You are here

Cuelga un botijo por la Tierra

Julio, 2007. Beber agua refrescada sin necesidad de consumir energía es ecoefectivo, es una acción ecológica y es un acto efectivo, y para esto el botijo no tiene competidor en los climas mediterráneos estivales. Funciona con máxima efectividad cuando la humedad es baja y la temperatura alta y el volumen contenido de agua en su interior es el máximo.

Kit botijo contra el cambio climático.

Lo ideal es colocarlo en un lugar donde exista una ligera corriente de aire caliente. Pero hay una forma que además permite beber agua refrescada desde el botijo y con el mínimo esfuerzo muscular. La media de peso de un botijo es de 4,5 kg entre masa y volumen de agua contenida.

La campaña Botijos contra el cambio climático presenta una forma creativa de tener siempre a punto tu botijo, pero colgado del techo, suspendido en el aire. El botijo colgado es ideal y práctico para cualquier persona, para chavales y para quien no disponga de mucha masa muscular para levantarlo.

La idea principal es convertir tu botijo en estética decoración por lo cual te proponemos que para desaciertos en el atino desde el pitorro a la boca y también para recoger la precipitación del excedente de la exudación, que el agua caiga sobre la más hermosa de las macetas con la planta de interior que tengas a mano.

 

Nudo bucle y mosquetón.

Proponemos un kit básico que consiste en:
• un gancho en cruz para techos o también una escuadra de brazo largo, 
• un cordón elástico trenzado con hilo de poliéster de alta tenacidad de 6 mm de grueso y 
• un mosquetón con gran abertura.

Paso a paso para colgar tu botijo

Una orientación de colocación y proceso que proponemos es:

1.    Elige el mejor lugar donde se pueda generar el proceso de exudación del botijo y que te quede perfecto para su utilización cotidiana, por ejemplo cerca de la cocina, en el comedor, en una galería sombreada, en un pasillo ventilado

2.    Con un taladro con broca de 12 mm prepara un agujero profundo hasta llegar al espacio hueco de la bovedilla del forjado o bien elige una escuadra resistente que tenga un brazo mínimo de 30 cm para poderlo colocar en la pared vertical
Si dispones de vigas de acero o de madera, lo ideal es realizar un aro alrededor de ellas con un cordón

Esperando que el goteo alimente a un helecho.

3.    Prepara el cordón elástico (el material ideal es el empleado para el soporte de pancartas y si puedes, elige el color que mejor entone con el lugar). Una medida media es aproximadamente 1 metro de largo, esto para techo con la altura habitual en pisos. En un extremo haz un nudo bucle con el mínimo aro posible e insértalo en el gancho que cuelga del techo

4.    Es el momento de realizar la prueba de carga para el ajuste de la altura. Con el botijo lleno a tope y el mosquetón colocado en su asa debes buscar la altura optima pasando un aro del cordón si atar por la parte superior del mosquetón, que será la más baja que tendrá el sistema. Pero si en la vivienda conviven niños, la prioridad de altura es  para ellos. Con el mínimo esfuerzo podrán inclinar el pitorro en dirección a la boca.

5.    Una vez probada y decidida la altura de trabajo, es el momento de realizar otro nudo as de guía para cogerlo al mosquetón, este permitirá con su apertura amplia colocar y llevarse el botijo para las recargas de agua.

6.    Luego es el momento de experimentar el gran valor que tiene la tensión del cordón, ideal es que con el mínimo esfuerzo todos los usuarios puedan llevarse a la altura de la boca el pitorro del eficiente botijo. Habrá momentos que te sorprenderás de las prestaciones del sistema.

7.    Y por último y para darle el máximo valor estético y funcional a tu botijo contra el cambio climático colgado para la Tierra, sitúa la planta de interior con la que mejor vibres en la vertical del botijo. 

8.    Si tienes cualquier duda sobre el montaje, esta es una oportunidad para hablar con tus gentes, y representará el gran valor que tienen los pequeños cambios que siempre son poderosos.

Adaptación de altura de tensión del cordón con preferencia en la del usuario más bajito.

Puedes descargarte una etiqueta para colocar en tu botijo contra el cambio climatico.
Si quieres tener más razones para poner un botijo en tu vida....
Si quiere conocer el mecanismo por el cual el botijo refresca el agua...

P.D.:
Otras ideas para tener el botijo en el aire son colocarlo en un colgante de macramé o llenar con cartulinas de colores y escritas con buenos deseos para el futuro, el cordón elástico.

Atención, la simpatía popular por el botijo y la omnipresencia del frigorífico eléctrico han hecho que muchos de los botijos que se ofertan no sean los óptimos para la refrigeración evaporativa, barnices y tratamientos en la superficie decorada exterior impiden esta función clave.  A la hora de adquirir tu botijo contra el cambio climático, la identificación  es  simple,  los ideales son los botijos de arcilla a poro abierto, sin ningun tratamiento de cobertura, de color blanco, rojo o oscuro. El rendimiento dependerá de buen hacer artesano, la calidad de la arcilla empleada y el proceso de cocción realizado.

Por otro lado y en relación con el óptimo proceso inicial de puesta en marcha del botijo, se recomienda realizar un llenado completo con agua de baja mineralización y con el cuidado de no mojar el exterior. Al cabo de 24 horas se realiza el vaciado y el botijo una vez curado queda listo para el más óptimo rendimiento.

Es tradición incorporar la primera vez una gotas de anís para tamizar el sabor del agua.