admin
13/01/2005
Etiquetas ecológicas para compras responsables




curvaSupTit.gif" border=0>

Etiquetas ecológicas para compras responsables


La portada de la guía



El logo más amoroso con los bosques



La etiqueta energética de electrodomésticos, mejor siempre clase A




 



Espero que no seas de los que dudan que nuestros actos de consumo no tienen incidencia sobre la bioesfera y la tierra, nuestro único medio ambiente.
Yo me siento activo, por mis actitudes como consumidor y ante la demanda de productos y servicios, ya que intento que mis compras sean lo más ambientalmente respetuosas que puedo. Pero [email protected], el mercado es tan grande que si no te miras la etiqueta, lo tienes claro.

En el mercado más responsable es frecuente encontrarse con cada vez más simbolitos y etiquetas que no hacen otra cosa que visualizar procesos y compromisos, generalmente más respetuosos con la vida, llevados a termino por los productores.

La ecoetiquetas han ido apareciendo para distinguir los productos, artículos y servicios mejor producidos y gestionados a nivel social y ambiental, y lo han hecho para hacer que nuestras elecciones de consumo sean en parte algo más seguras y confiadas.

En el mercado podemos escoger entre miles de productos y servicios. Todos ofrecen diversas características de calidad, precio y diseño, y algunos además son menos perjudiciales para el medio ambiente que otros. Algo bueno, aunque otra cosa es si lo mejor es dejar de consumir en exceso, algo a lo que animo, por supuesto.

La descripción más general sobre la ecoetiqueta es esta: una etiqueta de las llamadas ecológicas es una indicación o distintivo que tiene la finalidad de identificar aquellos productos o servicios que cumplen unos criterios de bondad ambiental en el proceso de fabricación, uso, comercialización o finalización de su vida útil.

Las ecoetiquetas se encuentran en productos, servicios, alimentos y envases y embalajes. Se encargan de concederlas desde el fabricante (las menos neutrales) hasta las administraciones, empresas y organizaciones, siendo el organismo que otorga la etiqueta el responsable de hacer cumplir los criterios delante del consumidor.

Y como en todo hay que saber que las etiqueta oficiales son únicamente las otorgadas por las administraciones o las reguladas por una legislación específica. Algo necesario en este mercado global que hemos montado los que han querido y todos los que de él participamos.

Para ponerme al día hoy me he dedicado a localizar la actualidad de la oferta ecoetiquetera y mira por donde me he topao con una Guía de Etiquetas Amigas del Medio Ambiente que la Organitzacio de Consumidors i Usuaris de Catalunya tiene a disposición en archivo PDF en su web en catalán. Absolutamente recomendable acceder a ella para ver en colores y con explicación básica de que van las ecoetiquetas más frecuentes en el mercado.

Allá me he encontrao con la del FSC (Consejo de Administración Forestal) que indica que el producto procedente del bosque, ya sea de madera, papel o incluso alimentos, ha sido gestionado de la forma más respetuosa con la vida de las que hasta ahora se han hecho. Sus principios son acordados por tres cámaras, la económica, la ambiental y la social, y en ellas están todos los interés sociales representados por ONGS y empresas. Al lado esta la etiqueta del PEFC, que ante el éxito del FSC ha hecho que la industria europea de la madera saque su sellito de dudosa bondad socio ecológica.

Siguiendo me he encontrao con la Flor Europea, la del conocido Ángel Azul de los alemanes, y esta también la que utilizan  los consejos reguladores de la producción agraria ecológica,  y otras del sector. Y una que no había visto hasta hoy, la etiqueta sobre consumos de combustibles y emisiones de CO2 para los automóviles.

También hoy me he encontrado en mi búsqueda de señales con una información detallada de la Ecoetiqueta Europea, la flor con las estrellitas, ampliamente explicada en la página de Departament de Medi Ambient de la Generalitat de Catalunya. Esta entidad cuenta además con un distintivo de Calidad Ambiental que otorga a variados sectores de productos y servicios. Ha sido interesante para mi conocer los criterios que la rigen y el listado de los que denominan productos y servicios ecológicos. Y es que tener el distinguido distintivo hace que los empresarios se aprieten el cinturón en cuestiones ambientales, que ya esta bien aunque esto tendría que ser norma hacerlo de forma generalizada.

De todos modos, cuando podemos consumir productos locales, del vecino carpintero, lechero, horticultor, panadero... la mejor ecoetiqueta de todas es la que nos indica la alegría y el amor desde el rostro de nuestro proveedor de confianza, del que conocemos sus métodos y voluntades. Cuando esto ocurre ninguna etiqueta puede superarlo.





¿Por qué este diario?



Modificado
09/02/2017

Suscríbete a Terra Boletines

Te mantendremos al día de lo que hacemos

Ayúdanos a buscar soluciones para la #emergenciaclimática

Puedes contribuir a reducir las emisiones de CO2, y fomentar la investigación científica en ecología práctica
 

Dona ahora

 

Facebook Twitter YouTube LinkedI