You are here

Cocinas solares para tod@s





curvaSupTit.gif" border="0">

Cocinas solares para tod@s

 
06302004_cuines1
06302004_cuines2
06302004_cuines3
06302004_cuines4
06302004_cuines5
06302004_cuines6

1. Wolfgang Schefller y Marta Pahissa en acción
2. Miguel y su bizcocho de chocolate
3. La chef solar Gloria y sus apreciados buñuelos
4. Juan y su bizcocho
5. Horno solar y alimentos, sostenible pareja
6. Cata popular de los sabores del sol



 


 


Una de las actividades donde participe y puse la atención que el positivo empacho de estímulos solares me permitió dentro del Encuentro Solar 2004, fué hace unos días y tiene que ver con las cocinas solares, que si lees de vez en cuando este diario, no hay duda que me tienen tecnoseducido. Aquí narro, sobre todo para quien lea con interés inaudito lo relacionado con el uso más sabroso de la limpia energía solar, lo que ocurrió entorno a la cocción solar.

Por cierto, y para quien esté comenzando a perder la cabeza por hornos y cocinas no fósiles y electronucleares, en el CDROM dossier entregado este año a los inscritos a las jornadas, se ofrecen los documentos presentados por los ponentes. Y ya comento que son extraordinarios. Pero el delirio puede llegar cuando en el mismo CD se incluyen también el contenido de los dos Encuentros Solares anteriores, toda una sobredosis de cocción solar recomendable para todas las edades y esto solo es una parte, porque sobre la cultura de las energías renovables uno econtrará en el contenidos para estarse un mes frente al ordenador. Si no aguantas y quieres conseguir el CD, ya están disponibles por 10 euros, el precio de un menú de restaurante. Que aproveche a quien lo necesite, que de esto estoy seguro.

A modo de maratón de presentaciones se realizó el domingo desde primerísima hora, la Mesa de Actualidad “Avances en las Cocinas Solares”, y ciertamente la sala presentaba más afluencia de la esperada, dado lo monográfico del tema propuesto.
Comenzó la jornada con la lectura del comunicado de Solar Cookers International, repasando en un viaje alrededor del mundo los numerosos proyectos y las organizaciones que los promueven. Al final, invitaba a los presentes a pensar en convocar conjuntamente un encuentro internacional de cocción solar para el año 2006. Yo me apunto, vamos, sin dudarlo.

Jordi Miralles, presidente de la Fundación Tierra, presentó brevemente la unidad didáctica para la cocina solar parabólica, un reciente e interesante material para formadores donde el fuego, la reflexión, la leña y la energía capturada del sol animan a incorporar el montaje y la practica de cocinas parabólicas en las aulas.

Diez años cocinando con el sol, fue la entrañable y familiar aventura solar narrada por uno de sus artífices, Ricard Guiu de Mas Lluerna, en Lleida.
Vincent Dulong, director de Sud Soleil Bolivia Inti y Rozenn París presentaron a su organización y los proyectos realizados en Bolivia con hornos solares, en una ilustrada conferencia titulada El Sol al servicio del desarrollo. Una de sus conclusiones llamó la atención de los asistentes, la comida cocinada con el sol es más apreciada por su sabor, un detalle conocido pero que puede animar a abrir nuevos espacios de comunicación entorno a las numerosas ventajas de las cocinas solares.

José Ángel Garrido contó como a menos de un año vista pedaleara por el continente americano desde el proyecto Solín, que tiene previsto que dure 12 meses para recorrer 15.000 km e impartir a lo largo del recorrido talleres de introducción y construcción de hornos solares. Menudo viaje.

Michael Götz, del Centro Neuchâtelois de Cuisine Solaire de Suiza presento las actividades realizadas durante el año, donde destaco el desplazamiento de la Creperie Solar a 2000 metros de altura, con teleférico y moto de nieve, en una estación de esquí de los Alpes.

Wolfgang Schefller de Solare Brücke, y papá de los reflectores que llevan su nombre acompañado de Marta Pahissa, de Fundación Tierra, repasaron la intensa actividad acontecida en India durante el año, donde se ha puesto en marcha la primera fase de un impresionante crematorio solar para difuntos.

Una actividad de alto valor pedagógico y contundentes aromas, fue la presentación del Solar Show por parte de Manel Rivero, su coordinador desde Intiam Ruai. Dio a conocer el calendario acontecido de esta actividad que invade espacios infantiles festivos y multitudinarios para mostrar y dar a probar los sabores del sol en forma de chistorradas y chocolatadas solarculinarias.

Virginia Bauso, ecodiseñadora y que visito la muestra de cocinas solares el año anterior, nos mostró los desarrollos realizados con pasteurizadores y sencillas cocinas solares desde su taller Formas Verdes.

El habitual amigo de los Encuentros Solares y conocido experto mundial en cocinas solares y desarrollador de las cocinas parabólicas Ksol, el Dr. Dieter Seifert, actualizo los fundamentos de su trabajo con las cocinas en forma de herramientas para la cooperación desde los mecanismos financieros para el desarrollo sostenible.

Una experiencia pionera de montaje y comercialización de cocinas solares Ksol la presentó Paco Espin, promotor de la idea en la población de Bullas, Murcia, donde alumnos de la escuela taller ensamblan íntegramente las cocinas solares parabólicas Ksol para servirlas a personas interesadas de la región.

El primer horno solardoméstico de Europa, el SunCook fue introducido brevemente por el moderador de la mesa, al no poderlo hacer por un imprevistopor parte de sus desarrolladores, Nuno Oliveira y Joao Correia de Sun-Co en Portugal. Invitándose a los asistentes a presenciarlo en acción en la exhibición exterior.

A modo de conclusión: la calidad y diversidad de ponencias que se presentaron en esta mesa de actualidad, así como la manifiesta la multitud de  creatividad humana que se pone en el diseño y difusión de los hornos y cocinas solares. En definitiva, que es una herramienta que va consolidándose sin pausas. Años tras año, la más sabrosa y solidaria de todas las aplicaciones de la energía solar gana en proyectos y desarrollos alrededor del mundo, hace posible incluso la puesta en marcha de actividades empresariales y busca de forma intensa como hacer que el hábito de cocinar con el sol sea conocido y practicado por el mayor número de personas y en el mayor número de lugares y circunstancias tan diversas y complejas como las que son conocidas o todavía no han llegado a serlo para los expertos en la materia.
La cocción solar tiene un gran valor pedagógico y cultural en los países desarrollados y principalmente tiene un papel muy importante en las regiones donde más falta hacen soluciones a la crisis de la leña, con sus repercusiones sociales y medioambientales.

Asistir a esta jornada ha sido un placer, que sumado a los vividos durante el fin de semana solar más intenso de los conocidos, permite y estimula a seguir trabajando. A seguir esforzándonos por un mundo donde las ilusiones y buenas practicas humanas pueden llegar a hacer realidad el rediseño de un espacio sostenible para todos, tanto para la especie a la que pertenecemos como para las más de 7 millones de otras especies de seres vivos que nos hacen la vida más emocionante. Mientras escuchabamos las palabras y trabajos de los sabios solarculinarios, en el exterior, una multitud de hornos y cocinas manejadas por cocineros y cocineras soleados, preparaban lo que seria la cata popular brindada a los asistentes y sobre todo a esa central de energía tan bondadosa. Recuerdo unas magdalenas de Maia, cocinera madrileña, que todavía saboreo en mi paladar.


¿Porqué éste diario?