enfermedad - una estrategia que los médicos de Argentina señalan como "un fracaso total, a excepción de que supone beneficios millonarios para la empresa suministradora de los mosquitos estériles".

Reduas señala que estas epidemias están relacionadas con las políticas de monocultivos agrícolas basados en los agroquímicos: "Además el modelo agrícola basado en monocultivos y su paquete tecnológico
asociado afecta la dinámica poblacional del mosquito ya que, por ejemplo, los plaguicidas afectan la supervivencia de sapos y peces, ambos predadores del insecto. El contexto regional del Cono Sur con escenario de epidemia de Dengue en Paraguay y brotes epidémicos de Zika Virus en 18 países entre ellos Brasil y Paraguay, nos pone ante una región que desde hace más de 15 años tiene a las enfermedades vectoriales como Dengue, ahora Chikungunya y Zika Virus, incluyendo Chagas y Malaria, como problemas endémicos aún severos en la región, fundamentalmente por persistencia de pobreza y desigualdad, y por inoperancia de los gobiernos."

Articulo elaborado por la redacción de terra.org a partir de los informes de Reduas.

actualizado: 
13/06/2016
parte de: