You are here

Econoticias 30, El petróleo arma geopolítica





30
Semana del  15 al 30 de agost de  2004

Internacional


El petróleo arma geopolítica



15 Agosto 2004. En lo que va de año el precio del crudo se ha incrementado en casi un 45 % pasando de 32,18 a 46,58 dólares por barril en la Bolsa de Nueva York (Nymex). Sin embargo, el consumo de petróleo no ha aumentado tanto. Por ejemplo, Estados Unidos que encabeza la glotonoería petrolera en el mundo consumió 19,8 millones de barriles diarios en el 2002, el año anterior a la guerra de Iraq. El consumo mundial fue de 80 millones de barriles al día, (2.900 millones de barriles al año). EE.UU. En el año 2002 el consumo mundial de petróleo fue de 78,2 millones de barriles por día, una cifra sólo ligeramente menor de la actual.
Curiosamente, en julio 2004, el volumen de operaciones petroleras en el Nymex fue de 42 millones de barriles al día, lo que equivale a 11.500 millones de barriles al año. Esta cifra representa casi 4 veces más del respecto al petróleo real consumido. En comparación, cinco años atrás, el volumen de operaciones bursátiles se elevaba a 32,6 millones de barriles al día, o sea 8.200 millones de barriles al año. En otras palabras, ha descubierto en el precio de crudo una forma de generar beneficios en la cotización de los valores bursátiles. No hay que olvidar que   los bancos cada vez más son propietarios de la energía y su objetivo no es dar servicio sino especular con el dinero para darle rentabilidad. En Estados Unidos, las empresas financieras controlan tanta electricidad como las mayores empresas de servicios públicos. Entidades como Bank of America, Goldman Sachs, Morgan Stanley ostentan el título de ser los tres mayores intermediarios de crudo estadounidenses. Los mensajes ecologistas, las películas sobre el cambio climático, el conflicto de Irak o los rifirafes en las repúblicas caucásicas o los problemas de la petrolera rusa Yukos son excusas perfectas para explotar el miedo a los problemas de suministro y un argumento contundente en la ciega bolsa de valores para provocar un incremento de la demanda y justificar la subida de precios. En este punto está claro que hemos llegado en un callejón sin salida. La producción de petróleo no debe aumentar para intentar bajar los precios. Lo que realmente hay que regular es que las empresas financieras puedan especular en la bolsa jugando a pedir barriles de petróleo teóricos que nadie que no se va a consumir ni con el espectacular crecimiento de la economía China, al menos en el próximo lustro. Lo que hay que solicitar no es un aumento de la producción sino detener la especulación. El  viernes 13 de agosto 2004 el precio del barril de Brent (el valor en Europa) se disparó hasta los 44,88 dólares, la cantidad más elevada jamás registrada.Tras la imposibilidad de los negocios previstos gracias a la guerra de Iraq la especulación se ceba ahora en la debilidad política incapaz de controlar el mercado bursátil. Hoy está claro que la política ya no es una actividad ajena o independiente de los grandes grupos económicos. En España, los bancos y cajas controlan alrededor de un 30 % de la generación eléctrica la mayor parte de la cual se realiza consumiendo crudo. En España, que no es una excepción, los grupos bancarios no pueden especular con el precio del crudo mundial pero utilizan su posición energética para presionar al gobierno amenazando con su salida del mismo en algunos momentos o todo lo contrario anunciando crear un gran grupo energético como los rumores que circularon hace unos meses de que Agbar, Gas Natural, Endesa y La Caixa planeaban una alianza conjunta. Lo cierto es que esta situación de subida del crudo, que en apariencia podría ser favorable a contener la demanda de combustibles fósiles lo que sería positivo para el medio ambiente, en realidad de facto significa la pérdida de interés de los grupos financieros por las energías alternativas. Con la energía solar, eólica, mareomotriz, etc. nunca se podrán obtener estos descarados negocios de papel.



actualizado: 
15/08/2004
parte de: