You are here

La acupuntura (2)





La acupuntura (2)
Una técnica milenaria
acupuntura
Las agujas que se usan son muy finas y sólo causan un ligero hormigueo.

agujas de acupuntura
Según la dolencia, se dejan las agujas unos minutos o incluso semanas.

Sabías que...
-En China, la medicina tradicional y la occidental coexisten en el sistema de salud pública.

-El Parlamento europeo estudia desde hace un tiempo regular la práctica de acupuntura para incorporarla al sistema sanitario actual.

Cómo actúa el acupuntor
El acupuntor es consciente de que los trastornos físicos tienen repercusiones en las áreas psíquicas, por eso actúa en ambas esferas. El primer paso es recabar la mayor información posible sobre su paciente. Seguidamente empezará con la exploración, en la que se incluirá un examen del pulso y del aspecto de la lengua, los ojos y del rostro y el estado de la piel.
Al conocer el desequilibrio que sufre el paciente, el acupuntor identificará y localizará los puntos exactos que se correspondan con el órgano afectado. Será entonces cuando proceda a introducir las agujas. En función del tratamiento que le indique, dejará las agujas en el cuerpo del paciente durante más o menos tiempo. Esto puede suponer tenerlas clavadas unos pocos segundos o incluso varias semanas.
El acupuntor suele indicar también, como parte del tratamiento, una dieta adecuada para el paciente, algún tipo de masaje terapéutico o determinadas hierbas que pueden ser útiles para resolver la dolencia.

Cómo son las agujas
Las agujas que emplea el terapeuta son de acero inoxidable, ya que así se esterilizan con mayor facilidad, aunque también se utilizan las desechables. Son flexibles, irrompibles y no se oxidan. Aunque pueden usarse agujas de otro metal, como oro o plata, esto no es lo habitual. La presión que se realizará con ellas dependerá de la zona a tratar, pero suelen insertarse a una profundidad de entre 4 y 25 mm. Por lo general, se emplean de dos a ocho agujas, que son introducidas en diferentes zonas del cuerpo allí donde se encuentren los puntos obstruidos.
A pesar de lo que pueda parecer, la introducción de agujas en la piel no causa dolor, aunque eso depende de la sensibilidad de la persona. Acostumbra a ser simplemente una sensación de cosquilleo u hormigueo, y su uso no deja marcas visibles en la piel.
En cuanto a la cantidad de sesiones que son necesarias para apreciar los resultados, éstas variarán en función de la persona y la dolencia. De todos modos, se suelen recomendar entre 10 y 20 sesiones para experimentar mejoría. La duración de cada una de ellas oscila entre los 30 y los 60 minutos.


<< Página anterior






actualizado: 
07/04/2003
parte de: