You are here

¿Qué es el medio ambiente?




 


¿Qué es el medio ambiente?
Rafael (Alicante)

Precisamente las cuestiones que parecen más sencillas son las que entrañan una respuesta más compleja. Empezando con la propia expresión española "medio ambiente": una redundancia que ya lleva a equívoco debido al empleo de dos palabras sinónimas (el medio y el ambiente), cuya traducción directa sería "medio medio", "mitad del medio"... Esta situación no se produce en otras lenguas ya que el concepto queda definido con una única palabra: "environment" (en inglés) o "environnement" (en francés). Aunque los malentendidos ambientales no se han limitado a la terminología; a lo largo de la historia, la percepción de "medio ambiente" ha variado en función de los intereses del autor de la definición y según el contexto social.

Tradicionalmente se ha asimilado "medio" como el conjunto de recursos físicos y materiales que rodean al hombre, definido a partir del bagaje de conocimientos científicos de que se dispone. Sin embargo, en la expresión "medio ambiente" se percibe que, además de los elementos físicos, este entorno contiene también una componente biótica que hace posible la vida en este planeta. De este modo, se define medio ambiente como la "suma total de condiciones y factores externos vivos y no vivos (química y energía) que afectan a un organismo; y como el sistema de soporte de la vida en la Tierra para humanos y para todas las demás formas de vida".

El mismo Consejo de Europa incluye dentro de la definición de medio ambiente "los recursos naturales abióticos y bióticos, tales como el aire, el agua, el suelo, la fauna y la flora y la interacción de todos estos factores, los bienes que componen la herencia cultural y los aspectos característicos del paisaje". En cambio, "Naturaleza" puede ser entendida como una manifestación específica de las interacciones entre dichos elementos, cuya característica más destacada es la escasa incidencia de la acción humana o, al menos, su escasa visibilidad.

Actualmente, las últimas corrientes de pensamiento ya integran al ser humano, no como simple observador de su entorno, sino como pieza dentro de un todo, dentro del mismo concepto del medio ambiente.