You are here

El silicio





El silicio
Bueno para tu salud
silicio
Un oligoelemento de apariencia cristalina.
Los mayores necesitan más
En algunos momentos de nuestra vida, como es el caso de la tercera edad, la necesidad de silicio aumenta.
Al hacernos mayores, un déficit de silicio puede provocar enfermedades cutáneas, como eccemas crónicos o prurito.
Un elemento de gran importancia para el organismo
El silicio se encuentra en todos los órganos y estructuras en que existen tejidos conectivos, es decir, en los huesos, en la piel, en el cabello, así como en los vasos sanguíneos y en los pulmones. Es por ello que ocupa un lugar especial en la química, por ser el elemento básico de los compuestos minerales, y de gran importancia para el organismo.

Cómo actúa el silicio
El silicio figura entre los oligoelementos, los cuales comprenden los metales y minerales contenidos en los fluidos orgánicos. En nuestro cuerpo, el silicio desempeña diversas funciones:

-Interviene en el crecimiento de los huesos, en la formación de los cartílagos y en los enlaces cruzados de las fibras colágenas.

-Juega un papel importante en la regulación del sistema inmunológico del cuerpo humano.

-Puede retardar y contrarrestar los procesos de arteriosclerosis.

-Posee una propiedad inhibidora de las inflamaciones, gracias a su gran capacidad de absorción.

Cuánto silicio debemos tomar diariamente
Se aconseja tomar entre 20 y 50 mg de silicio diariamente, cantidad que queda bien cubierta por una alimentación sana.
En la actualidad, y debido al tipo de alimentación que seguimos, consumiendo gran cantidad de productos animales y refinados, el balance de silicio puede verse resentido. El silicio se encuentra, sobre todo, asociado a las partes fibrosas de los cereales, hortalizas, legumbres y frutas.