You are here

La situación del mundo 2008




 

 


La situación del mundo 2008

Título original: State of the World, 2008
Autor: Worldwatch Institute
Icaria editorial
Año de publicación. Barcelona, 2008.



La situación del mundo 2008
Innovaciones para una economía sostenible

La situación del mundo 2008 muestra como los próceres de la economía mundial al fin parecen haber detectado la importancia del medio ambiente, empezando a internalizar a su manera el problema que su afán depredador ha provocado en La Tierra. “Los problemas ambientales, considerados antaño como irrelevantes para la actividad económica, están modificando drásticamente las reglas que rigen la actividad empresarial, las inversiones y el consumo, afectando a más de 100.000 millones de dólares en flujos anuales de capital”, afirman los co-directores de este proyecto, Gary Gardner y Thomas Prugh.

Esto, lejos de ser una mala noticia, implica que, por ejemplo, la inversión mundial en energías renovables haya aumentado en un año el 33%, pasando de 52.000 millones de dólares a los 66.000, por poner uno de los varios ejemplos que se proponen en este volumen.

El libro anuncia la creciente y lucrativa tendencia a descubrir nuevos mercados económicos basados en “lo ecológico”, “lo medioambiental”, además de proporcionar a economistas y empresarios nuevos métodos de medición cuantitativa y cualitativa de los efectos que sobre la ecología tiene uno u otro modelo de crecimiento.

Asimismo, el informe advierte que, para evitar el colapso económico global, son necesarias importantes reformas de las políticas gubernamentales para desviar inversiones destinadas hasta ahora a actividades destructivas, como la extracción de combustibles fósiles, hacia una nueva generación de industrias ambientalmente sostenibles.

La Situación del Mundo 2008 revela evidencias crecientes de que la economía mundial está destruyendo actualmente su propia base ecológica. Cita al ex-economista en jefe del Banco Mundial Nicholas Stern, autor del prestigioso Informe Stern sobre las repercusiones económicas del cambio climático, que describe los cambios actuales de la atmósfera como el “fracaso del mercado más grande y de mayor alcance jamás conocido”.

Según el presidente del Worldwatch Institute, Chistopher Flavin, “El progreso humano indefinido depende actualmente de una transformación económica más profunda que cualquiera de las experimentadas durante el siglo pasado. Deberíamos aplicar a la economía un enfoque sostenible, que aproveche la capacidad de los mercados para asignar recursos escasos, reconociendo explícitamente al mismo tiempo que la economía humana depende del ecosistema global donde se desarrolla”.

Probablemente al lector le parezca leer un informe optimista y sin duda los datos que sintetizamos lo prueban. Sin embargo, no es menos cierto que el informe no se atreve a plantear lo que otras entidades prestigiosas en el economía preconizan: la necesidad dea sumir una economía decreciente, basada en los servicios y no en los productos. En cualquier caso, como cada año La situacíón del mundo 2008 muestra las tendencias de lo que se da en el mundo capitalista.

Energía
• En 2006 los gastos de las empresas en I+D en tecnologías energéticas limpias ascendieron a 9.100 millones de dólares. Las inversiones privadas y de capital riesgo en energías limpias se elevaron en este mismo año a 8.600 millones de dólares, un 69% más que en 2005 y 10 veces el nivel de inversiones en 2001.
• La norma de eficiencia media de los vehículos aumentará dentro de poco a unos 20 kilómetros por litro en Japón y a casi 21 kilómetros por litro en Europa. La producción de biocarburantes ha aumentado un 20% anual desde 2005.
• Australia, China y California tienen previsto eliminar progresivamente el uso de bombillas incandescentes, sustituyéndolas por lámparas fluorescentes que son cuatro veces más eficientes.
• El gobierno de Alemania ha anunciado el cierre para 2018 de su industria minera de antracita, con siglos de historia.
• El comercio mundial de derechos de emisión de carbono ha crecido rápidamente, desde 328 millones de toneladas de CO2 equivalente en 2005 a 1.131 millones de toneladas en 2006.  

Producción industrial
• Las empresas innovadoras están revolucionando los procesos de producción. El gigante químico Dupont, que se ha comprometido a disminuir drásticamente las emisiones de gases que producen el efecto invernadero, había reducido en 2007 sus emisiones un 72% respecto a los niveles de 1991, ahorrando 3.000 millones de dólares en el proceso.
• EcoCover Limited de Nueva Zelanda ha aplicado principios de biomímesis para  desarrollar un material de acolchado biodegradable fabricado a partir de residuos de papel triturado y adhesivos de restos de pescado. El producto, que sustituye a los plásticos negros utilizados en la agricultura, reduce la necesidad de productos químicos, conserva la humedad, mejora los suelos y evita que vayan a parar al vertedero los residuos de pescado y de papel.
• Investigadores de los Laboratorios Sandia han imitado el proceso de desarrollo de la concha de la oreja de mar para producir estructuras formadas por láminas de polímeros y minerales transparentes y casi irrompibles.

Agricultura
• Un estudio sueco de 2003 reveló que el ganado vacuno criado ecológicamente en pastizales emite un 40% menos de gases de efecto invernadero y utiliza un 85% menos de energía que el alimentado con piensos.
• Un estudio reciente de dos años de duración demostró que las cerdas criadas al aire libre en cobertizos abiertos parían más lechones vivos que las recluidas en granjas industriales. Los investigadores concluyeron que la agrupación en cobertizos podía reducir los costes de producción hasta un 11% en comparación con las jaulas de gestación.
• En Noruega, varias piscifactorías de gran tamaño han descubierto que introducir peces “limpiadores” en las jaulas de salmón reduce espectacularmente el problema de piojos y de residuos de alimentos, pescándose posteriormente estos peces para su transformación en pienso; la producción de salmón permanece constante mientras que los residuos se reducen a la mitad, la incidencia de enfermedades disminuye y la factoría produce dos o tres “cosechas” adicionales. Otro estudio noruego demostró que las pesquerías a pequeña escala generan 5 veces más empleo que las de gran escala por unidad del valor de las capturas.
• Los agricultores que practican la acuicultura en los arrozales de Bangladesh han conseguido reducir un 10% los costes de producción, aumentando en solo 3 años un 16% la renta agraria media.
• Smithfield anunció en 2005 que sólo compraría a proveedores que no administrasen antibióticos a los animales y Tyson Foods anunció en 2007 que las aves que vende a las tiendas de comestibles y restaurantes de todo el país no serían tratadas con antibióticos a partir de entonces.
• Wal-Mart ha anunciado que durante los próximos 3-5 años certificará que todo el pescado que vende en el mercado norteamericano ha sido criado de forma sostenible.

Conservación de especies
• Se estima que en todo Estados Unidos más de 400 “bancos de humedales” gestionan más de 3.000 millones de dólares anuales en transacciones, y que más de 70 "bancos de conservación” comercializan hasta 370 millones de dólares anuales en “créditos” por conservación de especies.
• Vulcan Materials Corporation de California estableció una servidumbre de conservación sobre sus terrenos, que constituían un hábitat  fundamental para una especie amenazada, la Mosca de las Flores de las dunas de Delhi, y creó un banco que vende “créditos de hábitat de la mosca” a promotores que lo requieren.  
• Se están estudiando o aplicando leyes que exigen o incentivan las compensaciones por biodiversidad en lugares tan distantes como África, Colombia y la Unión Europea.
• El programa Grano por Verde de China remunera a los agricultores por mantener la cobertura forestal en las laderas, redistribuyendo así los ingresos de los impuestos; su objetivo es conservar las cuencas fluviales y evitar las avenidas, pero también contribuye a la conservación de especies.

Sistemas de propiedad y de gestión de comunales
• Los economistas suelen afirmar que un recurso cuya propiedad no es privada está abocado a la sobreexplotación, pero los numerosos sistemas de gestión en régimen de comunales, algunos desde hace siglos, demuestran lo contrario.
• En los arrozales de Bali, los agricultores coordinan de forma cooperativa su utilización del agua, un bien escaso, a través de redes sociales; la asignación resultante es casi ideal en términos de productividad de las fincas.
• El concepto de gestión de los comunales está recuperándose y se están encontrando nuevas aplicaciones. Wikipedia, que está basada en una red social gestionada colectivamente, cuenta actualmente con unos 8 millones de artículos en inglés y en otros 250 idiomas.
• Los huertos comunitarios manejados colectivamente son cada vez más populares, calculándose que sólo en Estados Unidos existen unos 18.000 huertos de este tipo. Asimismo, el número de mercados campesinos de venta directa creció un 150% entre 1994 y 2006, y asciende hoy a más de 4.000 en Estados Unidos.

Invertir en sustentabilidad
• Los Principios de Ecuador han sido suscritos por 54 entidades bancarias que representan, a nivel mundial, más del 85% de la capacidad de financiación privada para proyectos. Según las Naciones Unidas, el volumen global de inversiones privadas y de capital riesgo en producción sostenible de energía ascendieron a 8.600 millones de dólares en 2006, un 69% más que los 5.100 millones de dólares invertidos en 2005, habiendo aumentado el número de transacciones un 12%.
• Existen actualmente 575 fondos de inversión libre ambientales y de energía. Las inversiones globales en “tecnologías limpias” aumentaron en 2006 un 78%, alcanzando los 2.900 millones de dólares y haciendo que este sector se clasificara en tercer lugar en términos de volumen de inversión de capital riesgo (también en Estados Unidos y China).
• De cerca de 15.000 informes sobre sustentabilidad registrados en CorporateRegister.com, casi 2.500 se ajustan en la actualidad a las directrices de la Iniciativa Global de Memorias sobre Sustentabilidad (Global Reporting Initiative, GRI), los criterios contables más ampliamente aceptados para hacer pública la información sobre comportamiento ambiental, social y de buen gobierno.
• Más de 300 inversores institucionales, que representan más de 41 billones de dólares en activos, han suscrito la quinta edición del Proyecto de Información sobre Emisiones de Carbono (Carbon Disclosure Proyect), que insta a 2.400 de las mayores empresas del mundo a informar voluntariamente sobre sus emisiones de carbono y los procesos de gestión de las mismas.

Medir la riqueza y el bienestar
• El objetivo oficial del Reino de Bután es la “felicidad nacional bruta", en vez del crecimiento económico en sí mismo.
• El interés de los responsables de las decisiones políticas por promover el bienestar humano está aumentando, habiéndose convertido en objetivo de la política nacional en Australia, Canadá y el Reino Unido.
• Un estudio mundial reciente reveló la existencia de programas de contabilidad ecológica en más de 50 países, identificando al menos otros 20 que tenían previsto iniciar en un futuro próximo este tipo de programas.

RESUMEN DEL APÉNDICE de La Situación del Mundo 2008:

La economía crítica y solidaria: perspectivas teóricas y experiencias para la construcción de una economía alternativa.

Ángel Martínez González-Tablas y Santiago Álvarez Cantalapiedra (Coords)

En el prefacio del informe de este año, Christopher Flavin recuerda una sabia afirmación de Einstein: “No podemos resolver los problemas utilizando los mismos razonamientos que empleamos para crearlos”, señalando a continuación la conveniencia de que esta frase presida las aulas de las escuelas de economía, las salas de los consejos de administración de las empresas y los grandes hemiciclos donde los legisladores del mundo deciden el curso de las políticas públicas.

La originalidad del punto de vista de la economía crítica radica precisamente en esta voluntad de no participar en el paradigma o modo de pensar dominante. La economía crítica engloba todas aquellas elaboraciones que presentan un planteamiento epistemológico diferente al de la economía convencional y que pretenden poner en cuestión los fundamentos económicos actuales o teorizar acerca de otras formas (distanciadas de la lógica dominante) de hacer funcionar la economía. La llamada economía solidaria, a su vez, representa un conjunto de actividades, prácticas y espacios microsociales a través de los que se busca la solidaridad como alternativa al individualismo competitivo característico del comportamiento capitalista.

Este Apéndice se estructura en tres partes diferenciadas. En la primera se exponen (mediante reflexiones monográficas firmadas por sus autores) los principales aportes que conforman la dimensión teórica de una economía alternativa. En las monografías de este apartado se muestran los antecedentes y el transcurso de importantes debates acerca de algunas de las nociones, categorías y problemas fundamentales de la disciplina económica en los ámbitos de la economía ecológica, feminista, mundial, pública o de la empresa, así como las cuestiones que quedan abiertas y sobre las que se perfilan los actuales programas de investigación en cada uno de los campos específicos. A continuación se introduce la dimensión pr&a cute;ctica. En este apartado, se seleccionan experiencias con cierto grado de representación en nuestro país y se completa la aproximación con una reflexión que, desde una perspectiva más amplia que la de los casos reseñados y con una proyección que supera el ámbito español, indaga en las potencialidades que anidan en las diferentes experiencias y en lo que puede llegar a significar la economía solidaria en cuanto proyecto social. En el epílogo, se propone una reflexión integradora de los apartados anteriores preocupada, sobre todo, por señalar las dificultades y los retos que a la economía alternativa le quedan por abordar.

La edición española: ‘La Situación del Mundo’ se publica en más de veinte lenguas de todo el mundo y está presente en veinticinco países. El Centro de Investigación para la Paz (CIP-Ecosocial), en coedición con Icaria Editorial, publican la edición en español. El libro de este año ofrece catorce capítulos realizados por investigadores del Worldwatch Institute. Además, incluye un apéndice exclusivo titulado “La economía critica y solidaria: perspectivas teóricas y experiencias para la construcción de una economía alternativa”. El apéndice ha sido coordinado por Ángel Martínez González-Tablas y Santiago Álvarez Cantalapiedra.
La edición catalana: “L’Estat del món” lo publica la editorial Angle y el Centre Unesco de Catalunya con el patrocinio de Fundació Caixa de Sabadell, Sa Nostra i el Consell Assessor per al Desenvolupament Sostenible de la Generalitat de Catalunya.