You are here

Sobre la bici y los gozos humanos





curvaSupTit.gif" border="0">

Sobre la bici y los gozos humanos

 

 
08132004_espabici1
08132004_espabici2
08132004_espabici3
08132004_espabici4

1. Probando las superbicis del momento. Fetama y Dahon Presto Lite
2. Supercambio a la vista
3. Oscar, el maestro bicicletero
4. Bicipercusión a ritmo de samba



 


 


Asistir a la magistral charla del Bicidoctor Oscar Patsí ha sido como una peregrinación colectiva. Al lugar de culto, la tienda taller de bicis urbanas Espai Bici, ibamos llegando no muchos pero si bienavenidos, todos en bici, seguidores del maestro de los pedales.

He aprovechado para que David, tambien maestro bicimecánico, me ajustara el Rotor. De la posición más dura me lo ha pasado a la más floja, y es que el juego de bielas permite un ajuste de recorrido en los grados de diferencia que permite el sistema. Doy fe de que la cosa cambia y mucho. Durante el retorno, mi bici con su rotor y yo sobre ella hemos vivido una apasionante pedalada mucho más suave que nuestras habituales. Intuyo que comienza una nueva etapa en nuestra ya de por si intensa relación entre mi Dahon Boardwalk y el invento más eficiente y reciente para el pedaleo inteligente. Y aprovechando la ocasión, en un plis plas David me ha retocado y ajustado esas cosillas que siempre hacen ruido o se descentran y que un presunto aprendiz de mecánico como yo debería controlar. Visto el tema, es evidente que me debo de aplicar.

Acababan de llegar a Espaibici una nueva remesa de bicicletas plegables Dahón, y creo que estaban todos los modelos, los más sofisticados invadian el escaparate. Un buen amigo acaba de iniciar una relación, que se presume intensa también, con una Dahon Vitesse, algo más fina que la mía, con algunas mejoras en pedales, portabultos y algo menos de peso. El cambio es de tres marchas interno. Toda la maquina una obra de la tecnobici con cierto toque minimalista. Atención que está de oferta a 375 euros (verano 2004).
Al mismo tiempo Marta, compañera de labores se ha mirado la Dahon que menos pesa, la Presto Lite, que con 8 kilitos hace las delicias en transporte de ella y de cualquiera que sepa valorar lo que la tecnología hace ya para que ir en bici no tenga excusas. Liviana, con ruedas de 16 pulgadas, carbono y otros materiales duros y superligeros hacen de la máquina un supremo ejercicio de portatibilidad y dulce pedaleo.

Todos, y ya en pleno empacho del bueno, entre tantas bicis bonitas, prácticas, interesantes y seductoras, todos hemos tenido el privilegio de probar la novedad de la casa. Ya comente sobre una bici urbana de las hechas con las manos (una Fetama) que los espaibicicleteros montan con las mejores calidades. Le han colocado el Rotor, y un supercambio de la marca Sram: el DualDrive, con 24 velocidades. Es el vehíiculo de pruebas de la empresa, y claro, tiene todo de lo mejor, porque lo mejor de la bici es que sea la mejor de las posibles.

Hasta hoy nunca he conducido una bici tan placentera, cómoda e intuitiva. El manillar ancho y elevado te permite ir con la columna recta, el rotor suaviza el pedaleo y el cambio de marchas con tres posiciones y 8 opciones cada una, imagino que es lo supremo en cuestión de desarrollos al pedaleo. Cualquier usuario puede encontrar su opción más adecuada. Probar la superfetama durante algunos kilometros me ha servido para encontrarme de lleno con el placer del pedaleo gracias a la tecnologia y la ergonomía. Casi he volado. No te pierdas el probarla, te está esperando.

La bici se mueve y no está nada mal presentarla, con la mejor estética y la más elevada calidad, emulando a los casi siempre no necesarios coches. Y porque no debe ser así, cuando el papel de la bici en la sostenibilidad es mucho más importante y necesario que el del coche impulsado por combustibles fósiles.
De la bici es sabido que no ensucia nada. Siempre será un medio de transporte económico y saludable, aunque te compres una maquina hi-tec, eso si, sin tonterias que sirven para poco o nada. Si algún día me pillo una bici urbana, ya no dudo que será una Fetama modelo alto nivel en cariño puesto y la más altas tecnologías inteligentes.

También, y haciendo rato, he probado la joya de la corona biciclera plegatera, la Presto Lite. Delicada, resistente, ligera pero completa y con una buena estabilidad. Con todo el buen hacer técnico de Dahon, estar montado en ella es como un canto a la livianez veloz con emisión cero y satisfacción 10.

Después de tanto placer con las dos ruedas, comienza Oscar su clase ¿Crees que sabes ir en bicicleta II?, continuación de la primera lección, impartida hace unos meses. Como ya es habitual, el profe nos ha catalogado simbólicamente según el curso desde primero a sexto donde nos encontramos cada uno. Yo he seguido quedándome en el tercero, abundaban los de primero (noveles) al tercero (hábiles) y estaban presentes varios del sexto (a estos poco tiene Oscar que enseñarles, van que vuelan y se las saben casi todas).

De sus enseñanzas algunas impresiones han destacado, estimar la bici es hacer gala de una alta conciencia social; es importante para la ciudad sostenible ser un activista social urbano a pedales; de los dos mundos o escenarios para la movilidad en las ciudades, el de pacificar el tránsito es una tonteria. La opción más correcta y sostenible es simplemente humanizarla. La ciudad sin coches para paseo es el modelo a conseguir, sin demora. En la ciudad habitable y ecológica la bici en toda su diversidad de aplicaciones, es la estrella de la pasarela.

Nos ha comentado que desplazarse en bici por Barcelona o por cualquier ciudad es igual a un video juego, haciendo de este escenario la trama de la charla de forma creativa y muy amena. Ha ido describiendo y situando a los personajes del juego y sus formas de intervenir en el.
El camino que sigue el juego es el denominado carril bici, donde siempre se encuentran obstáculos y por el que Oscar recomienda ir tranquilo. 
Los jugadores son los peatones voladores (ciclistas), de los que nos ha mostrado una tecnica especial para diseñar el trazado de la ruta habitual. Recomienda no ir en linea recta, por donde además suelen ir todos los demás personajes. Apuesta por aprender del vuelo de las aves, sinuoso, estratégico, inteligente y ha dado apuntes sobre el vuelo de las golondrinas, las alondras, las gaviotas y los estorninos. Todos ellas metáforas de como podemos desplazarnos los biciclistas puesto que para nosotros la distancia entre dos puntos no es la línea recta sino un sin fin de posibilidades para disfrutar del trayecto más que emplear el mínimo tiempo y quedar estresao com un cochino cualquiera.

Luego vienen los peatones lunares, donde destacan los Náufragos, esos que todavía no saben que las bicis tienen su carril y lo traspasan sin mirar, incluso se paran en el a hablar de sus cosas. Luego aparecen los Equivocados de los que hay dos categorías: las Cápsulas Equivocadas, osea las maquinas de los cochinos, por aquello de que a los que van en coche por gusto le llamaremos así. Los compinches de la familia de los Equivocados son las Hormigas Atómicas o sea las motos y sus usuarios, muchos de los cuales se pasan por el forro el carril bici. Para Oscar, lo sulfurante es el repartidor de pizza que aparque la moto pleno carril, comportamiento que le genera ardores y reacciones inesperadas según el momento e incita a que no se debe tolerar que ocurra.

Para alguien que dice que la bici es belleza y comparte su creatividad y el diseño de su comunicación con atentos seguidores la música bicicletera no puede faltar. Por ello acaba la sesión convirtiendo a su máquina verde en curioso instrumento de percusión para acompañar músicas agradables. Este broche de sonidos para el final de la biciclase es puro bordado. Cualquier ocasión como la de esta tarde es motivo de celebración a favor de la ecológica y verde bicicleta la cual ha reunido durante un rato a gentes amantes de las dos ruedas, amantes de la amistad, amantes de la vida.

Con pocas capsulas equivocadas y hormigas atómicas en el trayecto hacia el metro,  el Rotor ajustado y la mente relajada, atravieso la noche urbana ventilándome y ensimismado en lo aprendido por ameno. Todo ello no ha hecho sino que el trayecto fuera de lo más agradable en este bicicletero final de jornada.


¿Porqué éste diario?