You are here

Prohibir la bombilla: el cambio mundial de incandescentes a fluorescentes compactos podría cerrar 270 centrales eléctricas de carbón




Prohibir la bombilla incandescente: el cambio mundial de incandescentes a fluorescentes compactos podría cerrar 270 centrales eléctricas de carbón
Alerta 5 - 2007

El 20 de Febrero de 2007, Australia anunció que eliminaría la venta de bombillas incandescentes ineficaces antes del 2010, substituyéndolas por bombillas fluorescentes compactas altamente eficientes que utilizan una cuarta parte de la electricidad. Si el resto del mundo se uniera a Australia en este simple paso para recortar profundamente las emisiones de carbono, la caída del uso mundial de electricidad permitiría el cierre de más de 270 centrales eléctricas de carbón (de 500 megavatios). Para Estados Unidos, este cambio de bombillas permitiría cerrar cerca de 80 centrales de carbón.


Australia anunció que eliminaría la venta de bombillas incandescentes ineficaces antes del 2010.


Las bombillas fluorescentes compactas altamente eficientes que utilizan una cuarta parte de electricidad.


Es necesario también cambiar a una iluminación de las calles más eficiente.


Substituir los tubos fluorescentes más viejos por nuevos, más eficientes, podría reducir también el uso de la energía.


18seconds.org proporciona la cuenta de fluorescentes compactos vendidos por todo Estados Unidos desde principios de 2007.

9 de Mayo, 2007. La buena noticia es que el mundo puede estar acercándose a un punto de inflexión social hacia el cambio a bombillas eficientes. El 25 de abril de 2007, apenas dos meses después del anuncio de Australia, el gobierno canadiense también anunció que eliminaría la venta de incandescentes antes del 2012. El incremento de preocupación por el cambio del clima está conduciendo este movimiento de reemplazo de bombillas.

A mediados de Marzo una coalición estadounidense de grupos ambientalistas, -incluyendo Natural Resources Defense Council, la Alliance to Save Energy, la American Coalition for an Energy-Efficient Econom, y la Earth Day Network-, junto con Philips Lighting lanzaron una iniciativa para promover el cambio a bombillas más eficientes en las cerca de 4.000 millones de tomas de todo el país antes del 2016.

En California, el estado más poblado, Assemblyman Lloyd Levine está proponiendo que su estado elimine la venta de bombillas incandescentes antes del 2012, cuatro años por delante del plazo propuesto por la coalición. Levine llama a su propuesta de ley “How Many Legislators Does It Take to Change a Light Bulb Act” (Ley de cuántos legisladores hacen falta para cambiar una bombilla). En la costa Este, la legislatura de New Jersey está a punto de requerir a los edificios del gobierno del estado que substituyan todos las bombillas incandescentes por fluorescentes compactos antes del 2010, como parte de un esfuerzo estatal más amplio de promover el cambio a una iluminación más eficiente.

El movimiento del cambio de bombillas en el mundo
La Unión Europea, que cuenta ahora con 27 países, ha anunciado en Marzo de 2007 que planea recortar las emisiones de carbono un 20 por ciento antes del 2020. Parte de este recorte se alcanzará substituyendo bombillas incandescentes por fluorescentes compactos. En el Reino Unido, un grupo no gubernamental llamado Ban the Bulb ha estado presionando vigorosomente para conseguir una prohibición de las bombillas incandescentes desde principios del 2006. Más hacia el Este, Moscú está impulsando a sus residentes cambiar a los fluorescentes compactos. En Nueva Zelanda, el ministro del cambio climático, David Parker, ha anunciado que su país puede asumir medidas similares a las adoptadas por Australia.

En abril, Greenpeace presionó el gobierno de India a prohibir las incandescentes para recortar las emisiones de carbono. Puesto que cerca de 640 millones de las 650 millones de bombillas vendidas cada año en esta economía en rápido crecimiento son incandescentes, el potencial para recortar las emisiones de carbono, reducir la contaminación atmosférica y el ahorro de dinero de los consumidores es enorme.

A nivel industrial, Philips, el mayor fabricante de iluminación del mundo, ha anunciado planes para interrumpir la comercialización de incandescentes en Europa y Estados Unidos antes del 2016. Más ampliamente, la European Lamp Companies Federation (la asociación comercial de fabricantes de bombillas) está apoyando una subida de los estándares europeos de eficacia en la iluminación que conducirían a una eliminación progresiva de las bombillas incandescentes.

A nivel comercial, Wal-Mart, el minorista más grande del mundo, anunció una campaña de marketing en noviembre de 2006 para incrementar sus ventas de fluorescentes compactos a 100 millones antes de finales del 2007, más del doble de sus ventas anuales anteriores. En el Reino Unido, Currys, la cadena eléctrica al por menor más grande de Gran Bretaña, ha anunciado que dejará de vender bombillas incandescentes.

El aumento inmediato de eficiencia energética
Cambiar de bombillas es una manera fácil de conseguir grandes aumentos inmediatos de eficiencia energética. Un estudio para el gobierno de Estados Unidos calculaba que la gasolina equivalente de la energía ahorrada durante la vida de una bombilla fluorescente compacta de 24 vatios, es suficiente para conducir un Toyota Prius de Nueva York a San Francisco. Mientras que una retirada mundial paulatina de las ineficaces incandescentes reduciría el uso de la electricidad en el mundo por más de un 3 por ciento, cambiar a una iluminación de las calles más eficiente y substituir los tubos fluorescentes más viejos por nuevos, más eficientes, podría doblar esta reducción en el uso de la energía.

Aunque las bombillas fluorescentes compactas altamente eficientes han estado disponibles cerca de una generación, hasta hace poco tiempo han estado al margen, utilizadas solamente por los consumidores ambientalmente concienzados y vendidas en almacenes de hardware, pero no en supermercados. Una razón por la qué los consumidores no estaban interesados en adquirirlas era que las nuevas bombillas pueden costar cinco veces lo que una incandescente. Sólo los consumidores más bien informados sabían que una bombilla fluorescente compacta de alta eficiencia utiliza solamente una cuarta parte de la electricidad, duran 10 veces como una incandescente y ahorran fácilmente US$ 50 durante el curso de su vida.

El mercurio de las bombillas fluorescentes compactas
Una desventaja de los fluorescentes compactos es que cada bombilla contiene una pequeña cantidad de mercurio, cerca de una quinta parte de la cantidad que lleva una pila del reloj. Este mercurio es solamente una pequeña fracción del que se lanza a la atmósfera por la quema de carbón para activar una incandescente.

El mercurio lanzado por las centrales eléctricas de carbón es la razón principal por la que 44 de los 50 estados en los Estados Unidos han publicado recomendaciones de consumo que limitan el consumo de pescado de ríos y lagos de agua dulce. No obstante, los fluorescentes compactos gastados, las baterías de los relojes y otros artículos que aún contienen mercurio requieren ser reciclados de forma adecuada. Afortunadamente, esto es posible, mientras que el mercurio del carbón que sale por las chimeneas cubre el campo, terminando en el suministro de agua y alimentos.

La factura de la luz y la de la contaminación del aire
Cambiar a bombillas altamente eficientes reduce agudamente las facturas mensuales de la electricidad y recorta las emisiones de carbono, puesto que cada fluorescente estándar (de 13 vatios), durante el curso de su vida, reduce el uso de carbón por más de 95 kg. Tal cambio también reduce substancialmente la contaminación atmosférica, haciéndolo obviamente atractivo para las economías de crecimiento rápido gravemente afecatadas por la contaminación del aire como China y la India.

En los Estados Unidos, un ingenioso web site llamado 18seconds.org (el nombre sale del tiempo que cuesta cambiar una bombilla), proporciona una cuenta actualizada constantemente de fluorescentes compactos vendidos por toda la nación desde del 1 de enero de 2007. A principios de mayo, sumó casi 37 millones de bombillas, rindiendo una reducción en las emisiones de carbono comparables a quitar 260.000 coches de las carreteras. Patrocinado por Yahoo! y Neilson, el sitio también proporciona datos sobre cuántos dólares se están ahorrando y cuánto carbón se quema de menos. Los datos están disponibles en el web site para cada estado, proporcionando una útil forma de supervisar el progreso local en substituir incandescentes.

Una necesaria victoria
El reto para cada uno de nosotros, por supuesto, es cambiar a fluorescentes compactos en nuestros propios hogares si no tenemos ya. Pero mucho más importante, es entrar en contacto con nuestros representantes electos a nivel de ciudad, provincia o estado y a nivel nacional, para introducir legislación que incremente los estándares de la eficacia de la iluminación, eliminando las bombillas incandescentes ineficaces. Pocas cosas pueden recortar emisiones de carbono más rápidamente que este simple paso.

En un mundo enfrentándose casi diariamente a la evidencia del calentamiento global y a sus consecuencias, hay necesidad de alguna victoria decisiva y rápida en el esfuerzo por recortar las emisiones de carbono y estabilizar clima. Si podemos ingeniar una rápida eliminación de bombillas incandescentes, esto proporcionaría un sentimiento de victoria tal que permitiría generar el ímpetu necesario para conseguir mayores avances en la estabilización del clima.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -  -
Nota: Este cambio a bombillas fluorescentes compactas es una de la docena de medidas para recortar las emisiones de carbono del mundo en un 80 por ciento antes del 2020 que se definirá en el próximo libro Plan B 3.0: Mobilizing to Save Civilization de Lester R. Brown.


Lester R. Brown - Earth Policy Institute
www.earth-policy.org