You are here

Cantábrico, los dominios del oso pardo

En el norte de la Península Ibérica una imponente cordillera de más de cuatrocientos kilómetros que se levanta como una gran barrera paralela a la costa del mar que lleva su nombre, el Mar Cantábrico. En su otra vertiente, la cordillera Cantábrica se nos presenta repleta de cañones y apretados bosques continentales de hayas, robles y castaños. La influencia cálida del mar, ha determinado un clima con elevadas precipitaciones originando montes de exuberante vegetación.

Es el lugar perfecto para esconder un gran número de animales y otras formas de vida que cohabitan aquí desde tiempos inmemoriales. Pero por encima de todo, es el territorio de una de las criaturas más formidable del hemisferio norte: el oso pardo cantábrico. Y es precisamente este fabuloso animal, uno de los que hemos escogido para conducir nuestra película. El cantábrico es un lugar mágico y misterioso donde muchos de sus rincones están aún por descubrir.

Es el reino de los bosques, el dominio de los caballos salvajes, la tierra donde las nieblas esconden a los lobos ibéricos, a los gatos monteses y a los urogallos, el lugar donde la fantasía y la realidad caminan juntas. Un territorio salvaje que permanece aún en el olvido y que el mundo debe conocer. Este es el espacio donde se desarrolla este magnífico documental: Cantábrico.

A través de las cuatro estaciones, Cantábrico es un viaje a través de los hábitats de esta con el objetivo de para acercarse a la vida de los animales que la pueblan, como el oso pardo, el lobo, el gato montés, el urogallo y los salmones, además de sus plantas carnívoras, arañas y mariposas increibles, como la mariposa hormiguera oscura.

El equipo de rodaje ha rodado en rincones inhóspitos y se ha acercado a estas especies muy poco habituales en los documentales de naturales filmando con métodos de time lapse, helicópteros con cineflex o drones teledirigios, entre otros,. conductas nunca antes vistas en una gran pantalla. 

Su director, Gutiérrez Acha, ha utilizado para ello cámaras de ultra alta definición, cámaras térmicas e infrarrojas que permiten registrar en condiciones de total oscuridad, o de alta velocidad, capaces de trabajar a más de 1.500 fotogramas por segundo, para después poder relentizar movimientos. En definitiva, un espectacular despliegue tecnológico al servicio de la conservación de la naturaleza.

El resultado no deja indifirente como tampoco lo hace la banda sonora compuesta por Pablo Martín Caminero que contribuye a sacudir al espectador para que se sienta observador en directo de un medio natural tan duro como maravilloso escondido tras más de 400 kilómetros de muralla paralela a la costa del mar Cantábrico.

Cantábrico es uno de los documentales de naturaleza más espectaculares filmados hasta la actualidad en nuestro país. Este sigue la estela al documental del mismo director, Guadalquivir. Sin embargo, en Cantabria el trabajo naturalista ha sido mucho más minucioso como lo prueba el propio making off del film. Sin duda, es uno de estos espectáculos que nos recuerda la importancia de sentirnos parte de la naturaleza y contribuir a su conservación.
 

Una historia particular: la mariposa hormiguera oscura
Es una mariposa más bien pequeña y nada espectacular, se la llama hormiguera  (Phengaris nausithous) por su peculiar ciclo de reproducción. Vive en prados muy húmedos, donde se encuentra la pimpinela mayor, su única planta nutricia, donde pone los huevos sobre las flores de la pimpinela en los meses de julio y agosto.

A los 3-5 días nacen las pequeñas orugas, que dos semanas más tarde se dejan caer de la planta y son recogidas por determinadas especies de hormigas del género Myrmica. Esta situación se produce al atardecer, momento en que la actividad de las hormigas de ese género es máxima, con lo que la oruga se asegura de ser recogida por este tipo de hormigas y no por otras que predarían sobre ellas.

Ya dentro del hormiguero, las orugas se alimentan de las larvas de las hormigas durante más de diez meses, crisalidando también en el subsuelo a partir del mes de junio. Este curioso comportamiento, que consigue que las orugas no sean atacadas por las hormigas y sí cuidadas y alimentadas por éstas, se debe a la segregación de unas feromonas emitidas por las orugas de la mariposa y que imitan el olor de las larvas de las hormigas.

La mariposa hormiguera es uno de los lepidópteros más amenazados y por ello ha diso catalogada como vulnerable en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas y sus poblaciones requieren de una “protección estricta” según la Directiva europea de Hábitats.

Este pequeño lepidóptero es una especie ligada al paisaje ganadero, y los cambios en los usos de los pastizales, como por ejemplo una presión ganadera excesiva, un abandono del mismo, con la consiguiente ocupación por la maleza, o por una siega demasiado intensa que no deje bordes en los prados, lo cual puede  provocar la desaparición de la pimpinela, planta de la que se nutre y por ende la de la mariposa.

El documental pretende dar a conocer en el mundo la vida salvaje de estas regiones  españolas con el objetivo que ayude a potenciar las actividades relacionadas con la observación de la naturaleza y el turismo ecológico

Cartel oficial del film.

Ficha

Título original: Cantábrico
Guión y Dirección: Joaquín Gutiérrez Acha
Productores Ejecutivos: José María Morales, Miguel Morales, Carmen Rodríguez
Dirección de Fotografía: Joaquín Gutiérrez Acha
Música: Santi Vega;  sonido: Carlos de Hita
Montaje: Iván Aledo
Naturalistas: Salvador Suano, Pepo Nieto, Juan Alberto Díaz Reyes
Localizaciones: Cordillera Cantábrica, Galicia, Castilla-León, Asturias, Cantabria; rodaje de 20 meses.
País: España
Género: Documental
Duración: 100 min
Estreno en cines: 31 de marzo 2016.
Distribución: Wandavision
Guía didáctica para escuelas (7,5Mb, formato PDF)

Artículo elaborado por el equipo de redacción de terra.org. Imágenes suministradas por el Servicio de Prensa de Wandavision.

actualizado: 
31/03/2017
parte de: