You are here

Gracias, pero seguimos sin necesitarla




Gracias, pero seguimos sin necesitarla
Por George Monbiot. Publicado en "The Guardian" el 11 de Julio del 2006.
Si alguien hubiera pensado cómo causar una guerra dentro del movimiento ambientalista, no habrían podido desarrollar medios mejores que la energía nuclear. En público, nos alinearemos para atacar el informe de la energía publicado hoy por el gobierno. En privado reservaremos algo de nuestro veneno, mientras nos preguntamos si hemos tomado la decisión correcta.


Central nuclear Ascó-2 (Tarragona, España). Foto: Greenpeace


El uso de energía nuclear para la producción de electricidad está íntimamente relacionado con la fabricación de armamento nuclear.


El 26 de Abril de 1986 el rector 4 de la central de Chernobyl se fundió provocando la mayor catástrofe nuclear de la historia de la humanidad. La energía nuclear debe erradicarse.




Efectos de la contaminación radiactiva de Chernobyl. Fotos de la exposición Chernobyl Legacy de Paul Fusco, producida por Magnum in Motion.


La contaminación de radiactiva de los residuos nucleares que generan las centrales nucleares es de dfícil control.

Julio, 2006. Las moribundas centrales nucleares del Reino Unido son, en este momento, la principal fuente de energía de bajo uso de carbono. La electricidad producida por un reactor presurizado de agua ligera, cuando todos sus costes de carbono se han considerado, emite alrededor de 16 toneladas de dióxido de carbono por MWh. El gas produce 356 toneladas y el carbón 891(1). Si nuestras centrales nucleares son substituidas por plantas térmicas, la producción anual de CO2 del Reino Unido aumentará en cerca de 51 millones de toneladas, o el 8% del total. Zac Goldsmith, argumentando en contra del armamento nuclear, califica este porcentaje de "minúsculo"(2). Esto es impresionante. Hacemos campaña para promover que se apague el standby de los electrodomésticos, esperando ahorrar cerca de 4 millones de toneladas de CO2 al año. ¿Cómo podemos entonces menostener un recorte 13 veces superior?

Algunos grupos, tales como Greenpeace, la New Economics Foundation y la Sustainable Development Commission, han producido informes que demostraban que podemos alcanzar los objetivos del gobierno, -un recorte de las emisiones de carbono del 60% antes de 2050-, sin recurrir a la energía atómica(3,4,5). Estos grupos están en lo correcto, pero el objetivo es ahora irrelevante. En el libro que publicaré en Septiembre, demuestro que cuando se considera el crecimiento humano de la población y la reducción anticipada de la capacidad de la biosfera por absorber el carbono, se necesita un recorte mundial del 60% por cápita antes del año 2030. Si las emisiones se distribuyen uniformemente, significa que las emisiones del Reino Unido deben recortarse un 87% en 24 años.

Buscando los mejores medios por los cuales se puede hacer este corte en todos los sectores (transporte, electricidad, calefacción y construcción), me he visto forzado a poner mis prejuicios de lado. Odio la energía atómica, ¿pero la necesitamos para evitar que el planeta se cueza?

Contestar a esta pregunta significa tener a gente exigente en ambos lados de la discusión. Los paladines antinucleares tienen tendencia a creerse cualquier cosa que eche sombras sobre la industria. La edición del mes pasado de la revista Ecologist, por ejemplo, afirma que se necesitan 14 millones de toneladas de cemento para construir una central nuclear, generando una emisión masiva de dióxido de carbono(6). Las especificaciones son notablemente difíciles de conseguir, pero he logrado encontrar los datos para la central Calder Hall A, inaugurada en 1956. Utilizó 72.500 yardas cúbicas de cemento(7), que equivalen a 108.000 toneladas métricas(8), o a menos del 1% de la estimación de Ecologist. Las centrales eléctricas modernas son más pequeñas.

Hemos incurrido en equivocaciones similares sobre las fuentes globales de uranio. Observando que el mundo posee "reservas aseguradas" de minerales de alto grado suficientes para durar durante 40 ó 50 años con los actuales índices de uso, algunos ecologistas han argumentado que si se construyen centrales nucleares nuevas, se quedarán sin combustible antes de que alcancen el final de su vida(9). Pero han confundido reservas aseguradas con los recursos globales totales. Es decir han asumido que no sucederán nunca otros descubrimientos. 40 ó 50 años son, de hecho, un muy alto nivel de seguro.

Hay pocas dudas de que extraer estos minerales mata. El New Scientist del mes pasado informó que los 400.000 mineros del uranio que trabajaban en Alemania del Este entre 1946 y 1990 estuvieron expuestos a un incremento del riesgo de cáncer de pulmón de cerca de 10%(10). Pero no decía si esto es lo que sucede en todas partes, o cómo se compara a otros tipos de minería. Una tonelada de uranio, según datos del gobierno, produce tanta energía como 75.000 toneladas de carbón(11). Es imposible creer que el carbón tenga menos impacto.

Estoy forzado a admitir que un accidente como Chernobyl no podría ocurrir en una nueva central nuclear. La contención secundaria del núcleo del reactor y los nuevos sistemas de seguridad hacen imposible una fusión total(12). Ni creo que los nuevos reactores sean un blanco útil para terroristas. No sería difícil hacer los edificios de contención bastante fuertes para resistir un impacto con un avión de pasajeros.

Pero hay otros argumentos que se erigen. El principio ambiental más fundamental - uno que enseñan a todos los niños tan pronto son bastante mayores como para entenderlo - es que no se monta un nuevo lío hasta que se ha ordenado el viejo.

Comenzar a construir una nueva generación de centrales nucleares antes de que sepamos qué hacer con la basura producida por las plantas existentes es grotescamente irresponsable. Los asesores del gobierno solamente han decidido que debe ser enterrada. Nadie sabe dónde, cómo o a qué coste.

Éste es apenas uno de los factores que hacen absurdas las proyecciones económicas. ¿Cómo podemos decir qué costarán las centrales nucleares si ni siquiera sabemos lo que exige su desmantelamiento? El gobierno nos asegurará hoy que no habrá subsidios ni precios garantizados para la industria nuclear. Esto debe permitir que nos olvidemos del coste, y que dejemos al mercado determinar si las centrales nucleares deben ser construidas. Pero para garantizar la seguridad pública, el gobierno debe estar listo para rescatar nuestras centrales eléctricas o sus pilas de residuos si los operadores nucleares están en riego de bancarrota. Para asegurarse de que los operadores no proporcionan datos inexactos, el gobierno debe dejar claro que NO está preparado para rescatarlas. Es una paradoja que no puede ser resuelta.

¿Y cómo un sistema - político o tecnológico - hace frente a los calendarios manejados? Si, como resultado de una fuga lenta al agua subterránea, los materiales radiactivos enterrados matan a un promedio de solamente una persona al año durante un millón de años, los que tomaron la decisión de enterrarlos son responsables - con sus impactos infinitesimales y no registrados - de la muerte de millones de personas.

También resulta claro que nunca libraremos al mundo de las armas nucleares si tampoco no lo libramos de la energía atómica. Cada estado que ha intentado desarrollar un programa de armas durante los últimos 30 años - Israel, Suráfrica, India, Paquistán, Corea del Norte, Iraq e Irán – lo ha hecho manipulando su programa de energía atómica. No podemos negar a otros estados la oportunidad de utilizar la energía atómica si no renegamos nosotros también de ella.

Pero quizás el argumento más fuerte contra la energía atómica es que no la necesitamos, ni tan siquiera para alcanzar el extraordinariamente ambicioso objetivo que la ciencia exige.

Con niveles similares de inversión en eficiencia energética y en captura y almacenaje de carbono, y con la explotación de los nuevos y extensos recursos eólicos en mar abierto que el gobierno ahora ha identificado(13), podríamos recortar nuestras emisiones de carbono tan rápidamente y con tanta eficacia como podría hacerlo cualquier programa de energía nuclear. En Norteamérica, donde las fuentes de gas natural han alcanzado su máximo y están ya en declive a largo plazo(14), esto resulta un desafío mucho mayor que en Eurasia; pero mientras que persistan nuestras fuentes de gas debemos utilizarlas, y enterrar el dióxido de carbono que nuestras centrales eléctricas producen, mientras desarrollamos los sistemas de almacenaje de la electricidad que los substituirán. Algunos de nuestros argumentos contra la energía atómica se han derrumbado, pero a pesar de ello mí me parece que el caso sigue siendo robusto y claro.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Referencias:

0. Cerremos las nucleares: http://www.terra.org/articulos/art01561.html

1. Sustainable Development Commission, March 2006. The role of nuclear power in a low carbon economy. Paper 2: Reducing CO2 emissions – nuclear and the alternatives, pp21-22. http://www.sd-commission.org.uk/publications/downloads/Nuclear-paper2-reducingCO2emissions.pdf

2. Zac Goldsmith and James Lovelock, 12th March 2006. Should Britain go nuclear? The Daily Telegraph.

3. Greenpeace UK, 2005. Decentralising Power: an Energy Revolution for the 21st Century, p26. http://www.greenpeace.org.uk/MultimediaFiles/Live/FullReport/7154.pdf

4. New Economics Foundation, 29th June 2005. Mirage and oasis: energy choices in an age of global warming.

 http://nike-triax.50webs.com/“> Nike Triax
 http://replica-watch-source.50webs.com/“> Replica Watch
 http://omega-watch.50webs.com/“> Omega Watch
 http://perfume-bottles.50webs.com/“> Perfume Bottles
 http://pagers.50webs.com/“> Pagers
 http://weather-radio.50webs.com/“> Weather Radio
 http://cb-radio.50webs.com/“> Cb Radio
 http://cobra-radio.50webs.com/“> Cobra Radio
 http://walkie-talkie.50webs.com/“> Walkie Talkie
 http://flatbed-scanner.50webs.com/“> Flatbed Scanner
 http://shortwave-radio.50webs.com/“> Shortwave Radio
 http://marine-radio.50webs.com/“> Marine Radio
 http://hp-laserjet-printer.50webs.com/“> Hp Laserjet Printer
 http://battery-charger.50webs.com/“> Battery charger
 http://hearing-aid-battery.50webs.com/“> hearing aid battery
 http://vcr.50webs.com/“> Vcr
 http://car-gps.50webs.com/“> car gps
 http://oreck-air-purifier.50webs.com/“> Oreck air purifier
 http://intercoms.50webs.com/“> intercoms
 http://laminator.50webs.com/“> laminator

http://www.neweconomics.org/gen/uploads/sewyo355prhbgunpscr51d2w29062005080838.pdf

5. Sustainable Development Commission, May 2005. Wind Power in the UK, p27. http://www.sd-commission.org.uk/publications/downloads/Wind_Energy-NovRev2005.pdf

6. Jon Hughes, June 2006. Building a Nuclear Power Station. The Ecologist.

7. W.S.Watts, August 1960. Some Points of Structural Interest at Calder Hall ‘A’ Nuclear Power Station. Article republished by the Institution of Structural Engineers. http://www.istructe.org.uk/thestructuralengineer/HC/Abstract.asp?PID=2742

8. 72,500 cu yards = 55,343 m3. One cubic metre of concrete weighs 1.95 tonnes (http://www.diydoctor.org.uk/tips/tipsconversions.htm).

9. Eg Paul Mobbs, March 2005. Uranium Supply and the Nuclear Option. Oxford Energy Forum, Issue 61. http://www.fraw.org.uk/mobbsey/papers/oies_article.html

10. Rob Edwards, 10th June 2006. Human health may be the cost of a nuclear future. New Scientist.

11. The Department of Trade and Industry notes that “A nuclear station consumes much smaller amounts of fuel per unit of electricity generated than a fossil fuel station, some 40 tonnes of uranium fuel per annum as opposed to some 3 million tonnes of coal per annum at stations of comparable generation capacity”.

www.dti.gov.uk/energy/ nuclear/technology/reactors.shtml

12. Sustainable Development Commission, March 2006. The role of nuclear power in a low carbon economy. Paper 6: Safety and security, pp9-10. http://www.sd-commission.org.uk/publications/downloads/Nuclear-paper6-SafetyandSecurity.pdf

13. Department of Trade and Industry, 2005a. Offshore Renewables – the Potential Resource.

http://www.dti.gov.uk/energy/leg_and_reg/consents/future_offshore/chp2.pdf

14. Robert L. Hirsch, Roger Bezdek and Robert Wendling, February 2005. Peaking Of World Oil Production: Impacts, Mitigation, & Risk Management. US Department of Energy. http://www.hubbertpeak.com/us/NETL/OilPeaking.pdf

George Monbiot
www.monbiot.com


Almacén de Alertas