You are here

Ultimo día en Biocultura





curvaSupTit.gif" border="0">

Último día en Biocultura


11052005 cisterna consciente
11052005 esparto
11052005 consume hasta morir
11052005 corro de gente
11052005 calavera
11052005 casita madera

1. Dándole a la Cisterna Consciente
2. El ecoartista espartero
3. No consumiendo hasta morir
4. Corro de gente alegre
5. El más serio repartidor de propaganda
6. Casita de madera, tan guapa ella


El último día que estoy en algún lugar de interés destacado, donde hay mucho para percibir, mirar y tocar, se me hace siempre algo estresadillo; aquí le pongo el eco delante y me quedo tranquilo. Hoy he ido descrubriendo lo que en días anteriores me había faltado, más la listilla de pendientes, en total día completo. Te cuento.

Una de las grandes utilidades de las ferias es la enorme cantidad de sinergias que se generan, si observas te das cuenta con facilidad, de que en un limitado espacio las alianzas, los encuentros, los proyectos y las ilusiones entre los más variopintos grupos humanos, profanos y profesionales, comerciantes y clientes, hasta enamoraos y de todos sus intereses, se dan con gran soltura y se dan por simple necesidad de relacion y búsqueda.

En el stand de Aguapur, dedicada a facilitar sistemas de purificación del agua del grifo, me encuentro la campaña de la Fundación Terra, La Cisterna Consciente, donde si te interesa ahorrar miles de litros de agua al año, siempre que tengas cisterna de descarga total claro y no te importe tirar no más de 1 litro de agua potable por meadilla, la osada organización te regala las dos gomas elásticas para que pases a la acción. Si te interesa el tema, mírate este diario pasado y no te pierdas este pdf. Eso sí, las gomas elásticas te las tendrás que conseguir tú mismo.

Álvaro, de la revista Opcions, en el stand de la necesaria revista de consumo responsable, dedica un espacio a repartir las cartulinas engomadas de la cisterna consciente. Al rato de estar con él, se marcha de charla para hablar del yogur como eje de un consumo consciente.

Los amigos de Pedalibre, amantes de la bicicleta urbana en la ciudad devoradora como ninguna, ofrecían a parte de sus interesante boletines Ciclopedia, más biciutilidades y la posibilidad de hacerte con un NO OIL, esa matrícula de la que me siento tan contento de ser de los primeros en lucirla sobre mi bici. Si pedaleas con pasión mírate la web, de esta asociación de usuarios de la bicicleta pues está llena de consejos, recetas y actualidad sobre el uso de la máquina perfecta.

Al poco me encuentro con el stand de consumehastamorir.com que es una reflexión sobre la sociedad de consumo en la que vivimos, utilizando uno de sus propios instrumentos, la publicidad, para mostrar hasta qué punto se puede morir consumiendo. Vamos, un delirio anticonsumista recomendable para todas las edades y de una genialidad creativa extrema, como toda la publicidad brillante, pero está al servicio de la sostenibilidad, un preludio para el Día del No Consumo que internacionalmente se celebra el 25 de noviembre.
Consume hasta morir es un proyecto de Ecologistas en Acción que intenta alarmarnos sobre nuestro modo de vida consumista. Puedes encontrar foros, artículos sobre infinidad de temas como el consumo responsable, comercio justo, la agenda, información sobre el Día sin Compras.  En concreto, pues el próximo 25 de noviembre no compres nada y puedes, por ejemplo, dedicarle más tiempo a hacer el amor sin prisas, o a cuidar tu lechuga en la maceta del balcón, a engrasar la bici...

Siguiendo con organizaciones me encuentro con el stand de GEA, como siempre, repartiendo información a raudales sobre una vivienda más saludable y como las energías que nos rodean ayudan o no a estar más contentos con el vivir.

Ecopeque, con su ropa y complementos mostraba al igual que Crianza Natural y Bebes Ecológicos, la oferta más saludable para los ecologistas del mañana, que trabajo van a tener.

Un artesano andaba trenzando esparto, como aislado del bullicio, mostrando arte popular que se pierde con esos vectores de sabiduría que se van. Este año Biocultura ha querido incorporar conocimientos y habilidades que se pierden, a la oferta de la feria.

En el sector agricultores, me he pillao sin pensarlo 4 variedades de manzanas, pa el disfrute personal. Las proteínas vegetales, tipo seitán y tofu, en todas sus variables, son como siempre el menú del día bioculto.

Una familia de agricultores conocida me comenta que venir a la feria les sale a cuenta, que tiene habituales de un año a otro, que sus especialidad en alubias tiene devotos y que se van de la feria con las cajas de frutos vacías.

Los activistas de Greenpeace, allá estaban y con pasión me he comprao el informe Agua. La calidad de las aguas en España. Un estudio por cuencas pa ponerme al día de lo mal que esta la calidad del líquido vital y seguir aumentando mi enamoramiento por preservarla, ahorrarla, cuidarla... Aquí no tienes que pillártelo en papel, lo tienes en pdf, verás que joya.

El colectivo pajero casero tenía el stand lleno de material disponible para todos los apasionaos de la construcción con balas de paja, método más romántico, práctico, solar y emocionante, aunque no tan fácil como parece. Para los amantes pajeros, aquí la web necesaria e imprescindible. Y la gentes del Taller Karuna me presentan su libro Casas Sanas y Ecológicas con balas de paja, construcciones para un mundo más consciente. Salgo del sector pajero totalmente embriagao y es que esto de ser un enamorao en acción de las balas de paja genera una especie de adicción de difícil cura.

El microespacio de FSC Spain estaba cargado de alegría e información sobre esta organización que vela y promueve la certificación de la madera, con el único sello emocionante que existe y a la vez la más necesaria para explotar y preservar el universo bosque. No te pierdas el directorio de empresas cercanas que ya han apostado por el FSC.

Al rato me encuentro con el artista ilustrador Puente Nilsson, y caigo en su creativa red. Yo que ando colaborando en realizar hoteles para lechuzas, de esto ya contaré más adelante, me pillo sin pensarlo su colección de rapaces nocturnas, por las que siento desde hace tiempo, ecopasión.

A toda pastilla he estao en la sugerente charla titulada Simpli-ciudad, una propuesta del activista Carlos Fresneda, llegado de lejos para una maratón de comunicación de la buena y simple. Un viaje onírico y vertiginoso por la otra América, la del combate social y ambiental ha sido emocionante, en 20 minutos hemos recorrido ese basto país visitando los lugares y organizaciones que están trabajando por el nuevo sueño americano, nada que ver con el viejo. Vida simple de acción directa, cubiertas verdes, ecoaldeas de culto,  huertos comunitarios, masas críticas de renombre bicicultural, en fin, un apasionante ecoviaje. Se ha presentado también el trabajo de la gente que trabaja para consumehastamorir, excelente. Y un miembro de la Fundación Tierra no ha parao de enseñar como se puede en la ciudad cultivar el simple vivir sin hacer demasiado mal. La receta de jabón casero ha generado mucho interés, es la misma que se publicó en este diario con la mejora de la cucharilla de sal aportada por una experta de entre el público. La Cisterna Consciente antes nombrada y con mayúsculas, como lo todo lo importante, la matriculación del NO OIL entregada a los que han venido en bici a la feria y la hermosa relación del autor con su bolígrafo, han puesto la parte de acción urbana.
A la salida, hemos compartido un rato entorno a mi bici plegable y sus grandes ventajas, ya que en la charla, tan llena, no le ha dao tiempo al menda terrícola.

Me voy, sin prisa pero sin pausa, a Chamartín, esta vez en metro que hace rasca y no cuenta Madrid con todas las seguridades para ciclistas urbanos nocturnos. Ya en el tren, la noche ha pasao de un tirón. Bicipaseando me he traslado al kurro, un intenso fin de semana donde el transporte más sostenible, el consumo más responsable y las vivencias que nos hacen tirar pa lante, han sido de lo más gratificante en pensamientos.
No te pierdas Biocultura en BCN, allá por primavera del 2006, y si vas en bici, igual hasta tienes premio.

Ir a 1º día, 2º día



¿Por qué este diario?