Cuando el huerto puede ser un jardín

parte de: 
actualizado: 
21/03/2013
compartir: 
  • Facebook
  • Twitter

Detrás de un agricultor ecológico hay la voluntad  de conservar la biodiversidad de su entorno. El título de este libro Cuando el huerto puede ser un jardín de Jesús Arnau Fresquet (Editorial La Fertilidad de la Tierra) es una invitación al viaje de vuelta: convertir el huerto lleno de alimento en un espacio de belleza a partir de la propia naturaleza.

El libro es un reflexión sobre la importancia de mantener el equilibrio entre el laboreo de la tierra y los servicios de los ecosistemas, entre el efecto terapéutico que emana de todo huerto y la belleza sanadora a través del cromatismo y la geometría sagrada de sus formas. Por eso explora el concepto del huerto jardín en un libro lleno de ideas y ilustrado con esmero. “Nuestro estado emocional siempre es la suma de bellezas y fealdades que llegan a nuestra vida. Nos sentimos bien si hay más proporción de belleza y mal en caso contrario. Es nuestra guía para encontrar el camino de la felicidad”. 

Plantar nuestro huerto jardín no debe estar reñido con el equilibrio asimétrio de la naturaleza (el exceso de equilibrio es, como cualquier exceso, un defecto. Un equilibrio conseguido a base de usar sólo texturas finas o floraciones del mismo color –por ejemplo blanco- será aburrido y estático): “El huerto jardín debe funcionar como un organismo integrado, formado por plantas. Animales, microorganismos, materia orgánica y minerales. Pero además, su aspecto debe darnos la sensación de que lo es: un organismo integrado”.

Cuando el huerto puede ser un jardín es una invitación al diálogo con la naturaleza en el que esencialmente se busca el entendimiento entre la dinámica natural y la necesidad de sus servicios, en este caso, alimentos. Más allá de la reflexión, de los consejos sobre como empezar nuestro huerto jardín y donde lo podemos aplicar también aborda las cuestiones más prácticas tales como el control de las plagas sin usar pesticidas, la poda de las plantas o la reproducción de las mismas. La clave del éxito es como afirma Albert Howard: “sobre una tierra sana, la planta es sana”. 

Otro aspecto esencial de este manual práctico,  es la amplia guía de plantas ornamentales (vivaces, anuales, trepadoras, rosales y árboles y arbustos floreados) de fácil cultivo que tenemos a disposición para incorporar en nuestro huerto la belleza necesaria. De forma resumida también aporta consejos de plantación, como realizar esquejes, como hacer un buen acolchado, compost, y otras tareas básicas para mantener un huerto rico y sano.

Una vez más los responsables del libro, La Fertilidad de la Tierra, han puesto toda su sensibilidad editorial para que la publicación inunde de belleza nuestra alma cuando abramos la primera de sus páginas. No es un libro para quien ya tiene un huerto y quiere profundizar, para ello, hay obras también de la misma editorial más adecuadas como Manual práctico del huerto ecológico

No, Cuando el huerto puede ser un jardín es una obra para enamorar y que de este amor surja la necesidad de crear nuestro propio huerto-jardín: “si queremos sentirnos  dueños de nuestra vida, debemos tomar la iniciativa y sentir que la estamos creando. Pero primero hay que imaginar el camino y el objetivo”. Este es el espíritu de esta magnífica obra de Jesús Arnau del sello de La Fertilidad de la Tierra.

 

Ficha técnica

Arnau Fresquet, Jesús, (aut.)
López López, Fernando, (coord.)
Barasoain, Rosa, (rev.)
La Fertilidad de la Tierra Ediciones
1ª ed., 1ª imp.(03/2013)
152 páginas; 24x21 cm
Idiomas: Español
ISBN: 8494058207 ISBN-13: 9788494058202
Encuadernación: Rústica con solapas
Colección: Guías para la Fertilidad de la Tierra, 14