You are here

Todo el día con mi nueva bici





curvaSupTit.gif" border=0>

Todo el día con mi nueva bici

 
011004_dahon plegada

En el metro de Barcelona

 

 

Al principio, el manillar más pequeño hace que en el arranque el equilibrio cueste de mantener, pero enseguida se domina. La sensación en el pedaleo es de comodidad, seguridad y muy agradable. Mi bici Dahon se despliega en un plis plas, con la práctica adquirida lo consigo ya en menos de 10 segundos y sin correr. Es realmente fascinante ver como han diseñado las piezas de plegado y los detalles para que una vez recogida las partes no se dañen.

Después de varias ideas hemos conseguido el sistema perfecto para transportarla. He estado estos primeros días llevándola agarrada de la zona del portabultos, donde se encuentra el punto de compensación, pero enseguida mi brazo ha reclamado atención. Aprovechando la cinta de bandorela de la mochila porta bicis y colocándola entre las varillas del portabultos y una brida en la parte del cuadro, llevo la bici del hombro con una comodidad excelente.
Es algo voluminosa, pero tomando las medidas, al momento se evitan golpes con las estructuras de paso. De momento, viene conmigo a todos lados. He ido a comer y la he metido conmigo hasta la mesa sin problemas, eso si, lo insólito de este acto llama la atención de la clientela. La subo y bajo en el ascensor del trabajo, y perfecto, aunque aquí me surge un pequeño inconveniente que estoy estudiando de resolver. Me he planteado subir y bajar por las escaleras siempre que no sea necesario hacerlo por el ascensor. Tengo la idea de ir eliminando consumos eléctricos, ahorrando vatios en mi actividad cotidiana. Necesito buscar un lugar de aparcamiento antes de las escaleras, por suerte dispongo uno en el edificio de nuestra oficina. De momento no me separo de ella, debe ser la emoción.

La gran prueba ha venido en mi primer trayecto combinado bici-metro. Con la bandolera se va divino hasta la máquina de control del billete, aquí tengo que colocarla delante de mí para pasar por el estrecho pasillo. Un gesto que cuesta poco esfuerzo. Con las escaleras tampoco he tenido ninguna dificultad ni para entrarla al metro, ¡¡ se acabaron los horarios limitados ¡¡. Ocupa lo que puedes ver en la foto. Me sitúo delante de ella y solo ocupamos el espacio de respaldo que puede usar otra persona. He percibido que con el vaivén del metro, depende en que posición esté situada, bascula y puede caer. En la salida sí que he tenido alguna complicación con el sistema de doble puertecilla; como la bici va delante de mí es esta la que impulsa las puertecillas y depende como puede trabar el paso, aunque cuando lleve tres viajes le pillo el punto y solucionado.

La experiencia que estoy viviendo es útil para mi pero pienso que también para la promoción del uso de la bici en la ciudad. El concepto de bici plegable es ideal para los que no tenemos mucho espacio en casa y para los que queremos trasladarnos a muchos lugares pedaleando.

Algo más de un kilómetro en subida me ha puesto a tono con el cambio de marchas, he llegado al final a utilizar la primera, pero desde la puerta de la oficina a la vivienda familiar, mi primer viaje combinado con mi flamante bici ha sido un placer esperado.

Algunos datos
Mi bici es una Dahon, modelo Boardwalk 6, de color verde bosque. Su tamaño plegado es de 28 x 56 x 81 centímetros y su peso de 12.1 kg. Lo tengo bien en peso, de momento, ya que el máximo recomendado es de 105 kg. Las ruedas son Dahon Compact de aluminio y sus radios de acero. Los neumáticos son los Kenda 20 " x 1.5 ". El pedal de la derecha tiene un sistema de plegado que reduce el ancho total de la bici una vez plegada.


¿Porqué éste diario?