You are here

Ponte verde en Navidad





Ponte verde en Navidad
seca78a_Navidad compras
Evita las bolsas de plástico cuando hagas tus compras: prefiere una caja de cartón o un carrito.

seca78c_cargador solar de pilas
Existen cargadores de pilas solares que aprovechan la energía del sol y no necesitan enchufarse a la corriente eléctrica.

No hay que olvidar las tres R
Reducir, reciclar y reutilizar se vuelve más necesario que nunca en estas fechas navideñas teñidas de consumo compulsivo y derroche de energía. Y si reducir nos resulta complicado, reciclemos y reutilicemos todo lo que llega a nuestras manos, desde el papel de regalo hasta las botellas de champán. La cesta de tu lote de Navidad puede convertirse en un frutero ideal para el resto del año.

Si te es imposible renunciar al árbol de Navidad, una de las tradiciones más arraigadas en nuestra cultura, elige especies mediterráneas como el madroño, la sabina o la aladierna, procedentes de vivero, que después podrás replantar tú mismo en el monte.
En cuanto a los abetos que se comercializan, no olvides depositarlos en los contenedores de recogida habilitados en tu barrio una vez pasadas las fiestas. Si no los hay, solicita al Ayuntamiento este servicio, que resulta imprescindible para devolver a la tierra un poco de fertilidad transformando en compost los árboles sin vida.

Un alud de envoltorios
En estas fechas muchos son los regalos que harás y muchos los que recibirás. Disfruta de los presentes, pero recuerda que, junto con ellos, también te están "obsequiando" con la obligación de reciclar los vistosos embalajes y envoltorios que les acompañan. Piensa en ello cuando tengas que hacer un regalo. Opta por un papel sencillo que pueda ser reciclado con facilidad, que no contenga plásticos o elementos metalizados que son imposibles de tratar. Recuerda que puedes encontrar papel de embalaje de colores bonitos. Puedes presentar tus regalos con adornos naturales, como hojas secas o virutas de paja que, además de ser una buena opción ecológica, personalizarán el detalle y lo harán mucho más original.

Más energía para tus pilas
La imaginación de los niños ha quedado relegada a un segundo plano con los juguetes modernos que funcionan con pilas. Éstas se encargan prácticamente de hacer todo el trabajo, dejando poco espacio a las ideas del pequeño. Puede que haya llegado el momento de regalar algo diferente por Navidad, volver a descubrir los juguetes de toda la vida, que quizá ya no son familiares para nuestros hijos. Mostrarles todo lo que pueden hacer con una simple peonza o un yoyó y, por qué no, incentivarles a que les den nuevos usos.
Sustituye las pilas que llevan incorporadas los juguetes por pilas recargables o, mejor aun, invierte en un económico y práctico cargador de pilas que te permitirá recargarlas siempre que quieras y así proteger el medio ambiente.
Otra forma de felicitar la Navidad es escoger artículos de comercio justo. Con esta acción, estarás comprometiéndote con solidaridad y asegurándote de que lo que consumes proviene de explotaciones sostenibles con el entorno y las personas.

Calles iluminadas con bajo consumo de energía
Felicita a los comerciantes por la iluminación de tu barrio pero exígeles que ésta sea de bajo consumo energético. Las microbombillas o el hilo luminoso son las mejores opciones. Adviérteles amablemente de que utilizando bombillas incandescentes se derrocha energía desmesuradamente. Hay otros sistemas para adornar las calles comerciales que no gastan energía; tan sólo es cuestión de imaginación y gusto en la decoración.

Resumiendo ...
• Sé consciente de que, tras las fiestas, te esperan unos deberes necesarios: deposita en el contenedor adecuado todo lo que se pueda reciclar.

• Exige a tu Ayuntamiento un servicio de recogida de árboles de Navidad para que éstos sean reutilizados como compost.

• Pide a los comerciantes que sustituyan las bombillas ornamentales por unas de bajo consumo energético.

• Las flores de Pascua o poinsettias, las típicas plantas de grandes hojas rojas, pueden durarte muchos años si les dedicas un mínimo de atenciones. Si te han regalado alguna y no sabes cómo ocuparte de ella, pregunta en la floristería.