You are here

El libro de los desórdenes




 

 
El roto, el libro de los desordenes
 
 
 

El libro de los desórdenes

 


El Roto
Ed. Mondadori
Barcelona 2004.

 
 
 
El libro de los desórdenes 

Arte en viñetas para reflexionar

 

Abrimos las páginas del diario como si abriéramos una ventana para informarnos sobre lo que está sucediendo en el mundo. El panorama al que asistimos no puede ser menos alentador (ya dicen aquello de que una buena noticia no es noticia), puesto que habitualmente desfilan ante nuestros ojos políticos en guerra, desigualdades sociales, destrucción del medio ambiente, terror. Entre esas páginas, encontramos de repente las conocidas viñetas que ironizan sobre esos temas de actualidad. En ocasiones, nos arrancan una sonrisa, en otras, el mensaje es tan claro, tan profundo incluso, que vence al humor y esa pequeña obra de arte gráfica se convierte en algo sobre lo que reflexionamos durante todo el día.

Es el caso de las viñetas de El Roto. El dibujante Andrés Rábago, a través de sus trazos oscuros y tristes, plasma y critica la situación mundial a un nivel profundo, casi filosófico. Sus frases pueden llegar a ser dolorosas y difíciles de asimilar. ¿Realmente hemos creado un mundo tan cruel? La realidad es dura, pero hablar de ella con franqueza y saber reconocer aquello que no nos gusta de este mundo nos permite ver con claridad el camino a andar hacia un mundo que sí nos guste.

En El libro de los desórdenes, El Roto critica y señala quién debe darse por aludido. Nos habla sobre todos esos temas que hacen de este mundo un lugar desordenado. La guerra, el racismo, la desigualdad y la lucha social, los malos tratos, el adormecimiento del pensamiento propio, los sinsentidos e injusticias del mercado capitalista. La ecología también tiene su lugar, ya que al igual que unos cuantos se enriquecen injusta e ilegítimamente a causa del sufrimiento de otros, también hay quienes lo hacen a costa de dañar nuestro planeta. En el desorden mundial que presenciamos a través de las viñetas del autor, aparecen temas como la crisis energética, la contaminación ambiental o el tratamiento del recurso del agua, últimamente tan de moda a causa de la problemática de los trasvases, problemática que el autor recoge en una frase casi lapidaria: "Estamos llevando el río al desierto y trayendo el desierto al río. Disculpen las molestias".

Este libro permite sentir cómo una ilustración y un par de frases remueven algo en nuestro interior, pues su mensaje ataca el alma de la esencia humana. Tal vez nunca habíamos caído en la cuenta de aquello que se nos presenta. O tal vez por primera vez vemos expresado algo que intuíamos, pero no habíamos expresado. El Roto, casi milagrosamente, es capaz de plasmar esa sensación nuestra. En ese momento nos decimos: "Es verdad, también yo pienso lo mismo". Comentamos la viñeta con un amigo o un compañero cercano. A menudo esas dos frases nos pueden llevar a un extenso debate sobre el tema en cuestión.

El arte, el conocimiento, la crítica, son nuestras herramientas para pensar por nosotros mismos y, a la vez, son nuestra forma de expresar que pensamos por nosotros mismos. Todas las viñetas recopiladas en este libro sorprenden, hacen reflexionar y permiten acercarnos con humor a temas que quizá no tienen nada de divertido. Este libro es un libro para sorprenderse, reflexionar y comentar. El diálogo mudo que tenemos con el autor, y el diálogo que genera comentar ésta o aquella frase nos hacen darnos cuenta de que somos muchos los que queremos cambiar las cosas. En estos desórdenes de El Roto uno adivina que, si lo deseamos, podemos cambiar el mundo y las viñetas de este genial artista son una invitación casi privilegiada. Hablemos sobre ese mundo y lo conseguiremos.