You are here

Contaminación por baja radiación en Fukushima

Japón, 10 diciembre 2012. Las maniobras políticas y económicas del gobierno japonés para mantener la energía nuclear a cualquier precio, incluye entre otras tácticas la de personas desplazadas y la presión mediática para que no trasciendan las contaminaciones radioactivas. Algunos expertos en radiaciones nucleares están denunciando trata de un experimento social sobre los efectos de las bajas dosis radioactivas. Transcribimos un documento elaborado por la Coordinadora Tanquem les Nuclears realizado a partir de informaciones fidedignas aportadas por colaboradores japoneses que muestran la tragedia que sigue azotando a la zona de Fukushima y que es silenciada en los medios occidentales.


Un verdadero experimento social sobre los efectos de las radiaciones en dosis bajas
El 11 de septiembre 2012 se descubre que una joven de 16-18 años en la prefectura de Fukushima tiene cáncer de tiroides. El Comité de Investigación de Salud de la Prefectura de Fukushima, dirigido por el doctor Shun-ichi Yamashita (conocido irónicamente como el Sr.100 mSv, por su defensa de que las dosis de radiación no tienen importancia), es el encargado de hacer el análisis de los tiroides de una población de unos 360.000 jóvenes menores de 18 años. Hasta el momento ha realizado 80.000, y tan sólo han detectado un caso de cáncer de tiroides.

Dispersión de la radiación desde Fukushima hasta el 3 de marzo 2012.

Como el cáncer de tiroides es la única enfermedad que la OMS (Organización Mundial de la Salud) admite que ha sido causada por la radiación dispersa del accidente de Chernóbil. El representante del Comité, un catedrático de la Universidad de Medicina de Fukushima, opina que no se puede considerar que este único caso haya sido causado por la catástrofe, ya que opina que el primer caso de cáncer de tiroides en Chernóbil se detectó 4 años después del accidente.


Circulan muchas informaciones por las que la población desconfía de los datos de radiación dispersa de Fukushima Dai-ichi dadas por el gobierno, ya que se trata de CUATRO reactores afectados que aún no se han cubierto y continúan vertiendo radiación.


El 20 de noviembre 2012, el diario Asahi Shimbum publicaba un artículo del periodista Yuri Oiwa que informaba de que se había encontrado que un 40% de los 96.000 niños y niñas de la prefectura de Fukushima, habían desarrollado problemas en la glándula tiroides, como nódulos, bultos o quistes. No se podían dar informaciones más fiables por las limitaciones de las pruebas realizadas. Estas pruebas también se realizarán en la prefectura de Aomori, en el norte de Japón.


Curiosamente la prefectura de Nagasaki fue escogida como zona de control y referencia de las pruebas, según el gobierno por la lejanía de Fukushima, la ausencia de problemas de salud, y la presencia de expertos en problemas de la glándula tiroides. Hay, sin embargo, sospechas de que el gobierno ha escogido Nagasaki influenciado por el doctor Shun-ichi Yamashita, que es de allí y tiene influencia en la comunidad de médicos de la prefectura dada su condición de experto en problemas de tiroides. Los resultados de las pruebas estarán disponibles a finales del 2012. Las notificaciones a padres y tutores serán individuales.


Este tema tiene relación con la problemática de las evacuaciones. Se calcula que hay unas 160.000 personas que no pueden volver a casa y no saben que deben hacer. Además, habría evacuar los menores fuera de las zonas contaminadas. Ya que esta información sobre las dosis de radiación absorbidas en diferentes lugares de Japón (http://www.woweather.com/weather/news/fukushima?LANG=us&VAR=radiationlist) muestra que la contaminación es general, aunque de diferente nivel.

Control de nivel de radiación detectados en la población cercana a Fukushima.

Ya han aparecido grupos que intentan que el gobierno admita el derecho de evacuación. Como se puede ver en http://fukushima-evacuation-s.blogspot.jp/ o http://fukushima-evacuation-e.blogspot.jp/


El aspecto más preocupante es el del papel de los médicos a cargo de la investigación oficial, el caso más destacado es el del ya mencionado Dr.Yamashita, que ha dado instrucciones a los médicos bajo su autoridad de no hacer segundas pruebas en un 40 % de los niños y niñas con problemas de tiroides hasta un plazo de dos años, excusándose en que él está dirigiendo un seguimiento científico a largo plazo, esta instrucción ha sido denunciada internacionalmente como la realización de un gran experimento científico a costa de niños inocentes (ver también noticia).


Si esto se complementa con el debate sobre el cambio de umbral de dosis mínima de radiación se puede considerar que la sociedad japonesa está siendo víctima de un experimento radiológico a gran escala. Legalmente el umbral está establecido en menos de 1m Sv / año, al igual que la mayoría de los países de todo el mundo, pero desde el accidente ha ignorado totalmente, acogiéndose a una carta del ICRP (International Commission on Radiological Protection) enviada después del inicio de la catástrofe, que aceptaba que en caso de emergencia se podía llegar a un nivel de 20 mSv / año.


Por eso, desde el 1 de abril de 2012, el gobierno reorganizó las zonas de evacuación en tres niveles: la zona donde se prevé que la contaminación no bajará hasta 20 mSv / año en un mínimo de 5 años, la zona donde se espera que baje a 20mSv/any en un tiempo inferior, y la zona que está por debajo de los 20 mSv, donde se considera que la población puede volver si lo desea. La primera consecuencia ha sido cortar la ayuda económica a las personas de la tercera zona a partir del mes de agosto, regresaran o no.


Esto afecta al área de 30km de radio desde la central, hay pero lugares donde se detecta una contaminación muy alta, por ejemplo, la ciudad de Koriyama, en la prefectura de Fukushima, a unos 60 km al oeste de la central, con una población de 330.000 habitantes y 760 km2 de superficie. En esta ciudad ha puesto en marcha una batalla legal para la reclamación de ayuda institucional para evacuar a 14 niños y niñas residentes, ya que todos los niños y niñas tienen derecho a estudiar en el ambiente de menos de 1mSv/any. Una campaña que ha recibido un apoyo internacional elevado de personas como Noam Chomsky y profesores y doctores de todo el mundo.


El problema de la ayuda institucional para ejercer el derecho a ser evacuado ha llegado hasta el punto en que ha sido necesaria la creación de un tribunal internacional; su constitución, en octubre, ha recibido el apoyo de la OMS y las Naciones Unidas.

Ver el vídeo 1 y vídeo 2

Sorprendentemente, debido al umbral de los 20 mSv / año, la política de evacuación de Japón ha resultado ser peor que la se desarrolló en Chernóbil, ya que el nivel impuesto es cuatro veces más elevado que los 5 mSv que se aceptaron en la antigua URSS.


Aspectos políticos
El gobierno disolvió la cámara de representantes el 16 de noviembre, el 16 de diciembre habrá elecciones generales. El partido de la oposición, LDP (Liberal Democratic Party), no critica suficientemente el gobierno actual por los numerosos escándalos posteriores al accidente: como no entregar la información de SPEED (servicio de vigilancia radiactiva), y no dar orden para que tomen las pastillas de yodo ... entre muchos casos más. No es extraño, ya que fueron ellos los que promovieron la energía nuclear. El actual gobierno, el DPJ (Democratic Party of Japan), ha anunciado la estrategia de abandonar todas las centrales en los próximos 30 años, presentada bajo el lema "post-dependencia de la nuclear", que no concreta nada, y elude palabras directas como "anti-nuclear", o "no nuclear" ...

zoom

Primeras imágenes del accidente de Fukushima.

Ambos partidos evitan abordar el tema nuclear ante las elecciones. En cambio, el LDP quiere centrarse en la economía, dado que Japón sufre por la crisis durante estos 20 años después de que estalló la burbuja a principios de los 90. El LDP no pudo mejorar la economía, y por eso el DPJ ganó las últimas eleccins.


Mientras que los dos partidos mayoritarios intentan ignorar el tema nuclear, están surgiendo algunos partidos que se manifiestan contra las nucleares. Las últimas encuestas apuntan a que el DPJ perderá las elecciones; el día 28 de noviembre se formó un nuevo partido el JFP (Japón Future Party), que se ha comprometido a cerrar todas las nucleares en un plazo de 10 años. La cuestión ahora es cuántos escaños ganará cada partido.


La sociedad japonesa continúa manifestándose contra las nucleares. Lo que se puede ver en internet, pero que reiteradamente se silencia en los medios de comunicación. Desde el 25 de Julio Japón funciona únicamente con 2 de sus 50 reactores nucleares.


La industria nuclear sigue como si nada
El 1 de octubre 2012 los promotores decidieron reiniciar la construcción de la central nuclear O-ma, el primero de los tres reactores que estaban en construcción el día de inicio de la catástrofe y que fueron detenidos. El reactor de O-ma está diseñado para funcionar exclusivamente con combustible MOX. El constructor, J-power, dice que la construcción se terminará en el año 2016.

El 23 de octubre 2012, la Confederación Empresarial expresó, tanto al gobierno como a la nueva Comisión Reguladora Nuclear, su deseo de reabrir los dos reactores de la Central de Tomari, en la isla norte de Hokkaido.

Contenido elaborado por miembros de la Coordinadora Tanquem Les Nuclears.

actualizado: 
10/12/2012
parte de: