You are here

Guerras climáticas

Gwynne Dyer, uno de los mejores analistas de geopolítica del mundo, nos ofrece una mirada aterradora a las realidades estratégicas de un futuro próximo, cuando el cambio climático arrastre las potencias mundiales a aplicar crueles políticas de supervivencia. Un incremento en la temperatura mediana global de tan solo 2 ºC —prácticamente inevitable— calentaría al rojo vivo la política internacional hasta el punto de ebullición y desencadenaría conflictos devastadores por la falta de agua y alimentos.

En Guerres climàtiques. La lluita per sobreviure en un món que s'escalfa (en castellano: Guerras climáticas. La lucha por sobrevivir en un mundo que se calienta), Gwynne Dyer recopila información a partir de amplias entrevistas con otros expertos y, gracias a las últimas investigaciones, nos puede revelar uno de los escenarios para el futuro de nuestro planeta. ¿Puede salvarnos la tecnología, o ya es demasiado tarde ? ¿Cómo podríamos, en el mejor de los casos, limitar los daños? Puede parecernos un libro profético o una simple especulación. Algunos expertos señalan que Guerras climáticas será uno de los libros más importantes de los próximos años. Dennis Bushnell, director científico de la NASA, ha ratificado la autoridad de su autor argumentando que «Gwynne Dyer es una de las pocas personas con suficiente coraje como para explicar la cruda verdad y, al mismo tiempo, con la experiencia necesaria para entender la información sin malinterpretarla».

Portada de la edición en lengua catalana de Guerras climáticas de Gwynne Dyer.

El calentamiento global provocará catástrofes ambientales que propiciarán olas de refugiados. Además, la pérdida de productividad de los sistemas agrícolas en muchas regiones del mundo, puede causar hambrunas en zonas ya castigadas por la pobreza. En definitiva, en un mundo metido de lleno en un escenario de fuertes cambios ambientales se originirán conflictos bélicos sin lugar a dudas. De hecho, los analistas militares ya contemplan esta situación, como lo vienen haciendo las compañías aseguradoras que se están preparando para estos cambios. El libro está estructurado en diferentes escenarios plausibles a raíz de la información disponible, proyectados en diferentes años hacia el futuro. Esto hace que se sea un libro que enganche.

Seguramente, en algunos de los postulados del autor podemos no coincidir. Son previsiones, aunque todas ellas argumentados con los datos actuales disponibles. El autor no se corta aportando opciones como la geoingenería, que señala que será clave aunque muchos científicos no están de acuerdo con ello, aunque también reconoce que hay que ser prudentes y asumir el riesgo moral real. Así, por ejemplo, ante la evidencia que será inviable producir 1 kg de carne de ternera consumiendo los 13.000 litros de agua actuales contra los 1.000 litros de producir 1 kg de trigo, presagia que puede que exista ternera de verdad para los ricos y de laboratorio para los pobres.

 

Estabilizar la población y repartir la riqueza

Guerras climáticas advierte que, si somos capaces de frenar el cambio climático, también debemos ser una sociedad en la cual la riqueza esté mejor repartida entre los antiguos países ricos y el Tercer Mundo. Otra condición indispensable para superar la crisis es que la población mundial se estabilice en no más de 6.000 millones de humanos y que todos ellos vivan de manera sostenible. Por ello nos advierte que, de ser capaces de tomar las riendas de la crisis climática, puede que incluso no perdiéramos algunos de los privilegios que hemos gozado hasta el momento. Sin embargo, reconoce que sólo gestionando la transición y teniendo medio siglo por delante podemos contribuir en los próximos 20 años a descarbonizar nuestra economía totalmente. Está convencido que "somos tan afortunados que la prueba para superar la crisis climática nos llega en un justo momento de la historia en el que todavía tenemos alguna opción para superarla". Por ello insiste en que de no hacerlo los conflictos bélicos marcarán el futuro. La reducción de los glaciares del Himalaya puede provocar una verdadera batalla por el agua como recurso entre China, la India y el Paquistán. Estima, por ejemplo, que China podría perder también el 30% de su capacidad agrícola, y vaticina una inmigración en masa de las ciudades costeras del sur hacia el interior, y una posible disputa con Rusia por el control de parte de Siberia: la nueva tierra "prometida".

Guerras climáticas va alternando la opinión selecionada por el autor de diferentes y reputados expertos mundiales sobre ecología, economía, ingeniería, etc. junto con el análisis geoestratégico o táctico que puede sucederse. En algunos momentos tiene un tono apocalíptico, pero no es menos cierto que sólo imaginando el peor de los escenarios se puede prevenir. De otra forma, puede simplemente suceder lo peor por irreflexión colectiva. Por esto, aunque está convencido que técnicamente el problema climático tenga solución, la clave está en detener las emisiones.

Disponemos de muchas vías para separar el consumo de energía humana de las emisiones. Creemos que no acierta tanto en cuáles deben ser estas soluciones, en la medida que su propuesta en realidad está basada en el mismo paradigma tecnológico que ha provocado que lleguemos a la crisis actual. Por esto, creemos que es un libro más interesante por la parte de ciencia-predicción que no por la soluciones.

Como buen británico comparte la esperanza sin acción predicada por Winston Churchill quien argumentaba que "haremos lo correcto pero una vez agotadas todas las otras alternativas". En cualquier caso, es interesante como el autor mueve los datos para dar coherencia a sus posibles escenarios. Su edición en lengua catalana es oportuna y como sucede a veces sirve de "prueba de mercado" para que pueda traducirse luego al castellano. En contra, tiene que su primera edición en inglés es del 2009 y la incerteza de lo que pueda suceder avanza más rápida que cualquier posible predicción.

 

El autor

Gwynne Dyer es un periodista independiente, historiador y profesor adjunto especializado en Relaciones Internacionales. Ha escrito varios libros sobre geopolítica, entre ellos Guerra y Futuro Tenso, editados en castellano. Su columna se publica en 175 periódicos de más de 45 países. James Lovelock, científico y creador de la teoría de Gaia, ha expresado sobre este libro que «Gwynne Dyer ha hecho el compendio de predicciones más plausible y acertado que he visto nunca sobre las consecuencias humanas del cambio climático, sobre cómo la sequía y el calor pueden causar guerras, incluso guerras nucleares, por todo el planeta».

Ha publicado también “Ignorant Armies: Sliding into War in Iraq” (2003), “Future: Tense” (2005) y “The Mess They Made: The Middle East After Iraq” (2007). Su último libro “Crawling from the Wreckage” (2010), narra la salida del mundo del oscuro túnel de la última década, un tiempo marcado por los temores exagerados de terrorismo, por guerras inútiles e innecesarias en el Medio Oriente, la negligencia con el cambio climático, y el cercano colapso financiero.