You are here

Cifras sorprendentes





curvaSupTit.gif" border=0>

Cifras sorprendentes

 
01272004_estat
01272004_bici

Calculando sobre el Estado del Mundo

Nuevo modo de portebici

 

Como ya comenté, hace unos días asistí a la presentación de la edición en catalán del informe del Worldwacth Insititute, L'Estat del Món 2004, en esta edición es un monográfico sobre la sociedad de consumo global. Bueno, que deciros, sólo el capítulo I ya es un alucine para mí al leer sus datos y perspectivas. Un ejemplo, os transcribo una tabla de gastos en artículos de lujo comparada con los fondos necesarios para satisfacer determinadas necesidades básicas.
Los gasto anuales en cosméticos son de 18.000 millones de dólares y la inversión anual para que todas las mujeres dispongan de salud reproductiva son de 12.000 millones.
La comida para animales en Europa y USA tiene un gasto anual de 17.000 millones, para la eliminación del hambre y la malnutrición hacen falta 19.000 millones.
En perfumes gastamos 15.000 millones más. La alfabetización universal costaría 5.000 millones.
En cruceros por los mares nos gastamos 14.000 millones, abastecer de agua potable a toda la familia humana costaría 10.000 millones.
Los helados que nos comemos en Europa tienen un coste anual de 11.000 millones de dólares, la inmunización de todos los niños del mundo sólo 1.300 millones.
Bueno, no pretende convencer a nadie. Los datos ofrecidos por el Worldwatch Institute son de solvencia total como han demostrado durante dos décadas.

Sin ánimo de apabullar os paso unos datos que han influido en mi percepción de los minerales de este mundo.
Sólo he utilizado joyas en alguno de esos momentos que el periplo personal compartido casi lo obliga porqué se unen tradición y costumbre. De esto hace ya bastante tiempo. Incluso he llegado a regalarlas. Además fueron siempre de bajo coste económico. Esto ocurrió antes de tomar conciencia de lo que cuesta, socioambientalmente, el oro. Este mineral que mide la riqueza es a su vez una fuente inagotable de sufrimiento, propicia jerarquías y excita las ansias de posesión que tanto ha dañado a la familia humana a lo largo de su historia.
La extracción de oro no permite más que una producción mínima, pero en cambio causa una gran alteración ambiental. Por cada tonelada de oro se tienen que procesar unas trescientas mil (300.000) toneladas de mineral. El 85 % del oro extraído es para hacer joyas.
Estos artículos que parecen inocuos tienen una capacidad destructiva increíble. Por ejemplo, para hacer las dos alianzas que usan las parejas cuando se casan, se procesan toneladas de mineral y la mayor parte genera un importante  lixiviado de cianuro. Según los cálculos del Worldwacth Institute, para ese par de anillos de boda, el mineral procesado equivale a excavar un agujero en la tierra de 3 metros de largo por 1,8 metro de ancho y 1,8 metros de profundidad. Y como dice el texto de donde extraigo estos datos, suerte tiene la pareja que se casa que este agujero no se lo hagan en su jardín, ni li dejen en sus alrededores el deposito de cianuro utilizado para separar esos gramos de mineral. En fin, que no es oro todo lo que reluce.

Y como va de datos y cifras, pero para terminar, os transmito una información curiosa sobre un medio de transporte que desplaza 140 millones de pasajeros y recorre dos millones de kilómetros cada día en el país, además tiene la reputación de ser el más seguro del mundo, según las estadísticas. Es el ascensor: el rey del transporte vertical. Y sabed que no me deja tranquilo el uso que hago de él. Tengo 81 escalones para llegar hasta la cuatro planta donde se ubica la oficina y he decidido usarlo sólo en caso de llevar carga o extrema necesidad. Ocurre que cada día tengo que subirme y bajarme mi bici, pero valoro que es mejor tenerla dentro de la oficina para que las visitas se ilustren de las posibilidades. O sea, que ando en pleno cálculo de cuantos vatios se gastan y cuantas emisiones de CO2 se generan por cada subida y cada bajada de ascensor. Después de enterarme del ranking de trasiego causado por los ascensores he decido aplicarme en serio en la reducción del uso de este transporte. Además, subir y bajar ayuda mucho, por ejemplo, a reducir el gasto de gimnasio, que no está nada mal cuando uno anda con una economía frugal y divertida.

Hoy he probado una de las ideas de transporte para mi bici, me la aportó un amigo el domingo y la verdad es que algo de utilidad tiene. La imagen la ilustra con claridad. Hacia adelante no hay problema, pero en marcha atrás es difícil de maniobrar.


¿Porqué éste diario?