You are here

Energía libre en la cocina

Una de las cosas que uno puede recordar de su tierna infancia son, por ejemplo, las papillas de frutas preparadas con amor por una madre. Las papillas se elaboraban con diferentes artilugios, trituradores, exprimidores, rayadores, etc. Todos ellos eran accionados a mano y con la fuerza de la musculatura. Para preparar la mencionada papilla de fruto, uno debía, por ejemplo, exprimir el jugo de unas naranjas a las que en su interior les ponía rayadura de manzana, plátano aplastado. La cocina siempre ha sido como un pequeño taller de herramientas diversas (cuchillos, tablas de corte, coladores, ollas, molinillo, batidora, etc.). En este espacio siempre especial del hogar se elabora algo fundamental, el combustible que alimenta la fisiología humana. Sin embargo, en las últimas décadas la cocina ha perdido su encanto de artilugios para pasar a ser ocupada por diferentes aparatos electrodomésticos en los que hay desde robots como la Thermomix hasta licuadoras o panificadoras caseras.

 

El exprimidor

Exprimir el zumo de cítricos tiene diferentes diseños, en general son aparatos manuales muy eficientes.

Proponemos recuperar algunos de estos artilugios tradicionales y que marcaron también avances en la elaboración alimenticia. Uno de estos es el exprimidor creado según referencia por J. Thomas White en 1893. El principio sobre el que se fundamenta el exprimidor es muy sencillo: la presión sobre la superficie de la fruta (cáscara) junto con un movimiento giratorio, saca la pulpa, este principio tiene en física un nombre: Principio de Pascal, conocido en la mecánica de fluidos. El exprimidor es un instrumento o herramienta inventado y diseñado para poder extraer el jugo de naranjas, limones y pomelos. Frutos carnosos y muy jugosos. El diseño del exprimidor permite separar y aplastar la pulpa hasta prácticamente la fragmentación de las frutas citadas de forma manual y sencilla de operar. Suele encontrarse este aparato construido de diferentes materiales como: plástico, cristal, metal, etc.

 

El rallador y la prensa de ajos

Algunas hortalizas toman sabores diferentes cuando se les cambia su textura original. Así, por ejemplo, el tomate, la cebolla, la zanahoria o el calabazín pueden ser usados de forma más sabrosa cuando se rallan. El rallador es uno de estos artilugios sencillos en el que unos pequeños cráteres metálicos de cono asimétrico consiguen reducir algunas de las hortalizas mencionadas en trocitos cilíndricos mucho más fáciles de masticar y de apreciar el sabor o de cocinar.

El ajo es un elemento básico de la cocina mediterránea y el prensador de ajos manual ofrece sacarle otras posibilidades a sus componentes de sabor.

En la cocina mediterránea si hay una hortaliza apreciada es el ajo. Este puede cortarse a trocitos para que todo su aroma y propiedades nutritivas condimenten toda la receta de forma uniforme. Pero, también se obtienen gustos y texturas del ajo diferentes aplastándolos. Así nació la llamada prensa de ajos que es un utensilio de cocina diseñado para aplastar ajos sobre un tamiz de pequeños agujeros, la forma es muy similar a la de unos alicates acabados en una especie de pistón o cavidad donde se colocan los dientes de ajo. La prensa emplea la presión de una palanca de primer grado para aplastar los ajos sobre una superficie con pequeñas perforaciones. La prensa de ajos aplasta las estructuras celulares del ajo y libera compuestos que quedan atrapados en la llamada pasta de ajo la cual tiene un sabor más delicado que el corte fino de los grillos de este saludable bulbo. Aunque como sucede también hay detractores de la prensa de ajos y que consideran que se obtiene mejor sabor con el ajo cortado en pequeños daditos y aplastado con uno de los lados del cuchillo de corte.

 

Molinillos de cereales y elaboración de pasta fresca

Elaborarse la pasta fresca con un máquina de Imperia en casa uno mismo aporta una componente de creatividad a la cocina casera.

La fabricación de harinas triturando cereales es una vieja actividad para la humanidad. Para ello se crearon los molinos artesanos accionados ya fuera gracias a la fuerza del viento, el agua o un animal de tiro. Pero también es cierto que hay algunos alimentos que se preparan a partir de grano molido que tienen mejor sabor si se elaborar justo después de moler. Los molinillos manuales de cereales para preparar recetas caseras han tomado posiciones entre los gourmets y sobretodo para los que se interesan por la alimentación ecológica. Algunos de estos molinillos manuales de grano son también un artilugio para la preparación de la pasta fresca. Entonces, uno debe conocer las máquinas de fabricación italiana (de la prestigiosa marca Imperia) que desde hace más de un siglo son un referente como artilugio en la cocina de cualquier amante de la pasta.

 

Batidoras y licuadoras

 

La mezcla de frutas trituradas convertidas en líquidos es un invento atribuido a Sthepehn J, Poplawski (1885-1956) quien patentó en 1922 una licuadora eléctrica como un aparato mezclador en cuya base dispone de elemento agitador y troceador que permite convertir en líquido las frutas tiernas y a su vez mezclar bebidas de diferente consistencia. Para hacer batidos y picadura de vegetales existe una sensacional batidora, se trata de la Vortex Blender, con capacidad para litro y medio de líquido que no precisa energía eléctrica ya que va accionada por una manivela que se alimenta de la energía humana. La Vortex tiene dos velocidades, una lenta y otra rápida. Se agarra a la mesa con un sargento (tornillo de presión), se le coloca el vaso contenedor y listo, 90 segundos de dale que dale al manubrio y la cuchilla girando a una velocidad de vértigo, transforman la masa de los alimentos haciéndola añicos, Es una máquina algo ruidosa pero tiene una potencia de trabajo impresionante.

La Z Star es un extractor de zumo de tallos tiernos y hojas de hortalizas que funciona con una simple manivela.

Otra máquina manual para procesar frutos es la extractor de de zumos, especialmente indicados para procesar tallos tiernos de trigo, espinacas, perejil, y otras hortalizas de hoja. Hay dos tipos de extractores de zumo en el mercado: unos de función centrífuga y otros de trituración (es decir, de aplastar y presionar). La principal ventaja de un extractor de este tipo es que prensa las frutas y verduras en vez de cortarlas y fraccionarlas como realiza una licuadora de función centrífuga.

El proceso de trituración por presión permite extraer más zumo y evita la acumulación de calor que genera las de función centrífuga y que según los expertos no permiten obtener un zumo tan vital como las de presión pues en aquellas se destruyen algunos de sus sustancias nutritivas.

Uno de los zumos más nutritivos es el zumo de tallos tiernos de trigo (de agricultura ecológica) que se considera un complemento nutritivo muy saludable pues con sólo 30 ml de zumo recién exprimido es equivalente, en vitaminas, minerales y animoácidos, al de un kilo de verdura fresca. Es el poder de la clorofila.

 

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Artículos relacionados:

> Café ecológico 100% con energía renovable

> Aplicaciones domésticas con energía humana

> Una alimentación con una huella baja en carbono

 

Artículo: Equipo de redacción de terra.org. Fotos: de los fabricantes de los aparatos ilustrados.

actualizado: 
16/03/2017
parte de: