You are here

El Presidente del ente regulador de la Energía de EEUU dice que las nuevas plantas de carbón o nucleares podrían ser innecesarias (1/2)





El Presidente del ente regulador de la Energía de EEUU dice que las nuevas plantas de carbón o nucleares podrían ser innecesarias
Abril de 2009 - Traducción del artículo aparecido el 22 de abril de 2009 en The New York Times.
Ver el texto original.

Podrían no necesitarse nuevas plantas nucleares ni de carbón en Estados Unidos. Es lo que ha afirmado este 22 de abril de 2009 el presidente de la Comisión Federal Reguladora de la Energía (Federal Energy Regulatory Commission).


Jon Wellinghoff, presidente de la Comisión Federal Reguladora de la Energía de Estados Unidos, afirmó que las renovables como el viento y la energía solar suministrarán suficiente energía. Imagen: Bloomberg News


El presidente de la Comisión afirma que es posible cubrir la demanda con energías limpias si se desarrollan las renovables y se mejoran las redes de distribución para una gestión efectiva de la demanda.










Noelle Straub y Peter Behr. Podrían no necesitarse nuevas plantas nucleares ni de carbón en Estados Unidos. Es lo que ha afirmado este 22 de abril de 2009 el presidente de la Comisión Federal Reguladora de la Energía (Federal Energy Regulatory Commission).

“Podríamos no necesitar ninguna, nunca más”, declaró Jon Wellinghoff a los periodistas durante el Fórum de la Asociación de Energía de Estados Unidos (U.S. Energy Association Forum).

Los comentarios del presidente de la FERC van más allá de los de otras autoridades de la administración de Obama, que han apoyado fuertemente un mayor despliegue de las renovables y la eficiencia pero que también afirman que la energía fósil y nuclear continuará teniendo un papel protagonista.

La visión de Wellinghoff también va más allá del consenso en la industria de la generación eléctrica sobre las futuras fuentes de electricidad. La industria ha asumido que la producción de las centrales de carga base suministrarían parte de la demanda creciente de energía, junto con un rápido despliegue de la generación renovable, las tecnologías de redes inteligentes y las estrategias de reducción de la demanda.

Jay Apt, profesor en el Electricity Industry Center de la Carnegie Mellon University, expresó su escepticismo sobre la viabilidad de depender tan fuertemente de las energías renovables. "No creo que estemos donde al director Wellinghoff le gustaría," dijo Apt. "Se necesita un sistema energético sólido para rellenar la producción cuando el viento no sopla. Eso no se puede ignorar”. 

Se necesitarán algunas combinaciones de generación con carbón o con más gas o con energía nuclear, dijo. “La reacción de la demanda puede amortiguar de manera significativa las fluctuaciones de la producción eólica. Relacionar parques eólicos dispersos no puede proveer de un flujo eléctrico continuo”. 

Wellinghoff dijo que las renovables como la energía eólica, la solar y la biomasa suministrarán suficiente energía para satisfacer la capacidad de la producción de carga base y las futuras demandas de energía. “Las centrales nucleares y de carbón son demasiado caras”, añadió.

"Creo que la capacidad de producción de carga base se va a convertir en un anacronismo”, dijo. "La capacidad de carga base en realidad tan sólo tenía un significado a nivel económico, en el que lo que envías primero es lo que debería ser más barato de producir. Bien, a la larga, el viento será lo más barato de producir, de modo que es la energía que se enviará primero”.

Añadió “La gente habla sobre que necesitamos la carga base. Es como la gente que dice que necesitamos más capacidad informática, que necesitamos ordenadores centrales. No necesitamos ordenadores centrales, tenemos informática distribuida”.

La tecnología para las energías renovables ha llegado suficientemente lejos para permitir esta visión para avanzar hacia delante, dijo. Por ejemplo, actualmente hay sistemas disponibles para las plantas termosolares que permiten disponer de 15 horas de almacenamiento de energía.

"Lo que se tiene que hacer es ser capaz de darle forma y desarrollarlo", añadió "y si puedes darle forma y desarrollar la eólica, puedes conseguir capacidad disponible para todas las cargas que necesites”.

"Si puedes dar forma a tus renovables, no necesitas centrales de combustibles fósiles o nucleares en funcionamiento todo el tiempo. Y, de hecho, la mayoría de plantas que funcionan todo el tiempo en el sistema son un impedimento, porque no permiten ninguna flexibilidad. No puedes activar y desactivar una planta nuclear. Y si en vez de eso tienes la habilidad de incrementar y reducir las cargas de modo que dan forma al sistema en su totalidad, el viejo concepto de carga base se convierte en un anacronismo”.

"Mucho por comprender"
Al ser preguntado sobre si sus ideas necesitaban estudios detallados, dada la complejidad de la red, Wellinghoff dijo que la tecnología ya se está moviendo en ese sentido.

"Creo que se está estableciendo gracias al avance de la red digital”, dijo. “Vamos a tener que ir hacia una red más inteligente para llegar al punto sobre el que estoy hablando. Pero si no vamos hacia esa red digital, no vamos a ser capaces de mover esas energías renovables, de ningún modo. Esto es una necesidad para hacer funcionar esa red de manera eficiente”.

La North American Electric Reliability Corp. informó la semana pasada sobre los retos de integrar en las redes eléctricas de la nación una expansión de veinte veces la energía generada con fuentes renovables, pero no trató específicamente si sería necesaria una generación de carga base adicional. Un portavoz de la NERC no tuvo una respuesta inmediata a las declaraciones de Wellinghoff.

Revis James, que dirige el asesoramiento tecnológico en energía para el Electric Power Research Institute, afirmó recientemente que no está claro cómo de rápido se puede añadir la energía renovable sin crear problemas de fiabilidad. “Nadie sabe cual es el número mágico”, dijo. “¿Nos estamos moviendo demasiado deprisa? En lo que respecta a los políticos, hay mucho todavía por entender sobre las implicaciones de una gran proporción de producción con renovables”.



página siguiente >