You are here

Arte y renovables

Las propuestas artísticas no siempre se materializan, pero siempre son capaces de estimular nuestra imaginación. En este artículo presentamos dos diseños artísticos que requieren de la precisión de un ordenador. Una de ellas se mueve con el viento y su creador ha construido varias esculturas. La otra transportaría electricidad renovable en forma humana, pero todavía sigue siendo un boceto en la pantalla de un ordenador, aunque parece que sean reales. Quizás algún día lo sean.

El artista cinético del viento
Anthony Howe es un escultor estadounidense que durante más quince años, se ha desarrollado un arte en particular, los esculturas cinéticas. Se trata de móviles que utilizan la fuerza y la energía del viento para crear un movimiento artístico y lleno de ingenio. Cada diseño ha sido calculado con ordenador para coordinar  el complejo movimiento resultado de aplicar armoniosas matemáticas.  Estas esculturas forman imágenes únicas y hermosas, absolutamente hipóticas. Observar su movimiento nos conduce hacia otra realidad. Es una forma de arte con el viento, un ingenio digno de estar entre los ingenios eólicos de El Súper, sólo que en este caso podríamos decir que la obra de Howe son ecuaciones matemáticas sólo visibles cuando el viento sopla.

La escultura cinética existe en la intersección entre la inspiración artística y la complejidad mecánica-matemática. La fabricación de una de sus piezas se basa en la expresión creativa pero también en el manejo en la fabricación de metales, y un proceso de diseño lento en partes iguales. Su objetivo es alterar la percepción en la experiencia del tiempo y el espacio de quiénes la presencian. Cada obra se diseña no sólo para soportar vientos de hasta 120 kmh sino para moverse en la más ligera de las brisas.

Howe crea arte que vive y se mueve con la naturaleza, y sus recortes de metal dan la impresión de bailar como si de danzarines de un mundo imposible asaltaran nuestra mente. Para realizar sus piezas se sirve primero de modelos 3D que él diseña en su escritorio.  Luego las piezas se cortan con láser y son ensambladas a continuación de forma artesana utilizando los procesos tradicionales de trabajo de metal.

Los humanos eléctricos
Parecen sacadas de un escenario de “El señor de los anillos”, sólo que se trata del diseño de torres eléctricas de alta tensión convertidas en estatuas humanas que decoran el paisaje. En un primer diseño, se adaptaron para transportar electricidad renovable, pues en Islandia, donde fueron ubicadas las simulaciones, su energía es de origen geotérmico. Esta belleza fue desarrollada en 2008 por la firma de arquitectos de Boston, Choi+Shine Architects.

Los impresionantes escenarios islandesas sirvieron de telón de fondo para dar vida virtual a las imponentes estructuras metálicas cuyos diseños fueron presentados a la compañía energética islandesa como parte de una visión ambiciosa de transformar el campo de esta imponente isla volcáncia. La empresa Choi+Shine presentó la gestor de la red eléctrica islandesa el concepto de "Tierra de gigantes" (Land of Giants), a partir de torres eléctricas basadas en el diseño actual, pero convertidas en la silueta de una persona. La presentación original incluía una torre masculinay otra para una torre femenina.

El plan era que estas torres de unos 40 metros de altura y construidas de acero tuvieran diversos moldeados para dar también una nueva visión sobre el paisaje y convertir a las icónicas torre-figuras en monumentos al aire libre, y reemplazar a las feas torres que actualmente transportan la electricidad en esta singular isla.

La empresa responsable de la gestión de la red eléctrica de Islandia decidió no aceptar la propuesta cuando se les lanzó en 2008, pero la originalidad de las estatuas fue recompensado con un premio de arquitectura para la firma Choi+Shine. Según la firma de arquitectos norteamericanos "Haciendo sólo pequeñas alteraciones al bien establecido diseño de las torres convencionales de transporte eléctrico se pueden crear poderosas, solemnes y variadas esculturas de silueta humanoide". 

A partir de entonces diversos medios de comunicación se hicieron eco de las imágenes virtuales bajo diferentes titulares, pero no dejaron claro si se trataba de una realidad. Pero como sucede a menudo una cosa es el diseño virtual y otra la construcción sobre el terreno. De hecho ha habido varios intentos fallidos para realizar prototipos a escala real, sin embargo, Choi+Shine cree que estos gigantes podrían llegar a ser una realidad algún día en Islandia.

En la propuesta virtual se podía observar que las figuras de las torres se configuraban para responder a su ambiente con los gestos apropiados. como por ejemplo imitar a una persona que sube. A lo largo de largos tramos, la figura del pilón se estira para ganar altura, o se agacha para aumentar la fuerza o las tensiones sujetada entonces con cables de acero. Las figuras del pilón también se pueden diseñar para crear un sentido del lugar a través de una expresión particular deliberada. Alteraciones sutiles en las manos y en la cabeza combinadas con el reposicionamiento de las partes principales del cuerpo en los ejes x, y y z, permiten una rica variedad de expresiones. También pueden colocarse en parejas, caminando en la misma dirección o en direcciones opuestas, etc.

Todas las imágenes de los "gigantes eléctricos" pertenecen al web de Choi+Shine.

Al final, como sucede a menudo con las ideas innovadoras, estas torre humanas eléctricas no han encontrado todavía ninguna compañía eléctrica que apueste por experimentar esta nueva forma de transportar la electricidad de visión artística, pero se agradece y se aplaude el ingenio de Choi+Shine que han sabido superar algo tan prosaico como son las torres eléctricas, a cual más fea y repartidas por todos los paisajes del planeta (espacios naturales protegidos incluidos).

Artículo elaborado por la redacción de terra.org. Imágenes de los proyectos comentados.

actualizado: 
25/11/2017
parte de: