You are here

Ecoacciones en el lugar de trabajo

En pleno verano es común que en muchos espacios de trabajo se pase frío. Es todo un dilema. Pero hay más aspectos ambientales que podemos medir en nuestra oficina. Os proponemos tres acciones que permiten visualizar tres errores típicos que se cometen en la mayoría de los lugares de trabajo, especialmente en oficinas y despachos: climatización en exceso, vatios perdidos en aparatos eléctricos encendidos en reposo y el exceso de iluminación artificial.

Ecoacción 1. Evitar la vestimenta esquimal en pleno verano

Tener aire acondicionado en verano y calefacción en invierno aumenta nuestro confort. Pero, ¿has pensado que un mal uso del sistema de climatización puede afectar a tu salud? Son habituales los resfriados de verano debidos a los contrastes de temperatura entre la oficina y la calle. Pero es que además, adaptar nuestra ropa al termostato de la oficina, -y no al revés-, permite reducir el gasto en climatización.

Si adecuáramos nuestra ropa al tiempo meteorológico, evitaríamos tener que consumir tanta electricidad en climatizar el entorno de trabajo, además de evitar más de un resfriado veraniego.

En los recintos públicos de España, en verano se recomienda una temperatura en el interior de la oficina de unos 26ºC y en invierno de 21ºC.

El consumo eléctrico producido por la climatización supone el principal consumo de energía en los hogares, y la fuente más importante de emisiones de CO2 en la atmósfera. En las oficinas esta proporción aumenta especialmente en los momentos de mayor calor y frío del año.

La ecoacción que te proponemos tiene dos partes:
(1) medir la temperatura interior y exterior de la oficina para regular mejor la climatización,
(2) y adecuar el vestuario de trabajo al tiempo meteorológico.

Para ello te proponemos dotarte de una estación meteorológica; nosotros utilizamos uno de Oregon Scientific (fuera de catálogo actualmente, pero hay de parecidos aunque sin carga solar) equipados con sensores para interior y exterior que permite detectar la temperatura a la que se encuentra la oficina y también la del ambiente exterior y de este modo poder regular la temperatura de climatización.

En su momento se edito un pequeño video informativo sobre el tema.

Una estación meteorológica
Este aparato es muy útil especialmente si está situado en un lugar bien visible de la oficina para que todos tus compañeros puedan consultarla. Con esta herramienta habrá menos discusiones sobre si el aire acondicionado está demasiado fuerte o flojo: sólo será cuestión de mirarla para ver si la temperatura ambiente en la oficina es la adecuada.

Una estación meteorológica con predicción también proporciona la información que necesitas para planear el vestuario del día siguiente. La predicción meteorológica a 24 horas vista con la temperatura interior y exterior del día nos permite escoger mejor nuestro vestuario. Para poder conocer la temperatura exterior hay que colocar el sensor remoto en el exterior pero en un espacio resguardado de la lluvia, que no esté expuesto a la luz solar directa, ni a humedad excesiva, para que nada influya en la lectura. Con la información que proporciona esta estación podrás animar a tus compañeros de oficina a ajustar su vestuario de trabajo para no tener que subir demasiado el aire acondicionado en verano, ni la calefacción en invierno.

Incluye un sensor térmico que proporciona la lectura de la temperatura exterior, y que debe situarse en un espacio exterior de la oficina. Proporciona también el tiempo atómico y no necesita ajuste de horario de verano. Se sincroniza automáticamente, pero fíjate en las instrucciones para recibir adecuadamente la señal de radio. Dispone también de alarma con botón de snooze y calendario en la pantalla. La mayoría de las estaciones meteorológica funcionan con pilas que pueden ser recargables y algunos incluyen conexión a un reloj atómico de precisión.

Algunos ejemplos listos para imprimir para utilizar como mensajes y sensibilizar a los compañeros de la oficina.

Ecoacción 2: Eliminar las sanguijuelas de los enchufes

Con esta ecoación te proponemos eliminar los consumos ocultos de electricidad que vampirizan tu oficina. Resulta que hay aparatos, más de los que imaginamos a menudo que sólo por estar enchufados, sin hacer nada, gastan electricidad.

Aunque cada stand by representa un consumo eléctrico pequeño, dejar múltiples aparatos enchufados en modo de espera las 24 horas del día van sumando vatios hora a lo largo de todo el año, o sea  una fuga de dinero y energía. Para eliminar esta fuga, lo primero que debemos hacer es encontrar aquellos aparatos que consumen electricidad al estar inactivos.

El objetivo de la Ecoacción que te proponemos es: identificar, cuantificar y eliminar los consumos ocultos de electricidad innecesarios.

Para ello te proponemos adquirir un medidor de consumo de electricidad y podrás detectar qué aparatos de tu oficina, aunque parezcan apagados, siguen consumiendo electricidad de la red.

El controlador de electricidad también te permitirá cuantificar la potencia de consumo al instante, para que puedas calcular el consumo anual de los stand by de los aparatos identificados en tu oficina. Hay múltiples modelos, sin embargo, nosotros utilizamos uno de la marca Efergy (hoy descatalogado). Por eso te proponemos otros modelos (1) (2) que son igualmente muy baratos y muy fiables.

Estos medidores o contadores de energía se colocan en cualquier enchufe doméstico para obtener la lectura del consumo eléctrico de los aparatos que le enchufemos a este. Algunos modelos incorporar el cálculo del coste de los vatios-hora (Wh), en euros (€) y de los kilos de emisiones de CO2 a la atmósfera.

En su momento se edito un pequeño video informativo sobre el tema.

El controlador de electricidad
El controlador de electricidad (energy monitoring socket en inglés) es un medidor que muestra el consumo eléctrico -instantáneo y acumulado- de cualquier aparato que se enchufe a la red eléctrica a través de él. Podrás usarlo para comprobar el consumo de cargadores de móviles, routers, pantallas de ordenador, impresoras, televisores, proyectores, cafeteras, altavoces, etc., de tu oficina.

La pantalla muestra no solo el consumo eléctrico instantáneo, sino que también indica el consumo acumulado durante el tiempo que lo tenemos enchufado. Igualmente proporciona el coste en Euros o incluso algunos las emisiones de CO2 desde que el aparato ha sido enchufado al controlador de electricidad. La información que proporciona el controlador sirve, entre otras cosas, para confirmar si los aparatos funcionan de forma eficiente, identificar los dispositivos menos eficientes de la oficina y cuál es el consumo oculto que incorporan.

Te va a resultar muy útil este medidor porque anima al ahorro energético en la oficina de forma cuantificada, ya que te permite proporcionar datos reales al momento, y no solamente consejos. El controlador de electricidad, nos sensibiliza para ser más responsables del consumo eléctrico al comprender, en números, lo que supone tener enchufado un aparato a la red eléctrica.

Este tipo de medidores funcionan sin pilas, al enchufarlo a la corriente eléctrica ya se activa el medidor. Algunos requieren de un minuto de calibrado. Déjalo unos instantes hasta que alcance el valor 0 que es cuando está listo para medir.

Conceptos básicos sobre energía
Antes de empezar a medir no hay que confundirse con algunos conceptos energéticos  básicos.

Vatio hora (símbolo: Wh) es una unidad de energía. Equivale a la energía desarrollada por una potencia de 1 vatio (W) durante 1 hora. Para las mediciones de los aparatos eléctricos de la oficina, usualmente emplearemos Wh, pero para la facturación de electricidad se usa generalmente el kilovatio-hora (kWh), que equivale a 1.000 Wh.

Energía: Los aparatos eléctricos, cuando están funcionando, consumen energía eléctrica dependiendo de la potencia que tengan y del tiempo que estén en funcionamiento. En España, el consumo de energía eléctrica del hogar se contabiliza mediante un dispositivo precintado que se instala en los accesos a la vivienda, denominado contador. El cálculo del consumo eléctrico en kWh del contador se realiza mediante una sencilla multiplicación de la potencia utilizada por las horas de funcionamiento.

Vatio (en inglés: watt; símbolo: W) es una unidad de potencia. La potencia eléctrica de los aparatos eléctricos se expresa en vatios, si son de baja potencia, pero si son de mediana o gran potencia se expresa en kilovatios (kW), que equivale a 1.000 vatios. El megavatio (MW) es igual a un millón de vatios.

Potencia eléctrica: es la cantidad de energía entregada o absorbida por un elemento durante un tiempo. Se mide en vatios (W). Cuando una corriente eléctrica fluye en un circuito, puede transferir energía al hacer un trabajo. Así, los dispositivos convierten la energía eléctrica de muchas maneras útiles, como calor, luz, movimiento de un motor, sonido en un altavoz, etc.

Confusión habitual entre vatio y vatio-hora
Potencia y energía son magnitudes que se confunden fácilmente. Se podría decir que la potencia es el ritmo al que se usa la energía. Un vatio (W) es una unidad de energía por segundo. Por ejemplo, si una lámpara de 100 W está encendida durante una hora, la energía consumida por esa bombilla es de 100 vatios-hora (Wh) o, lo que es lo mismo: 0,1 kilovatio-hora (kWh).

Por ejemplo, la capacidad o la potencia de una central de generación eléctrica, el caso de un parque eólico, se mide en vatios, pero la energía generada anualmente se medirá en vatios-hora (o kilovatios-hora, o megavatios-hora). El molino de viento, o turbina eólica, más grande del mundo tiene una potencia de 7 MW, pero la energía que produce (en MWh) a lo largo del año depende de la velocidad del viento.    

¿Qué debes recordar cuando configures el controlador de electricidad y hagas los cálculos de CO2?
Cuando calcules las emisiones de CO2: los kilos de CO2 por cada kWh de electricidad consumido depende del mix de fuentes energéticas con las que se produce la electricidad en cada país. Los países que tienen más centrales térmicas que queman carbón para producir la electricidad que nos llega a casa, generan más emisiones de CO2 por la misma cantidad de electricidad, que aquellos países que cuentan con más parques eólicos o centrales solares para producir esta misma electricidad. Cuanta más electricidad de plantas de energía renovable se genere, menos porcentaje de electricidad provendrá de centrales de carbón o de gas, y la cantidad de emisiones de CO2 será menor. En cada factura eléctrica se dan datos del origen de la electricidad que la comercializadora suministra separada por fuentes y porcentaje de producción de cada una. En España, en 2009 el factor fue de 0,233 kg de CO2 por kWh eléctrico producido, algo mejor que en 2008 que fue de 0,278 kg/kWh.

Si el medidor permite ajustar el precio del kWh aconsejamos poner la cifra de 0,21 €/kWh, aunque hay que teneren cuenta que este valor depende de la tarifa eléctrica aplicada al consumidor. Recuerda que para este cálculo hay que tener en cuenta que en la factura doméstica, no se cobra solamente por kWh consumido, sino que se añaden otros costes como la facturación por potencia, impuesto sobre electricidad, el IVA o el alquiler de los contadores.

Un hogar medio español consume unos 4.000 kWh al año. Suponiendo que en un hogar el único suministro de energía fuera eléctrico -sin gas o gasoil-, el consumo principal se destina al frigorífico (18%), la iluminación (18%) y la calefacción (15%). En las oficinas, el consumo eléctrico depende del tamaño del recinto, los equipos instalados, el tipo de trabajo que se realiza y el número de trabajadores. Estimar un consumo eléctrico medio para una oficina española es prácticamente imposible.

Algunos de los aparatos de medición utilizados en cada una de estas tres acciones: una estación meteorológica con predicción (derecha), un medidor de energía (en el centro) y un luxómetro digital (izquierda).

Ecoacción 3: No quedar deslumbrados
Esta Ecoacción trata de romper con la idea de cuánta más luz mejor para trabajar. Habitualmente y por inercia encendemos todas las luces de la oficina, sin tener en cuenta el tiempo meteorológico en el exterior.

Puede que gocemos de un día soleado, con rayos de luz que iluminan todos los rincones, pero mantenemos la luz encendida sin motivo. A veces, simplemente para evitarnos discusiones de percepción entre compañeros, convenimos en encender todas las luces de la oficina indistintamente de la luminosidad de la que disponemos en el exterior.

En su momento se edito un pequeño video informativo sobre el tema.

¿Tan importante es apagar la luz artificial cuando hay suficiente luz natural en la oficina?
Siempre que se pueda hay que tratar de sacar el máximo partido a la luz natural en el puesto de trabajo. La luz del sol, además de ser gratuita, es la forma de iluminación natural más limpia y sumamente beneficiosa para nuestra salud:

El objetivo de la EKOacción que te proponemos pretende: medir la luminosidad de la oficina en distintas zonas y días para regular la iluminación artificial que está encendida.

El lúxometro
Para buscar los espacios que están sobreiluminados basta con adqurir un sencillo luxómetro equipado con una célula fotoeléctrica que te indique la luminosidad disponible en cualquier espacio de la oficina.  Hay en el mercado diferentes modelos (1) (2) (te facilitamos el manual de instrucciones de uno que comprobamos que funciona adecuadamente para este fin.).

Lo único que tienes que hacer es colocar el sensor encima de una mesa de trabajo para medir cuánta luz está recibiendo. Si con las luces apagadas el valor de la medición cae dentro del rango recomendado para trabajos de oficina (entre 700 y 1.500 lux según el área) no será necesario encender los fluorescentes y podréis trabajar con la luz natural disponible...

Cómo utilizar el luxómetro
Para ver las variaciones de luz natural en tu oficina y empezar a hacer mediciones prácticas con el luxómetro puedes realizarlas:
- en la mesa o a cierta altura (en la mesa obtendrás el valor de luz real con el que trabajamos en ese espacio).
- a 4 o 5 puntos distintos a primera hora de la mañana, al mediodía o por la tarde.

· Recuerda que debes tener en cuenta el rango de medición para obtener una lectura apropiada. Eso simplemente se traduce en que, si al tomar una medida la pantalla indica uno o más ceros anteriores al valor numérico,deberás cambiar el interruptor de rango a la siguiente escala más baja para mejorar la resolución y la precisión de la medida. Por ejemplo, en el siguiente y de acuerdo con el modelo que utilizamos en nuestro caso el usuario debe seleccionar el interruptor de rango “2000”, para obtener el valor exacto de medición, que sería 188 lux (un espacio bastante oscuro).

Rango de medición seleccionado20002000050000
Rango de mediciónde 0 a 1.999 lux
(áreas oscuras)
de 2.000 a 19.999 luxde 20.000 a 50.000 lux (áreas iluminadas)
Valor de lectura en la pantalla188 lux019 lux002 lux
Factor de multiplicación a aplicar sobre la lecturax 1x 10x 100

· Si quieres mostrar a un compañero una medición que has realizado pero necesitas trasladar el luxómetro desde el punto de medición, puedes usar la opción hold en el botón inferior (en verde) para retenerla. Así, cuando hayas tomado la medida, desplázalo hasta "hold" y el valor en luxs quedará fijado.

· Guarda siempre el sensor con su tapa de protección. La célula fotoeléctrica que contiene el sensor es muy sensible a la luz y si lo almacenamos destapado, con el tiempo acabaría perdiendo precisión en las mediciones. Tampoco es buena idea que esté expuesto a humedad excesiva.
 
Recomendaciones de iluminancia
Según la legislación europea, las recomendaciones de iluminación varían según áreas y tareas. A continuación te señalamos los valores estándar por lo que se refiere a iluminación interior mínima que debe mantenerse en distintos espacios. Algunos no son estrictamente de oficina, pero te los adjuntamos para que tengas una idea de los niveles que se definen. En el manual de instrucciones encontrarás más valores recomendados.

Tipo de espacio o de tarea

Mínimos recomendados de iluminancia mantenida en el área (en lux)
Áreas de circulación o pasillos100
Escaleras, escaleras automáticas, cintas transportadoras150
Rampas, tramos de carga150
Vestuarios, cuartos de baño, servicios200
Sala de primeros auxilios500 (sala de tratamiento)
Mostrador de recepción300
Áreas de archivo, copias, etc300
Oficina con escritura, escritura a máquina, lectura, tratamiento de datos500
Espacio de reunión y salas de conferencia500 (con iluminación controlable)
Archivos200


Extraído de UNE-EN 12464-1:2002

Artículos relacionados

-Ecomitos que hay que desterrar

Estas tres acciones fueron realizadas en el programa EKOAMIGOS 2011-12 diseñado por la Fundación Tierra, para DKV Seguros Médicos.

actualizado: 
27/07/2017
parte de: