You are here

Conferencia de los Bioneros: todo está vivo, todo está conectado, todo está relacionado (2/4)





Conferencia de los Bioneros: todo está vivo, todo está conectado, todo está relacionado (2/4)
Octubre de 2008 - Artículo cedido por Poc a poc 

Como dijo una vez Richard Deertrack, líder de los Taos Pueblo de Nuevo México, en la Conferencia de los Bioneros, “desde el punto de vista de una planta, todos los humanos somos más o menos iguales”. Desde la perspectiva del planeta, somos una sola especie. Si no hay nada que haya conseguido unir a la humanidad lo suficiente para ver más allá de nuestras diferencias culturales contrapuestas, la amenaza de un colapso ecológico global tal vez nos hará finalmente recapacitar.


Leonardo DiCaprio delante del cartel promocional de la película "11th hour" (Fuente: The 11th hour official site).




Carteles promocionales de la película "11th hour" (Fuente: The 11th hour official site).


Puntos de EEUU donde se realizan conferencias de Beaming Bioneers








Webs locales de las conferencias de Beaming Bioneers.



Kenny Ausubel. Desde el principio, quisimos imaginar la Conferencia de Bioneros haciendo llegar soluciones a un público cada vez más amplio. Nos planteamos una serie radiofónica, una serie de libros, documentos televisivos y contactos con los medios de comunicación. Todo eso ha llegado a realizarse. (En 1990 acababa de nacer Internet y todavía ignorábamos el papel central que llegaría a jugar en nuestros futuros).

En los EEUU, la gente recibe el 90% de su “educación medioambiental” no en las escuelas, sino a través de los medios. Dado el peso de las grandes corporaciones en los medios y las distorsiones resultantes -tanto en la ausencia de información como en la desinformación descarada-, nosotros generamos y a veces distribuimos nuestros propios contenidos, además de trabajar a través de medios independientes y de periodistas autónomos. Nuestra serie radiofónica anual, Los Bioneros: La revolución desde el corazón de la naturaleza, se emite en el año 2007 en más de 200 emisoras públicas norteamericanas. Las presentaciones de las conferencias plenarias salen en los canales digitales Free Speech TV y Link TV. Nuestras antologías impresas llegan tanto al público general como a los educadores. Nuestra web rebosa de contenido y enlaces interactivos que permiten a las personas interconectarse según temas, zonas geográficas o redes. También producimos un boletín gratuito por email.

“Cuando cambian las historias, cambia el mundo”
Los Bioneros han llegado a ser una fuente importante de información puntera para los medios. Desarrollamos un papel asesor importante en la película La hora de la verdad de Leonardo di Caprio (The 11th hour), en la que destacan numerosos Bioneros. Empezando en 2006, la sección “Oneº” en la web del Weather Channel ha destacado segmentos de la Conferencia de los Bioneros en texto, audio y video. El autor Michael Pollan centró su bestseller, “El dilema del omnívoro” y un artículo de portada del New York Times Magazine, en el Bionero Joel Salatin. Nuestra prioridad siempre ha sido la de promocionar el trabajo de los Bioneros en sí, no a la organización.

Como observa el autor y comentarista radiofónico Thom Hartmann, “cuando cambian las historias, cambia el mundo”. En nuestra experiencia, siempre ha quedado claro que cuando la gente se entera de la existencia de soluciones y alternativas viables, esto crea una presión dramática para el cambio fundamental. El cambio cultural suele precipitar las transiciones políticas y económicas. Los Bioneros están transformando la cultura al cambiar las historias del temor a la esperanza, de la extinción a la restauración.

La fuerza de conectarse
Nos llevó años valorar la importancia de lo que se escondía a plena vista desde la primera conferencia. Yo daba por supuesto que los ponientes se conocerían, porque era obvio que sus líneas de investigación estaban relacionadas. La verdad es que la mayoría no se habían encontrado nunca y, lo más sorprendente, no conocían el trabajo de los demás. ¿Como podía ser que los trabajos estuvieran tan conectados y sus autores no?

Con esa primera conferencia, la gente empezó a conectarse. La sinergia inherente enseguida incrementó la fuerza y las posibilidades del trabajo. Al juntarnos para resolver según pauta, empezamos a unir los puntos… medioambiente, salud, justicia social, espiritualidad. Estuvimos presentes doscientas personas y nos invadió la euforia al descubrir que no estábamos solos.

Pasaron varios años hasta que comprendimos que el aspecto de convocatoria de la conferencia era tan importante como la parte educativa. Nunca nos imaginamos hasta dónde llevaría a los Bioneros. La conferencia anual se convirtió en un animado festival de relaciones y contactos productivos. En seguida empezó a crecer de tamaño, obligándonos a trasladarla desde nuestra base en Santa Fe (Nuevo México) hasta la Bahía de San Francisco en California, un caldo de cultivo de innovación social y medioambiental. Cuando la Conferencia llegó a atraer cada año a más de tres mil personas, decidimos poner un limite para mantener su utilidad como marco de intercambio. Esa decisión dio pie a una nueva especie de interconectividad. Ahí está la belleza de los sistemas vivos: la evolución produce nuevas “propiedades emergentes” que nunca podríamos haber anticipado ni previsto. El conjunto siempre resulta mayor que la suma de sus partes.

Transmitiendo el mensaje
La primera de estas innovaciones fue el programa por satélite Beaming Bioneers (Bioneros Transmisores). Empezando en el 2002, transmitimos vía satélite tres sesiones matinales de la conferencia a otros cinco puntos de reunión repartidos a lo ancho de Norteamérica. En estos lugares, los organizadores programaron sus propias agendas complementarias con conferenciantes, temas y eventos locales, a menudo en colaboración con universidades y centros educativos de la zona. Nuestro objetivo nunca fue el de crear una megaconferencia, sino símplemente hacer correr la voz. Optar por un enfoque más local ha resultado ser la mejor manera de centrar el trabajo en sus tres vertientes: lugar, comunidad y acción.

Si el destino final es el de cultivar un movimiento para la sostenibilidad a largo plazo, construirlo desde abajo le da un fundamento más sólido. Comunidades locales ahora están adaptando el concepto de los Bioneros para sus propias geografías y necesidades, conectando los trabajos de multitud de héroes locales. Los resultados incluyen iniciativas tangibles que cuentan con la participación de gobiernos y empresas locales. Ya empiezan a involucrarse alcaldes, funcionarios y comités de planificación, y en dos ciudades las transmisiones de nuestras conferencias ha llevado a la formación de comisiones municipales de sostenibilidad. En el año 2007, el número de comunidades ligadas a los Bioneros Transmisores ha llegado a 21, un total estimado de 10.000 personas sin contar los 3.400 que se esperan en la conferencia de California.

En 2007 hemos lanzado el programa Soñando Nuevo México. Estamos colaborando con grupos locales para crear una visión de futuro positivo para Nuevo México, utilizando las redes, aptitudes y conocimientos de los Bioneros para colaborar creando un buen futuro para nuestra zona.

Que corra la voz
Hemos recibido peticiones para el programa de casi 300 comunidades de todo el mundo. Provienen de Mexico, Brasil, Japón, China, Australia y varios países europeos. En el año 2006 presentamos en directo un “enlace espacial” vía satélite con Dharamsala, India, en el que dialogamos con trece “Abuelas” indígenas que visitaban al Dalai Lama y que nos hablaron en nombre de la Tierra. En los años venideros pensamos conectar con colaboradores internacionales para fomentar la polinización cruzada de nuestras respectivas mejores prácticas y conocimientos. Este modelo de red ampliado a nivel “globalocal” une los puntos entre las comunidades locales, nacionales y globales.

Hace unos años nos dimos cuenta de que había gente que espontáneamente usaba videos de sesiones plenarias de nuestras conferencias para organizar sus propios encuentros Bioneros “off-line” en cualquier momento. Entonces iniciamos la Bioneers Community Network (Red Comunitaria Bionera) o BCN. Para que la gente pueda montar desde una reunión en el salón, hasta una conferencia local completa, ofrecemos materiales para distribuir a los medios y recursos de apoyo comunitario.

Esperamos que la Red Comunitaria Bionera acabe llegando a cientos de miles de comunidades alrededor del mundo. La mayoría parece intuir que el mundo se enfrenta a un grave peligro tanto social como ecológico. En todas partes la gente se está movilizando, creando olas de conciencia y solidaridad para contribuir de manera constructiva. A estos movimientos ciudadanos ya se les está llamando “la nueva superpotencia”. Cada vez más los gobiernos locales y nuevos líderes están poniéndose a la altura del reto democrático. Empresas comprometidas con sus comunidades locales están colaborando para crear “economías locales vivas”. Este “Nuevo Localismo” se está esparciendo globalmente entre la sociedad civil, la empresa y el gobierno. Como dijo el cantautor Pete Seeger, “el mundo lo salvarán los que salven sus propios hogares”.

El meollo biológico y corporativista
Interconectarse es tan importante como diseminar soluciones que apoyen la vida. Fritjof Capra, físico y escritor, ya lo dijo: “Las redes son la pauta básica de la organización de todo sistema viviente. Desde su comienzo hace tres mil millones de años, la vida no se apoderó de este planeta combatiendo, sino haciendo redes. Cuanto más conectemos esta inteligencia descentralizada y hagamos circular modelos innovadores de lo que funciona, más posibilidades tendremos de sacar al mundo de las llamas”.

Estoy convencido de que el mundo llegó a un punto decisivo en el año 2006. David Orr lo llama “una iluminación ecologica global”. En todo el mundo la gente se está retirando del borde del abismo para exigir soluciones de verdad. Este movimiento de movimientos global sin precedentes lo describe Paul Hawken como “la respuesta inmunitaria de la humanidad.” Según él, ya se le puede considerar el mayor movimiento en la historia del mundo y está creciendo a marchas forzadas.

Sin embargo, realmente es la hora de la verdad. Un imperio de multinacionales desbocado hacia la concentración de la riqueza está amenazando el futuro de nuestra biosfera. Todos sabemos que los imperios no son más que castillos de arena que acaban desmoronándose, pero para cuando el árbitro mande a ese imperio al banquillo, el partido podría haberse acabado ya. La globalización corporativa está matando a su anfitrión: la Madre Tierra.

Gary Larson dibujó una viñeta que resume el Imperio Exprés. Un grupo de perros se encuentran en un bote salvavidas viendo cómo se hunde su barco. El jefe dice a los demás perros:

- Vale, todos los que estén a favor de comer todos los víveres de golpe, que levanten la pata.

Esta escena, en resumidas cuentas, es la globalización corporativa económica.
< página anterior página siguiente >



actualizado: 
02/10/2008
parte de: