You are here

Por una granja urbana ecolúdica en BCN





curvaSupTit.gif" border=0>

Por una granja urbana ecolúdica en BCN

 
06042004_ecogranja1
06042004_ecogranja2

1. Más de 1.100 Granjas Urbanas Europeas
2. La simpática mascota del proyecto

 

 

Al vivir casi siempre dentro de un sistema de vida tecnológico y bastante desconectado de la Naturaleza, siempre he sentido interés por las propuestas que defienden las sendas para que el campo entre en la ciudad del asfalto, el hormigón, la multitud.

Hace ya bastante tiempo un colectivo de amigos se empeño en llenar los balcones urbanos de vida. El Balcón Comestible, nombre al que se le puso a la iniciativa dió modestos pero transformadores frutos. Un tríptico, artículos de prensa, talleres y múltiples ideas motivaron a que bastantes ciudadanos comenzaran a cultivar la tierra aunque fuese en la de un tiesto colocado en el balcón o la terraza.

El proyecto perseguía iniciar una eco pedagogía en esos espacios donde la mayoría de nosotros tenemos posibilidades para practicar jugando con lo pequeño. Desde el quicio de una ventana, al balcón y con ánimos la terraza comunitaria, e incluso debajo de la cama. Cualquier espacio era bueno para cultivar patatas, probar la cocción solar, crear un biorefugio para la fauna urbana, cultivar setas o en la cocina, atreverse con los germinados para la ensalada.

Muchos aprendimos un poco más sobre la riqueza de la tierra, el agua y el sol. Hoy los balcones y espacios comestibles siguen sorprendiéndonos cuando caminando por las calles es posible ver tomates saliendo de la barandilla, terrazas con una productividad agrícola sorprendente, más de 200 horturbans distribuidos desde una joven empresa, y hasta promociones por parte de algunos ayuntamientos para animar a la ciudadanía a conocer como se conforma una lechuga, o un pimiento o cualquier fruto desde la tierra contenida.

Hace años que la Fundación Tierra ha planteado reiteradamente la recuperación de una de las últimas reservas naturales dentro de la ciudad de Barcelona. En las entrañas de la montaña de Montjuic se ubican las cicatrices de tres antiguas extracciones de piedra que con las décadas se convirtieron en espacios naturales, especialmente porqué en una de ellas se instaló el Jardín Botánico. Sin embargo, tras la reubicación del Jardín Botánico a un espacio más amplio, el conjunto se quedó sin utilización. El proyecto de reserva natural de la Fuixarda a pesar de la buena voluntad de la organización no fue valorada por la administración. Seguramente se avanzaron a su tiempo.

Hoy me he colao con mi bici, claro, en la presentación de un proyecto verde intenso. Se ha presentado la iniciativa colectiva de la primera granja urbana lúdico ecológica en Barcelona la cual se pretende ubicar precisamente en el hueco de la Fuixarda de Montjuic. La ADGU (Associació per al Desenvolupament de la Granja Urbana) es la promotora. La entidad la forman personas vinculadas al medio ambiente, los derechos humanos, el mundo empresarial, la comunicación y la cultura, todas ellas persiguen junto a instituciones mejorar la ciudad de Barcelona y por ende el mundo.  Y sorprendentemente el acto nada tenia que ver con el empalagoso y omnipresente forum 2004, espejo de lo complejo que es armonizar algunos buenos sentimientos con realidades.

Han planteado la creación de un espacio donde se enseñe a respetar, entender y amar a la Naturaleza, defender el medio ambiente, las tradiciones rurales, trabajar por el desarrollo sostenible y todo ello sin salir de la ciudad.
En Europa hay más de 1.100 granjas urbanas, integradas en la EFCF (European Federatión of City Farms) y repartidas por Bélgica, Francia, Alemania, Holanda, Noruega, Suecia, Inglaterra, Italia y Portugal. Y claro, aquí de momento, na de na, y es que siempre vamos ecoatrasados, lexes.

De momento, y nutriéndose de la experiencia acumulada en otras ciudades europeas donde las granjas son más visitadas que otros espacios urbanos, el proyecto se ha lanzado desde cinco ejes principales: el contacto con la natura, la sostenibilidad, el fomento de la enseñanza de hábitos de alimentación sana, la solidaridad y el fomento del asociacionismo. No faltarán las energías renovables y las buenas practicas ambientalmente correctas.

El espacio que se ocupará está situado en la montaña urbana de Montjuic, y los promotores tienen ya preparadas tantas actividades que te dan ganas de que en breve salga el concurso publico para la explotación del lugar y lo ganen los amigos granjeros. Sin duda será un regalo para pequeños y grandes ciudadanos de una urbe que aunque quiere serlo, camina tranquila por la senda hacia la sostenibilidad.
Los interesados en hacerse amigo/a de la Granja Urbana tenéis el teléfono 933 010 772 y el mail adgu@ya.com.

No se tardará mucho en tener a tiro de estación de metro y bus un espacio donde ver como se cultivan alimentos, viven animales productivos y se comparte un modelo de la sostenibilidad urbana tan necesaria y tan escasa. Un lugar más donde sentir la tierra y todo lo vivo con lo que convivimos.  

Cuando tengamos la granja en BCN, estaria bien que se pudiesen inaugurar muchas más. Después, solo nos faltará hacer de toda la tierra una gran granja donde todos podamos nutrirnos con alimentos ecológicos, cultivar la equidad y estimular la solidaridad; no sólo entre los humanos, también con todo lo que bulle y nos supera.


¿Porqué éste diario?

actualizado: 
03/06/2004