You are here

Cada fracaso nos enseña algo que necesitábamos apr






Cada fracaso nos enseña algo que necesitábamos aprender.
Charles Dickens

Absurdo es no aprender de los errores. De hecho, el propio refranero reza que "a la tercera va la vencida". Sin embargo, en los temas ambientales nuestra capacidad de riesgo supera los límites de la precaución. Aun sabiendo los peligros que entraña la actual desforestación, la contaminación galopante del aire, el agua, el mar y el suelo, la pérdida constante de especies silvestres o el agujero en la capa de ozono, la familia humana parece sorda a las advertencias que el planeta nos envía. Somos conscientes de que nuestro actual modelo de civilización basado en la expoliación de los recursos naturales y el vertido indiscriminado de residuos provoca graves daños a muchas personas. Sin ir más lejos, el último accidente petrolero en el litoral gallego, el tercero en menos de veinte años, todavía no parece que nos sirva de experiencia. En realidad, la lección que nos enseña este desastre es la necesidad de reducir la dependencia de los combustibles fósiles por los riesgos que entraña su contaminación. Somos una parte indisociable del planeta y para evitar futuros fracasos solamente practicar la frugalidad material, la eficiencia energética y la sostenibilidad ambiental evitarán que nuestro futuro sea más cierto que la incertidumbre en la que nos hemos acostumbrado a vivir de forma peligrosa.