You are here

Mi primera cesta cooperativista de pan y verduras saludables





curvaSupTit.gif" border="0">

Mi primera cesta cooperativista de pan y verduras saludables

02172005_ecosonsum1
02172005_ecoconsum2
02172005_ecoconsum3

1. Mira que es bonita la tienda
2. La máquina que cuenta
3. Cesta a punto


Voy poco a poco, sin prisa pero sin pausa, o mejor, hago lo que puedo para ir penetrando por los caminos de poca huella ecológica según mis posibilidades y visión de la Simplicidad Radical. El libro de Jim Merkel me lo he leído como tres veces, me ha inspirado aires frescos, me ha ilusionado, me han seducido sus mensajes y llamadas a la acción. Y lo cierto es que solo he comenzado a practicar con las tablas de contabilidad personal y a darle a la olla en casi cada gesto cotidiano. Ya nada es igual, adquirir desde una revista en el kiosco hasta reducir los menús externos de mediodía, o consumir cualquier producto, viajar en coche de forma consciente, gastar petróleo según el menos mucho mejor, todo lo medito como nunca. Cierto que me cuesta contenerme en medio de la selva consumista, pero ahora lo habitual para mí es renunciar a cada vez más consumibles, valorando en cambio eso sí, lo que no se compra, la amistad, y los parientes, las muestras de sabiduría de la buena, y hasta el vuelo de los murciélagos y el interés por conocer a simple vista más de 10 árboles y una docena de aves.

Para comenzar con las tablas propuestas para el cálculo de la huella ecológica personal, me estoy esperando a realizar mi balance de pertenencias después de una temporada ya iniciada de desapego, reparto y regalo de buena parte de ellas. Luego cuento, que me será más fácil y mucho menor m impacto.

Y dentro de las sugerencias propuestas en ese manual de autentica vida y modernidad ecológica, radicalmente simple, hay una a la que ya llevaba tiempo dando vueltas, y hoy me he decidido a dar el paso definitivo, he cogido mi primera cesta de verduras ricas y saludables, después de haberme asociado a una cooperativa de consumidores de productos agro ecológicos. Sirva la narración para que tu también te inspires, si te toca o sientes que debes hacerlo, en el dar el paso cerca de donde estés para proteger tu salud, la de la tierra, y la de las economías de baja escala, las más bellas en un mundo globalizado metido en un globo dentro del grandioso misterio sin limites conocidos.

Fue un placer rellenar el formulario de socio, preparar el abono de 40 euros de depósito y el abono de seis meses a 5 euros por mes.
Lo hice después de localizar la cooperativa más cercana a mis espacios diurnos, la más cercana al trabajo. La elección además me ha seducido por diversos valores sociales que mueve el colectivo elegido. La historia que he conocido ha sido que dentro de la Xarxa de Consum Solidari, una ONG que desde el 1997 trabaja en Catalunya en temas de comercio justo y consumo responsable, fue a principio del 2004 que se impulso la creación de un grupo cooperativo de consumo agro ecológico dentro de la Xarxa. Este grupo tiene como objetivos trabajar en base a unos criterios de consumo responsable y sostenible, conocer a los productores y los distribuidores con los cuales tiene relación y apostar por circuitos cortos de comercialización. Se trabaja dentro de la coope en la base a al autogestión y la autoorganización.

Ya con esto, bien me ha valido la pena dar el paso, una gran parte de mis frutas, verduras y panes se gestaran a partir de ahora lo más cerca posible de donde me los como. Estupendo pienso, reduzco huella y ayudo con mis dineros, a la economía local.
El grupo esta abierto a todas aquellas personas que comparten sus criterios de trabajo, de organización y de consumo crítico. Vamos, yo he dije que sí enseguida que me enseñaron el funcionamiento practico de los pedidos.
Y hoy lo he puesto en practica incluso. El pedido se tiene que hacer como muy tarde el lunes por la tarde, yo he decidido hacerlo el mismo día que recoja el pedido semanal. Para ello, los socios disponemos de un ordenador con tabla excel donde poniendo mi número y echando mano del listado de productos inserto la referencia y el volumen en kilos o piezas que preciso, inmediatamente se me ajusta el precio.

Es a partir del jueves por la tarde cuando puedo pasar a por mi cesta llena de salud concentrada, y es en ese momento donde realizo el pago del pedido. Mi dinero va a un sobre para que disponga la persona de soporte que se encarga de gestionar los pedidos y abonos a nuestros proveedores, varios productores agricultores y un horno de pan, por cierto, de exquisito paladar. Las magdalenas de espelta ya sé que se convertirán en uno de esos placeres semanales sin remedio de momento. Si me hacen falta otro tipo de productos, el lugar donde esta ubicado el espacio de la cooperativa de consumo tiene una tienda de la Xarxa donde puedo adquirirlos, es una delicia disponer de chocolates, tes, panela y otros, todos del justo mercado solidario y oleeé.

Cogiendo el contenido de mi primera cesta me he sentido participe de uno de esos pequeños cambios que siempre son poderosos, y para mí y ahora, hoy he dado uno de esos pasos que me ayudaran a dejar menos huellas sobre esta tierra finita.
Ánimo, camina no corras, que seguro llegas a ningún destino que no sea al que todos nos dirigimos.

Si andas por Catalunya, aquí te paso en el enlace a Ecoconsum, punto de encuentro de organizaciones de consumidores/as de Catalunya. Un lugar para intercambiar información y experiencias sobre proveedores, productos y formas organizativas. Ósea que si te pica el gusanillo ecoconsumista, ya veras cuanta gente anda parecido, menos mal.
 
Eso sí, para comprar verduras procedentes de la agricultura sin venenos por toda la geografía ibérica e islas, el listado que tiene disponible Mariano Bueno, es de obligada y agradecida visita:

Y dentro de este portal puedes encontrar varios apartados con direcciones y comentarios, te recomiendo visitar el espacio de Servicios Ecológicos y Saludables, y en él cooperativas de consumo y asociaciones y los del sector de alimentos ecológicos. Están para servir, ósea que adelante.

¡¡Felices ecocestas, mías, tuyas y de todos los posibles¡¡



¿Por qué este diario?