You are here

Preparar leches frescas de soja y cereales

Las bebidas frescas de almendras, arroz, avellanas, soja, etc. son una de las mejores opciones para personas alérgicas a determinados derivados de la leche de origen animal (vaca, cabra, etc.). Existen diferentes máquinas tipo pequeño electrodoméstico que permiten preparar en casa estos licuados frescos o "leches vegetales" de soja, cereales y frutos secos. Señalamos a la Magic Bean de Aktivplus, la Sojamatic, la Soyabella, o el Thermomix. En general, estas máquinas son un sistema integrado de batidora, licuadora y calentador con un consumo eléctrico moderado. En pocos minutos preparan bebidas vegetales  frescas. Lo más importante es que se preparan de forma rápida y podemos disfrutar de una bebida fresca con toda su riqueza nutritiva. A su vez reducimos ampliamente el consumo de recursos y siempre podremos tener a punto nuestro licuado vegetal. En el caso de los licuados de soja, también podremos aprovechar su fibra, denomina okara, con la que preparar sabrosas hamburguesas vegetales. También podemos elaborar tofu, pasta de sésamo, de arroz, de cacahuete, leche de almendras y avena, y mezclar otros cereales, frutos y legumbres. Y por supuesto inventar nuevas recetas.

Un litro de bebida comercial envasada de soja contiene casi un litro de agua y esta contenida en un cartón de bebida. Con estas máquinas ahorramos el coste energético del transporte (quizás cientos o miles de kilómetros desde la envasadora al lugar de consumo). También ahorramos la energía de la gestión del envase no retornable en todo su ciclo. El mayor consumo energético del proceso se genera cuando la resistencia eléctrica de 750 vatios eleva y mantiene la temperatura del agua hasta unos 90º. Se puede reducir 3/4 partes de este consumo utilizando la limpia y poderosa energía solar térmica que proporciona una cocina solar parabólico o un horno solar. A continuación recogemos la experiencia llevada a cabo con la SojaMatic.

Cómo funciona SojaMátic

Tomamos como cereal más apropiado la soja y con ella vamos a comentar el proceso de licuado habitual para hacernos una idea del funcionamiento de este pequeño electrodoméstico. Una de las ventajas de la SojaMatic es que el proceso para hacer leche de soja está completamente automatizado, y para obtener un litro hay que seguir lo pasos siguientes:

1. Poner en remojo 60 gramos de soja blanca durante unas horas (8 en primavera y otoño, 10 en invierno y 6 en verano).
2. Abrir la SojaMatic y desenroscar el filtro para colocar la soja en su interior y rellenar el tanque de agua algo menos que el relieve de la marca de un litro.
3. Volver a enroscar el filtro en el molinillo y cerrar la SojaMatic.
4. Pulsar la tecla MILK.

SojaMátic dispone de un minipanel de pulsadores y un piloto que indican el estado de los procesos que podemos llevar a cabo. A los pocos minutos, el piloto rojo se pondrá verde para avisarnos de que ha terminado el proceso. Se puede observar lo fácil que resulta hacer un licuado de soja. Pero hay más posibilidades, la SojaMátic tritura (MILL), calienta y licua (MILK).

SojaMátic dispone de tres pulsadores para usos distintos, MILK, MILL y PASTE/OFF. Pulsando MILK, ponemos en marcha el proceso completo de producción de licuado vegetal; pulsando MILL, sólo el proceso de moler el contenido del tamiz. PASTE/OFF realiza un proceso más largo de calentado y molido para licuar otros cereales o legumbres. Si la SojaMatic está en marcha, PASTE/OFF detiene el proceso. De esta forma es posible usar la Sojamatic para licuar o para procesar cereales, legumbres o frutos secos. Existe un recetario con diversas propuestas y se deja abierta la experimentación al usuario.



Recomendaciones para un uso más eficiente y saludable de la SojaMatic

• El sensor de temperatura permite reducir el tiempo de elaboración, si el agua del tanque ya está caliente, el proceso se minimizará. Si dispones de un horno de caja o cocina solar parabólica puedes ahorrar 3/4 partes de la energía eléctrica consumida.
• La soja cruda contiene un "principio antitrípsico" que impide que la tripsina, enzima proteolítico, pueda actuar a nivel de duodeno. Para eliminar este efecto, la soja debe pasar por un proceso de calor que la SojaMatic realiza de forma automática.
• La cuchilla del SojaMatic, primero tritura y luego espesa y liga el preparado para que la textura del licuado sea perfecta.
• SojaMatic dispone de un sistema de aviso acústico para cuando se produce el despiste de no poner agua.
• Hay tres tipos de soja: roja, verde y blanca. Con esta última es con la que hacemos la leche de soja.
• La primera vez que se utiliza la SojaMatic, no hay que poner soja u otro cereal. Hay que realizar el proceso sólo con agua, para quemar la resistencia eléctrica por primera vez.
No se debe sumergir la SojaMatic en el agua, debe limpiarse con la esponja y el cepillo que se suministran.
• La soja contiene una alta concentración (35%) de proteínas; es una fuente de aminoácidos esenciales, de calcio, fósforo, magnesio; contiene ácidos grasos Omega3, que ayudan a reducir el nivel de colesterol y es una excelente alternativa a la leche animal tradicional.

Mediciones y experimentaciones del equipo de terra.org

Se han realizado con una SojaMatic algunas mediciones para valorar su interés. Pusimos agua a hervir con una de nuestras cocinas solares parabólicas; una vez conseguida la ebullición (al cabo de unos 7 minutos usando solamente la energía limpia, renovable y sostenible que regala el Sol), el agua se colocó en el tanque de SojaMatic. Utilizamos soja procedente de cultivos sanos y ecológicos de la marca Luz de Vida. Medidos el consumo de energía y el tiempo empleado con un contador de consumo eléctrico y obtuvimos los siguientes resultados: consumimos 32 vatios por hora en 4,43 minutos. Por otro lado hicimos el proceso utilizando SojaMatic de forma automática, es decir, vertiendo agua fría en el tanque y el proceso duro 10,40 minutos y consumió 118 vatios/hora. Los dos licuados eran idénticos en calidad.

La conclusión es evidente, emplear la limpia energía del sol sobre una cocina parabólica o en un horno solar elimina emisiones de CO2 y otros gases por el hecho de ahorrar energía eléctrica procedente de centrales nucleares y térmicas. Además, el tiempo de preparación del licuado con SojaMatic se reduce a algo menos de una tercera parte, en total unos 6 minutos.




El Sol es un recurso no siempre valorado para ahorrar energía en los procesos de calentar agua ya sea para usos sanitarios o culinarios. La cocina solar parabólica y una máquina de preparar leches vegetales son un buen ejemplo de ello. Si tienes interés por el fascinante mundo de la cocción solar, puedes acceder al espacio dedicado al tema en nuestro portal. Puedes también ilustrarte con la opinión de una persona que descubrió y probó una SojaMátic en nuestra sección de Diario de un Ecologista.
 

Motivos ecológicos para utilizar una máquina para preparar leches vegetales

Si por motivos de salud o dieta eres consumidor de la llamada leche de soja puede ser interesante que conozcas lo fácil que resulta elaborar una sana bebida con esta legumbre y otros cereales. Aparte de la frescura inmediata que podrás obtener, el coste ecológico de un litro de licuado industrial frente a un litro de licuado domestico hecho en casa es muy elevado. Las causas son los costes energéticos y ambientales de la fabricación y transporte del recipiente hasta el lugar de envasado, la energía empleada durante la elaboración, procesamiento y envasado del licuado hasta el punto de venta y finalmente hasta tu vivienda.

Con las máquinas para preparar licuados de leche vegetal puedes fabricar en tu casa una bebida con iguales calidades que la industrial ahorrando dinero, ganando en calidad por ser bien fresca y evitando perjuicios ambientales.



Cierto es que fabricar una máquina para preparar licuados vegetales ha costado mucha energía y recursos, pero según las indicaciones del fabricante, avaladas también por la calidad de sus componentes, su vida útil puede compensar sobradamente el ahorro de energía y recursos que proporciona su uso cotidiano. Si eres consumidor habitual de leches vegetales, con estos pequeños electrodomésticos obtienes todas las ventajas positivas que proporciona en el ámbito de la salud, la economía y la sostenibilidad. Recomendamos su utilización como una acto de modernidad y buena práctica ecológica.

Puedes elegir entre pagar el precio de mercado de una leche vegetal y desechar un envase de bebida o pagar muy poco por el coste de la electricidad y la amortización de la máquina e invertir algo de el tiempo en la limpieza del equipo después de cada uso de estas máquinas

Más sobre la soja, ideal para una máquina de leches vegetales
La soja es la legumbre que más proteínas por hectárea produce. Por su composición, la soja ayuda a la asimilación del calcio, facilita la regulación hormonal, previene los problemas cardíacos o circulatorios, regula la tasa de azúcar en la sangre y mejora la digestión. Los derivados de la soja son una buenísima alternativa a la carne, ya que contienen el doble de proteínas y todos los aminoácidos esenciales necesarios para completar una dieta vegetariana.

Aktivplus o Magic Bean, otra de las máquinas para preparar leches vegetales.


Dejemos de ser “conejillos de indias” en la aventura transgénica.
Mucha de la soja que se consume hoy procede de cultivos transgénicos siendo el símbolo mundial junto al maíz del aberrante experimento masivo que está desarrollando nuestra sociedad. La industria ha logrado modificar las propiedades de resistencia de la soja, de manera que un cultivo de soja transgénica incorpora la acción de herbicidas (Roundup). No está nada claro que estos herbicidas que forman parte de la estructura genética de la planta no pasen a las semillas de la soja y pueda ser perjudicial para la salud. Los herbicidas que incorpora la soja transgénica afecta a la biodiversidad de las tierras de cultivo, ya que esta puede cultivarse sin barbecho ni período de descanso, causando el agotamiento de los componentes del suelo de cultivo.

El conflicto social de la soja transgénica concierne también a la dependencia tecnológica de los cultivos: comenzando por el comercio de semillas, se sigue con que la soja transgénica se trata sólo con herbicidas Roundup, los únicos para los que está preparada la variante. No hacen falta muchos comentarios para rechazar categóricamente el consumo de soja alterada genéticamente. Lamentablemente, esta es materia prima de gran parte de los licuados industriales. Consumir soja procedente de cultivos ecológicos es la más saludable de las opciones, para las personas, para los demás seres vivos y para el medioambiente donde todos convivimos.

 

Recetario para una máquina de leche vegetal

Con soja:
Tofu (para 1/2 kilo)
3 litros de leche de soja
1/2 taza de zumo de limón
Calienta la leche. Antes de que llegue a hervir, echa el zumo de limón (también puedes usar vinagre o nigari) sin dejar de remover. Déjalo reposar.
Pasa por un colador de tela la leche cuajada, para separar el requesón del suero (con el suero puedes hacer un nutritivo caldo con verduras).
Prensa el requesón y añade sal.
Deja el tofu en un molde, tapado y en la nevera, para que tome consistencia.
Si quieres que el tofu sea más suave, usa la mitad del limón: saldrá más cremoso.


Recetas con tofu:
Chop Suey con Tofu (Para cuatro persona)
2 zanahorias
1 cebolla
200grs. de patatas menudas
1/2 col
50 grs. de almendras peladas
250 grs. de brotes de soja
1 cucharada de aceite
200 grs. de tofu
Sal marina y salsa de soja
Corta la cebolla, las zanahorias y las patatas y rehógalas en una cazuela. Añade la col cortada en juliana. Déjalo tapado y a fuego lento durante diez minutos. Añade los brotes de soja, las almendras picadas y un poco de salsa de soja.
Déjalo reducir unos minutos. Sirve caliente con unas lonchas de tofu.

Helado de frutas con Tofu (Para un kilo de helado)
250 grs. de tofu
1 manzana rallada
2 tazas de frutas variadas
1 huevo
1 taza de zumo de manzana
1 cucharada de zumo de limón
2 cucharadas de miel
2 cucharadas de uvas pasa
Calienta el zumo de limón, el de manzana, la miel y el huevo sin dejar de remover. Retíralo y mezcla el resto de ingredientes. Tritúralo. Ponlo en un molde y déjalo en la nevera.


Recetas con okara:
Pastel de Okara (Para 2 personas hambrientas):
3 tazas de okara
2 tazas avena (en remojo unas horas antes)
1 huevo
2 cucharadas queso rallado
1 pimiento rojo
1 cebolla
1 huevo duro
Aceitunas picadas
Sal, orégano y comino
Mezcla el Okara con la avena, el huevo, el queso rallado, las hierbas aromáticas, las aceitunas y pásalo por la batidora.
Rehoga las verduras y añádelas a la mezcla con el huevo duro picado. Vuelca el preparado en un molde con un poco de aceite. Deja cocer la pasta en el horno a temperatura media durante 20 minutos.
Vuelca el preparado en un molde con un poco de aceite.
Deja cocer la pasta en el horno a temperatura media durante 20 minutos.

Paté de pimientos y Okara
3 pimientos
1/2 taza de vinagre
1 cebolla
3 dientes de ajo
3 tazas de okara
Orégano
Hierbas aromáticas
Tuesta el pimiento entero. Límpialo y tritúralo con un poco de vinagre. Pica los ajos y la cebolla y pásalos por la sartén con un poco de aceite. Cuando estén dorados, añade el pimiento y rehógalo dos minutos. Añade el Okara y cuécelo cinco minutos sin dejar de remover. Agrega un poco de vinagre y las hierbas aromáticas. Déjalo tapado y a fuego lento hasta que se consuma el vinagre. Retíralo del fuego y salpimienta la mezcla. Ponlo en la nevera.

Panecillos de Okara
3 tazas de harina de trigo integral
1 taza de okara
1 cucharada de levadura de cerveza
2 cucharadas de aceite
Sal, nuez moscada y jengibre al gusto
Disuelve en un vaso la levadura con un poco de agua caliente y el aceite.
Mezcla la harina con el okara, la nuez moscada y el jengibre. Añade la levadura y amásalo bien hasta tener una masa tierna.
Dale forma a los panes y ponlos en una bandeja con harina. Deja reposar la masa 30 minutos.
Ponlos en el horno a temperatura media durante algo más de media hora. Sácalos y deja que se enfríen en un lugar aireado.


Con frutos secos:
Con las máquinas de preparar licuados puedes hacer leche de almendras o de arroz; triturar y calentar unos garbanzos para hacer hummus o mezclar varios cereales.

Leche de nueces y almendras
60 grs. de almendras
15 grs. de nueces
Pon en remojo las nueces y las almendras unas ocho horas. Pásalas por agua y ponlas en el filtro-contenedor de la máquina. Pon un litro de agua en el tanque


Pasta de sésamo
Una taza de arroz
Una taza de sésamo
Deja el arroz en remojo durante media hora y límpialo después
Fríe el sésamo en una sartén un par de minutos, sin dejar de removerlo
Pon el sésamo y el arroz en el filtro y un litro de agua en el tanque

Con esta receta puedes probar otros frutos secos, sustituyéndolos por el sésamo y hacer pasta de almendras, cacahuetes o nueces.

Redacción e imágenes de terra.org