You are here

Robots




 

 



 
 


Rodney con Manivela a su llegada a Ciudad Robot
La ciudad Robot


ficha técnica
Robots

Título original: Robots
Dirección: Chris Wedge y Carlos Saldaña
Guión: Lowell Ganz y Babaloo Mandel 
Nacionalidad: USA
Música: John Powell
Año: 2005
Género:
Animación por ordenador, comedia
Duración: 84 min.
Disponible en DVD: 20 th Century Fox



Robots
Cuestionando la sociedad de usar y tirar

Después del éxito de Ice Age, Chris Wedge se puso a trabajar en el proyecto que tenía pendiente antes de empezar las aventuras en el hielo: una historia con muñecos mecánicos. Aunque Robots no deja de ser una historia de argumento muy recorrido - joven de pueblo que desea ir a la ciudad para llegar a triunfar ayudando a los demás. Sin embargo, se encuentra con una realidad diferente a la que soñaba, por lo que acaba revolucionando el sistema establecido. Robots es una película que consigue enganchar a un público más bien adulto por los mensajes y segundas intenciones que se esconden en el argumento principal.

En Robots los protagonistas son Rodney Hojalata (con voz de Ewan McGregor),  el chico de pueblo de una familia humilde, cree que sus aptitudes como inventor pueden mejorar el mundo que le envuelve. Su deseo es presentarse ante el Gran Soldador, un inventor que vive en Ciudad Robot, y poder así colaborar con él para conseguir ayudar a que la "gente" brille sin importarle de qué está hecha.
Luego están Cappy (con voz de Halle Berry), una guapa, dinámica y despabilada robot con la que Rodney se encariña enseguida; el corrupto tirano empresarial Ratchet (con voz de Greg Kinnear) que se las tiene tiesas con Rodney; El Gran Soldador (con voz de Mel Brooks), un maestro inventor que anda sin rumbo; y un grupo de robots inadaptados conocidos como los Oxidados, liderados por Manivela (con voz de Robin Williams) y Piper Pinwheeler (con voz de Amya Bynes).

En esta aventura en Ciudad Robot con el sueño de llegar a ser un gran inventor y a buscar al mítico genio El Gran Soldador, Rodney encuentra  el amor, encarnado en el personaje de la robot Cappy. Pese a su aspecto reluciente y moderno, Cappy procede, como Rodney, de una familia trabajadora. A él le impacta de inmediato la belleza de la robot, y Cappy también se muere por "las tuercas" de Rodney. En su búsqueda de El Gran Soldador, Rodney tiene que sortear los obstáculos que le interpone el infame y tiránico empresario Ratchet, presidente de El Gran Soldador Industries. Ratchet considera que los robots como Rodney están "desfasados" y deben convertirse en chatarra. Su patológica obsesión por la limpieza alimenta su diabólico plan para librar a la ciudad de robots herrumbrosos. Rodney y los amigos que conoce en la ciudad intentarán reaccionar ante la amenaza de su propia destrucción. En este sentido la película es la lucha entre lo nuevo y reluciente que deja ingentes cantidades de residuos y lo usado pero todavía útil y fácil de reparar que convierte nuestra existencia en un mundo más sostenible.

Se puede alegar que como película de animación digital su contenido en mensajes sea más bien ligero. Pero es evidente que Robots destaca por ser una crítica al consumismo del mundo actual, en el que en lugar de reciclar los aparatos antiguos, los cambiamos por otros nuevos. También es una crítica feroz a la obsesión por la estética, que hace que la gente se haga esclava de las “novedades tecnológicas”  (algo inaceptable, por ejemplo, en el caso de los teléfonos móviles). También hay de fondo un alegato en favor de las empresas familiares, que están desapareciendo al ser absorbidas por las grandes corporaciones. De paso, el funcionamiento de la multinacional que trata de rehacer Robociudad a su gusto, puede ser interpretado como una sutil crítica a las majors, que sobreponen su afán de ganar dinero a la creatividad en el moderno Hollywood.

Es cierto que la película no supone una gran revolución argumental; la lucha por conseguir los propios sueños y el proceso de maduración personal no son una novedad. Pero sí que aporta muchos ingredientes que la hacen dinámica e inteligente. En este sentido destacariamos: la detalladísima recreación de un contexto mecanizado pero en absoluto gris y frío, la lucha ante la tendencia a la uniformidad y a eliminar lo que ya no es actual, guiños a otras películas, la relación de confianza entre Rodney y su padre, la polaridad entre los nuevos robots y los inadaptados que no se han podido renovar, la unión de los débiles para afrontar su situación, la voluntad para responder a las necesidades que van surgiendo...

Seguramente, aunque de un modo demasiado tradicional, en la película se pueden ver momentos en los que se muestra el deseo de superación personal, de persecución de retos, de dudas, de miedo al fracaso, de dificultades, de apoyo y confianza, de esfuerzo y perseverancia, todos ellos necesarios para un crecimiento personal responsable.

Robots es una magistral lección de la capacidad de ingenio, creatividad y de cultura de la reparación y reciclaje. Una ideología que contrasta con el bombardeo constante que sufre nuestra civilización humana basada en el hábito de usar y tirar y de seguir las tendencias de la moda, en definitiva, de derrochar los recursos naturales. La apariencia exterior no nos define como personas, y en este caso unos robots animados convierten sus piezas y tuercas en partes de la esencia humana.


Curiosidades...
Des del punto de vista técnico, Robots es un reto del arte de la animación fílmica por ordenador pues se realizó con la resolución más detallada y avanzada del momento.

Sin duda es una película de animación colosal tanto por la diversidad de personajes como por la escenografía donde ocurre. Nada que ver con otras películas como La edad del hielo, puesto que en Robots sólo la creación de la Ciudad Robot resulta portentosa.  Destaca el aspecto visual del film, que parece una versión metálica y futurista de los años 50. Todos los objetos desde  las tostadoras hasta los hornos, parecen sacados de esta década con lo que además es un claro homenaje al diseño industrial de estos años caracterizado por formas más orgánicas que las actuales.  Los inigualables escenografías de la película son, en gran medida, producto de la tecnología desarrollada y propiedad de Blue Sky, cuya piedra angular es su programa tridimensional de interpretación de trayectorias lumínicas conocido como CGI Studio™. La revolucionaria tecnología patentada de Blue Sky fue clave para que los animadores dieran vida a todos estos personajes y su mundo. El módulo del programa dedicado a la generación de sombras y luces basado en rayos de luz individuales  proporciona una iluminación realista sin precedentes. Pero en este interfaz aportado por Blue Sky también una herramienta que permitía intercambiar distintas partes del cuerpo de los robots y generarlos aleatoriamente en fondos distantes, dando profundidad y escala a cada una de las escenas. En este sentido, cuando vemos a Robots no estamos viendo sólo una historieta con tintes ecológicos para la diversión familiar sino también un producto audiovisual que es un alarde tecnológico en toda regla.

En aquel momento (2004) era el programa, el más rápido y avanzado en su género, lo cual permitió a los realizadores manipular los entornos animados como si estuvieran trabajando con luz verdadera en un plató real, trabajando con materiales que se comportan del mismo modo en el que lo hacen en el mundo "real". Esta es la razón por lo que las escenas de Robots contienen una iluminación y una riqueza que transporta al espectador a situarse frente a estos metales del mundo real tras la apariencia de los personajes realmente pintados y abollados de cada robot y su entorno. En la ciudad se crean escenarios multinivel, con gran detalle y con muchos personajes que tienen particularidades como piezas pequeñas y trozos con pintura rascada que dan un marcado realismo a la animación.

En el proceso de postproducción se ha hecho la remasterización digital de la película con la calidad de imagen y sonido The IMAX Experience para poderse exhibir en salas con esta avanzada tecnología.