You are here

Tú eres la Tierra




 

 


Tú eres la Tierra

Título original: You are the Earth
Autor: David Suzuki y Kathy Vanderlinden
Editorial: Ediciones Oniro
Año de publicación: 2005



Tú eres la Tierra
Mejora el planeta del que formas parte

Un libro por si sólo quizás no sea suficiente para ponernos a caminar para conseguir un planeta más saludable. Sin embargo, Tú eres la Tierra, mejora el planeta del que formas parte es un libro pensado para los jóvenes que puede animar a ello. Con historias, con propuestas concretas, con información sintética, este libro nos llevará desde caminar por el aire para comprender la atmósfera planetaria hasta ser una gran familia donde constataremos que el ser humano no vive sólo con personas sino que nos acompañan miles de especies de plantas y animales.

En cada uno de los ocho capítulos que se estructura este precioso libro vamos a quedar seducidos por la magia con la que nos explica las interralaciones de todo cuanto existe en nuestro planeta y que la naturaleza nos ofrece una riqueza que, aunque no alcanzamos a comprender, mantiene viva la Tierra. Hace años el científico James Lovelock se atrevió a formular una teoría por la cual la vida en la Tierra no existe sólo por las condiciones geológicas del mismo (tales como la temperatura, la atmósfera, el agua, etc.) sino que era precisamente gracias a la vida que teníamos estas condiciones anómalas respecto a lo que sería de esperar por nuestra posición respecto al sol. David Suzuki es un conocido científico canadiense cuyos programas divulgativos son ampliamente conocidos en América del Norte. Esta obra intenta transmitir precisamente la importancia de la vida para un planeta vivo y que la civilización humana amenaza inexorablemente.

Un ejemplo claro es la comparación que hace de las personas que como la mayoría intentan ser felices comprando en las grandes superficies aunque luego se dan cuenta que el acumular cosas no nos reconforta. Comprar algo nos hace felices por un rato, pero al poco tiempo debemos repetir este acto. Acumular cosas nos convierte en depredadores de recursos naturales y energía que no son interminables. Vivimos en un planeta finito en materiales y limitado no tanto por la energía disponible sino por su manejo. Actualmente, el consumo de combustibles fósiles aunque nos ha proporcionado abundante energía también está saturando la atmósfera de gases con efecto invernadero. Pero este consumismo a ultranza está desforestando el planeta y contaminando las aguas, el aire y la tierra.

A pesar de ello sabemos que la naturaleza tiene una gran capacidad para regenerarse. Lo hemos podido comprobar con la revegetación de zonas taladas, con la restauración de ríos tan contaminados antaño como el Támesis o el Rin. Pero también sabemos que no podemos controlar los fenómenos meteorológicos ni las estaciones, que no podemos crear una selva tropical y llenarla de miles de especies animales y vegetales. Y sin embargo, necesitamos la naturaleza pues nos aporta todo lo que necesitamos para vivir. Nuestra supervivencia depende de recordar quiénes somos. Somos la Tierra, formamos parte del aire, el agua, la tierra y la energía del mundo. Somos seres con amor en nuestros corazones, vida en nuestras almas y un reino de parientes en el umbral de la puerta, A nosotros nos corresponde proteger todas estas cosas para que sigan ahí durante muchas generaciones. Este es en síntesis el mensaje de Tú eres la Tierra. Un libro para que nuestros hijos quizás nos ayuden a comprender la necesidad de dar el paso definitivo para modificar nuestro consumista estilo de vida. Un libro optimista, claro y lleno de ingenio para que su lectura sea precisamente amena y enriquezca al pequeño lector de entre 11 y 15 años.