You are here

Econoticias 25, La agricultura amenaza el planeta





La agricultura puede poner en jaque al planeta

15 abril 2004. La agricultura, la mayor actividad productiva del mundo, es una de las amenazas más peligrosas para el planeta. Así lo constata un nuevo estudio del WWF/ADENA. La producción ineficiente de alimentos y los dañinos subsidios a la agricultura causan deforestación, escasez de agua y contaminación.

El estudio de WWF/Adena, World Agriculture and the Environment, afirma que mientras la agricultura emplea alrededor de 1.300 millones de personas y produce anualmente bienes por un valor aproximado de $1,3 billones de dólares, genera también serios problemas ambientales, sociales y económicos, especialmente en los países en desarrollo.

La publicación destaca que la agricultura usa más del 50 por ciento de las superficies habitables del planeta, incluyendo tierras no aptas para esta actividad. Esto destruye anualmente 130.000 km2 de bosques (cuatro veces el tamaño de Suiza), al igual que hábitats críticos como sabanas, áreas montañosas y humedales. Asimismo, la agricultura está destruyendo también los hábitats de muchas especies. El informe destaca el aceite de palma como el producto que representa la mayor amenaza para los mamíferos en peligro de extinción. Las poblaciones del elefante asiático, del rinoceronte de Sumatra, del orangután y del tigre, están todas disminuyendo a causa de que las plantaciones de aceite de palma están invadiendo sus hábitats. La agricultura desperdicia el 60 por ciento de los 2.500 billones de litros de agua que emplea al año. Los recursos hídricos están siendo explotados cerca, o más allá, de su límite, especialmente en América, África del Norte, la península Arábiga, China y la India.

La entidad ecologista advierte que actualmente los subsidios gubernamentales estimulan las prácticas agrícolas intensivas de monocultivo, las cuales usan productos químicos y maquinaria pesada que dañan el medio ambiente favoreciendo la erosión y disminuyendo la biodiversidad. Los fondos destinados a subsidios deben reorientarse para que se adopten mejores prácticas agrarias.

 





















actualizado: 
15/04/2004
parte de: