You are here

¡¡ [email protected], provechosa PRIMAVERA ¡¡





curvaSupTit.gif" border="0">

¡¡[email protected], provechosa PRIMAVERA!!

03282005_primavera1
03282005_primavera2
03282005_primavera3

1. Jaguarzo blanco
2. Zorreznos campeando
3. Libélulas, revoloteando
Ilustraciones de Juan Varela


Vaya, esta primavera ha empezado movidita para mí, en lo que a pequeñas alegrías se refiere. Por un lado hoy me entero que los jefes de gobierno de la Europa que me cuida y protege, han puesto de nombre a su reunión, precisamente "de primavera", y acaban de decidir que primero el sentido común, la salud de las personas y del medioambiente antes que la pasta, veremos.
Acaban de comprometerse a cumplir con las tareas (enormes y emocionantes) que garantizen el no sobrepasar 2º C la temperatura sobre los niveles preindustriales. Ahora ya se habla de entorno a 0,5ºC lo subido, o sea que no es tanto lo que queda. Y en un mundo, lleno la mitad, de adictos al bienestar confuso, y otro medio que se quiere parecer, no dudo ya de que comienzan aventuras que nos van a quitar el sueño más de una vez.
Y ando pensando en dejar mi contribución para no sobrepasar ni una décima ya, es decir a aplicarme en la Simplicidad Radical me toca.
Veo en la tele como divulgadores y científicos defienden sus ideas sobre las consecuencias del cambio de clima,  y visto la calidad de algunos, creo que los del sector ciencia parlantes ya no saben por donde tirar y se refugian en soberbias tonterías para los tiempos que corren. Esto se esta complicando tanto que me parece que mejor es dejar de escuchar y pasar a actuar, que además es más divertido.

Y como las pequeñas cosas son siempre hermosas aprovecho el espacio para anunciar dos que me han emocionao. Una es que esta en línea la web del Encuentro Solar 2005, esa reunión emotivoactivista de gentes que tienen con el aprovechamiento de la energía solar complicidades demostradas. La otra es que se va a anunciar en breve el TOUR NO OIL, una ruta charlantes, en bici y tren, para demostrar que vivir sin necesidad de emborracharse de recursos y combustibles es más divertido, emocionante y solidario que dedicarse a barrer para casa y quejarse de lo mal que esta el mundo. Me han dicho que comienza en Girona el próximo 28 de abril, llega a Lerida el 1 de mayo, luego a Zaragoza el 3 y el 5 esta en Madrid. Acaba en la feria de Biocultura el 7, en BCN. De ella, las no autoridades energéticas y ambientales del buen gobierno recomiendan no perderse las intervenciones. Jim Merkel presenta su libro Simplicidad Radical, y otros la campaña de matriculación reivindicativa NO OIL junto a una calculadora de emisiones de CO2 con propuestas para reducir y compesar nuestra contribución personal al cambio climático.

Llevo dos cambios de estación echando mano de la sabiduría empapelada de sabio naturalista y extraordinario comunicador de lo bueno de lo vivo. Esta vez, para celebrar la emocionante primavera, del libro de Joaquín Araujo, El Calendario de la Vida, extraigo algunos de los textos que dedica a la virtuosa estación que nos toca, irremediablemente temporal y particularmente climática, y tan valiosa para la vida como las otras tres. Suerte tenemos en estas latitudes de conocer y sentir el calorcillo del verano, el frescor del otoño, el frío del invierno y la emoción de la primavera.

Cada vez me emociona más saber que pertenezco a una especie afortunada que comparte un finito planeta con quizás más de 25 millones de otras especies, y échale la de billones de miembros. Cada vez más oteo e intento sintonizar con todo lo que se merece ser observado, desde mi equidad y solidaridad.
En un mundo cambiante y parece que ciertamente lleno de incertidumbres, deseo que te pille por la parte emocionante, que siempre es más interesante y amena.

 

Las ilustraciones del comentado libro son de Juan Varela, también cojo algunas para que las veas. Ahora ya, sólo gracias a ambos por contribuir con sus acciones a plasmar lo que no es del todo fácil ver en la naturaleza, a pesar de estar tan cerca.


Entre millones de acciones que lo vivo lleva sin parar a cabo, en lo que queda de marzo en algunos lugares:
Nacerán los corcinos; buscarán oquedades donde criar los recién llegados cernícalos primillas; la hoja seguirá a la flor en los almendros; los cachorros de lince saldrán de la guarida; las lavanderas boyeras de tres razas (alemana, inglesa y española) pueden coincidir en sus desplazamientos migratorios.


Y durante abril llegará la africana collalba rubia; el corcino ya sabrá pasar inadvertido; florecerán los alcornoques; los rayones, crías de jabalí, ya comerán y jugarán constantemente; los recién llegados vencejos se harán notorios sobre nuestras ciudades; los carboneros cebarán a sus polladas; los ruiseñores, otros que acabarán de venir de Africa, pasarán toda la noche cantando; la ranita de San Antón cazará insectos continuamente; los asfodelos cuajarán una falsa nevada en el paisaje; en bolas blancas se convertirán los majuelos; arribarán los abejarucos; llegará también la carraca, otra ave africana; la flor masculina penderá de los extremos de las ramas de encina desde mediados del mes y el dilatado e irregular periodo de reproducción de las ranas comunes tendrá su apogeo; los rosales silvestres florecerán y a veces también lo harán en otoño; tras dormir todo el invierno se desperezan los lirones grises; la loba ya cuidará de su camada; la fructificación de los piñones atraerá a sus consumidores; no parará un ave especialista en abrir las piñas: el piquituerto; los cervatillos irán llegando a este mundo.


Luego en mayo las dedaleras descubrirán su inflorescencia; las avutardas buscarán culminar sus uniones; ya estará a punto la segunda puesta de los carboneros; muchos vuelvepiedras aún no habrán emprendido su viaje hacia el Norte; parirán las cabras montesas; nacerán los pollos de alcavarán; los prados alcazarán su plenitud cromática; habrá invasiones de escarabajos sanjuaneros; emergerán las primeras generaciones de mariposas bajás de dos colas; la segunda pollada de carboneros demandará alimentos; los lagartos ocelados copularán tras una parada nupcial que ante ojos inexpertos parecerá una agresión.  Las modestas y abundantísimas tijeretas, incapaces por cierto de cualquier tipo de ataque o perjuicio a los seres humanos, son excelentes progenitores, las hembras  cuidarán de los huevos que acabarán de poner.
Las larvas de tritón irán culminando su metamorfosis y habrán completado su foliación los castaños.


Y cuando llegue junio, como la flor de abeja serán las orquídeas; la achicoria silvestre florecerá; estará culminando la reproducción de los cernícalos primillas;
la oropéndola vivirá un tardío calendario reproductor; se realizarán las puestas del lagarto ocelado; la mayoría de las aves sedentarias pueden criar más de una vez. No así el más bello de nuestros córvidos, el rabilargo, que madruga poco y esperará a los últimos tramos de la primavera para criar.
Máxima actividad sexual y predadora de las libélulas; los caballitos del diablo patrullarán incansables casi todos los tramos de ríos, arroyos, charcas, lagunas...
Ya estará completo el desarrollo de los alevines de trucha; abundarán las chinches de campo; los zorreznos ya campearán; el jaguarzo blanco hará amarillear laderas enteras de nuestras sierras y ya al final, el calor del verano consolidará centenares de fenómenos tormentosos. Los baldíos que sobrevuele el aguilucho cenizo pronto verán su polvo transformado en lodo.


¡¡Provechosa y sostenible primavera, [email protected]!!


 




¿Por qué este diario?