You are here

No al colesterol





No al colesterol
Consejos prácticos para combatirlo
naranja, manzana y fresa
La fruta es rica en antioxidantes que previenen el colesterol.
Revisa tus hábitos de vida
-Empieza el día haciendo un poco de ejercicio. Unos 30 minutos a paso rápido son suficientes para proteger el sistema cardiovascular y así incrementar los niveles de colesterol bueno (HDL). Un par de veces por semana practica alguna actividad física; aumentarás tus pulsaciones y los niveles de HDL.

-No te estreses. Las personas estresadas registran niveles de colesterol más alto que las que se toman la vida de forma más calmada.

-Revisa la tiroides regularmente. El hipotiroidismo puede aumentar los niveles de colesterol.
Colesterol bueno y colesterol malo
Conviene diferenciar entre el colesterol que se debe reducir, el llamado LDL, y el que, por el contrario, es beneficioso aumentar, el colesterol HDL.

La alimentación es la base
-Toma más fibra, sobre todo de tipo soluble. La encontrarás en la avena, guisantes, judías, cítricos, fresas y manzanas.

-Evita consumir alimentos con aceite o grasas hidrogenadas, como congelados, margarina, galletas.

-Consume fruta y verdura en abundancia. Son ricas en antioxidantes, los cuales previenen el aumento del colesterol y, por tanto, la oxidación y la obstrucción de las arterias.

-Los productos derivados de la soja, como el tofu o el tempeh, son de gran ayuda para combatir el colesterol.

-Usa, tanto para cocinar como para aliñar tus platos, aceites monoinsaturados, como el de oliva o cacahuete.

-Bebe zumo de uva morada. Diversas investigaciones concluyen que los polifenoles que contiene son sustancias capaces de frenar la oxidación provocada por el colesterol LDL.

-Espolvorea linaza en grano en el yogur, sopa o ensalada. La combinación de fibra soluble y ácidos grasos esenciales omega 3 ayuda a reducir el colesterol LDL.

-Toma leche desnatada o bien de soja, almendras, arroz... Así reducirás la acumulación de grasa saturada en las arterias.

-En cuanto a los estilos de cocción, lo más saludable es hornear, tostar o hervir.