You are here

Biografía del mundo. Del origen de la vida al colapso ecológico




 

 


Biografía del mundo

Título original: Biografia del món
Autor: Jaume Terradas
Editorial Destino (edición en castellano)
Editorial Columna (edición en catalán)
Año de publicación: 2006



Biografía del mundo
Del origen de la vida al colapso ecológico

Saber no siempre es sinónimo de comprender. Ser profesor tampoco implica tener alumnos. Sin embargo, el ex catedrático de ecología de la Universidad Autónoma de Barcelona, lleva algunos años de su madurez tranquila y fuera de las aulas para escribir una obra didáctica sobre la evolución de nuestro planeta y el papel que hemos jugado los humanos en su historia, Biografía del mundo. Del origen de la vida al colapso ecológico no es una historia completa de la Tierra porque no es posible hacerlo en un organismo vivo. Sin embargo, desde el principio hasta el final vamos a leer una obra apasionante en términos de divulgación científica escrita con una naturalidad envidiable.

Este libro nos adentra en el carácter del mundo a la vez que nos describe como afecta el comportamiento de nuestro personaje a la vida cotidiana a la vida de los humanos y viceversa. El viaje es un barrido impresionante: desde el mundo subatómico al universo que constituye una aproximación desde los átomos hasta los misterios del Universo, la formación de las estrellas. Sobre el sistema solar, la Tierra y  las bases bioquímicas de la vida, nos aporta las bases para luego adentrarnos a la evolución en todas sus manifestaciones, desde las mutaciones hasta el neodarwinismo. Sin embargo, donde la obra toma una inusitada fuerza en las dos últimas partes en donde la vida social es puesto bajo una visión completa o holística en las cuales se apuntan como las sociedades transforman no sólo el entorno sino también a sí mismas. A continuación hemos compuesto un texto a partir de citas del libro, porqué sin duda expresan con mayor claridad no sólo el estilo del autor sino también su habilidad para acompañarnos en la vida y obras del Mundo y del que somos una parte indeleble.

En biología, cuando la tasa de cambio es muy alta se produce un descenso del grado de ajuste o adaptación al medio, con extinciones y lo mismo pasa con la innovación tecnológica y el cambio social: en los individuos, las empresas y el mismo mercado el grado medio de ajuste disminuye. La recuperación no será inmediata. La conexión entre dos sistemas compactos tiende a alterarlos a menudo favoreciendo al simplificación del uno en beneficio del otro. Sobre las ruinas pueden prosperar una nueva organización compleja, enriquecida por la mezcla de aportaciones. Sin embargo, los riesgos que los procesos de fusión y asimilación provoquen el desastre ambiental, social y económica así como pérdidas terribles son muy reales y exigen precaución.

De ahí que esté de acuerdo con Jared Diamond que un encuentro con extraterrestres inteligentes sólo puede esperarse que cause su exterminio o el nuestro. O al menos así lo confirman los contactos entre civilizaciones. Porque en realidad, siempre que contactan dos civilizaciones pierde la menos desarrollada. Des de las enfermedades infecciosas hasta los residuos, las armas o la organización social así como la visión genocida por considerar a los “otros” como inferiores es lo que confirma la historia de la humanidad.

Podemos entender un poco cómo funciona un sistema, pero nos interesaría  predecir  su comportamiento. Ahora bien, los sistemas complejos muestran  comportamientos inesperados . Una perturbación en uno o varios elementos repercute en otros, dando lugar a respuestas que suelen ser no lineales. La  teoría del caos es el nombre con que se ha popularizado la rama de las matemáticas llamada dinámica no lineal . Lo interesante de los sistemas con dinámicas no lineales no es que sean confusos y desordenados, como parece sugerir la palabra caos, ni siquiera que sean complicados, sino que generen una gran complejidad a partir de unas interacciones relativamente simples porque son  muy sensibles a las condiciones iniciales y las pequeñas diferencias resultan luego enormemente amplificadas, disminuyendo la capacidad de predicción muy rápidamente, como ocurre en meteorología. Recordemos la exagerada y habitual metáfora, el batir de un ala de mariposa en Brasil que genera un tornado en Texas, exagerada porque no es el batir del ala lo que genera el tornado. Lo que significa esta metáfora es que, aun siendo el sistema determinista, es  intrínsecamente impredecible porque es imposible conocer, con el casi infinito detalle necesario en un sistema tan sensible, cuáles son las condiciones iniciales. Al fumar, el tenue hilo gris azulado asciende, se enrosca y dibuja torbellinos en el aire que crecen y se difuminan. Nadie podría predecir el dibujo exacto que hará el humo en su trayectoria porque cualquier detalle nimio la modifica, aunque podamos esperar , eso sí, que el humo suba y que lo haga describiendo espirales y remolinos (algo es algo).

El dinero ya no es un accesorio para comprar cosas. Genera estructuras autónomas sobre la red virtual, con efectos locales terribles, como el cierre de explotaciones y fábricas, el paro y sus secuelas. Es necesario corregir la explotación nómada de los recursos mundiales, el incremento de la población y más aún el consumo de recursos por individuo, las asimetrías Norte-Sur, el aumento del diferencial entre y dentro los países, las pérdidas aceleradas de hábitats naturales y de biodiversidad, los cambios rápidos en la composición de la atmósfera y sus previsibles consecuencias climáticas, la crisis del Estado del bienestar, la fluidificación del trabajo, la inestabilización financiera y muchas otras realidades. La respuesta se ha buscado en lo que algunas consideran una paradoja, un oximorón: el desarrollo sostenible. Implica el respeto por el medio ambiente y al mismo tiempo la mejora de las condiciones de vida (económicas y sociales) de todos, o sea un nuevo tipo de economía. La transición es pues problemática.

El optimismo tecnológico esconde, tras su optimismo, el temor a detener el molino, no solamente por egoísmo, sino porque no conoce otra vía que el crecimiento para mantener el sistema marcha. Lanzados a la carrera, quemando vagones como en el famoso tren de “Los hermanos Marx en el Oeste”, quizás no vemos otra salida que continuar adelante, como ellos, al grito de “Más madera!”. Pero el tren empieza a ser como una sombra del que ha sido y a este paso no quedará gran cosa con la que viajar.

El sueño del crecimiento continuo se aferra a la increíble capacidad de innovación tecnológica, sin duda indispensable. Pero la innovación tiene dos caras… El exceso de innovación causa a la gente dificultades para adaptarse a los cambios, sean en los espacios laborales o como consumidores. Una de las consecuencias del desarrollo tecnológico es la rápida expansión de la ignorancia cultural.

El Dr. Pangloss, el personaje inventado por Voltaire en el Candide, es la caricatura del mundo optimista y perfecto a pesar de que  acaba pobre, ciego y cojo. Sin embargo, este personaje tiene unos descendientes espirituales en la corte de científicos que creen que se puede inventar todo y superar cualquier dificultad.

Finalmente, en la última parte del libro titulada “el sistema global y  la síndrome de Faetont” uno puede adentrarse en la visión lúcida de este ecólogo discípulo del padre de la ecología española y científico de reconocido prestigio en todo el mundo, el Dr. Ramon Margalef que de forma serena, sin tópicos pero también sin tapujos desgrana el colapso ecológico que se avecina sin nada de mesianismo ni mucho menos de pesimismo.

Por ello concluye que “Hemos de tener el coraje de vivir y de confiar en nuestras fuerzas con más lucidez que optimismo y con menos pesimismo que el esfuerzo y amor a la vida”.