admin
17/01/2005
15 millones de móviles vendidos en el 2004




15 millones de móviles vendidos en el 2004

Madrid, 17 de enero 2005. Los principales fabricantes de teléfonos móviles como Alcatel, Motorola, Nokia, Samsung, Siemens, y Sony Ericsson coinciden en señalar que durante el año 2004 se distribuyeron en España en torno a los 15 millones de teléfonos móviles (alrededor de un 20 % más respecto al año anterior). Nueve de cada 10 terminales sustituyeron a un teléfono anterior. El 95% de los móviles distribuidos están dotados de pantallas en color y opciones multimedia. Entre el 40 y el 60% incorporan además cámara de fotos. Ante esta avalancha los terminales con pantalla en blanco y negro y sin servicio de datos a través de GPRS o i-mode han desaparecido casi del mercado. La media de los precios (en los terminales más populares se sitúa entre los 130 y 150 euros) son muy parecidos a los 17,8 millones vendidos en el año 2000 el cual ostenta el récord hasta la fecha. Claro que en aquel momento eran únicamente teléfonos móviles de voz. De este precio medio se deduce que durante el ejercicio de 2004 los españoles gastaron una cantidad en torno a los 2.020 millones de euros en comprar teléfonos móviles de los cuales las operadores subvencionaron un 40 %, casi 800 millones.
Los datos revelan por tanto un detalle, aproximadamente unos 12 millones de terminales se convirtieron en chatarra electrónica. El reciclaje de terminales es tan ridículo e insuficiente que debería hacerse pagar un depósito para que el propietario lo devolviera al fabricante para su reciclaje (La iniciativa, denominada "Tragamóvil", liderada por los hipermercados del Grupo Eroski en la zona Norte de España ha recogido tan sólo en 6 meses unos 1.100 kilos para reciclarlos -a cada kilo corresponden aproximadamente 10 móviles- es decir, un total de más de 11.000 teléfonos, el porcentaje resulta simplemente espeluznante).
Los científicos tampoco paran de advertir del riesgo del uso indiscriminado de las ondas como lo prueba la reciente retirada del teléfono móvil para niños Mymo. La gran profusión de antenas que se precisa para el desarrollo de la nueva red UMTS de servicios inalámbricos es otra amenaza que se cierne y que incrementa el riesgo. No hay nada probado con certidumbre estadística, pero a veces más vale prevenir que curar. La telefonía móvil deberíamos replantearla para que no fuera una necesidad imperiosa sino una herramienta usada con el mismo tino que cortar el pan con un cuchillo eléctrico. En cualquier caso, la publicidad, la aparente sensación de acompañante que da el móvil con cámara y videoconferencia nos deslumbra de forma que no deja entrever el ambiente electromagnético enrarecido en el que nos vamos sumergiendo. Eso sí, en color de megapixels.





















Modificado
09/02/2017