You are here

Neutro en carbono, y eso que es?





curvaSupTit.gif" border="0">

Neutro en carbono, y ¿eso qué es?

10112005_ceroco2logo
10112005_ceroco2a
10112005_ceroco2b

1. Un logo seductor
2. Imma Mayol monstrando un certificado de CeroCo2
3. Como frenar el cambio climático, seguido con interés


En la ciudad ocurren cada día infinidad de acontecimientos, de toda índole y condición. Pero hoy ha habido en el Ayuntamiento de Barcelona uno de esos al que no he querido faltar, y es que se ha presentado la iniciativa para el cuidado del clima CeroCO2 en catalán (Zero CO2), promovida por la Fundación Ecología y Desarrollo de Zaragoza y la Fundació Natura de BCN. La primera, ECODES, promueve proyectos de desarrollo integral en España y América Latina, siendo estos ecológicamente sostenibles, socialmente justos y económicamente viables. Fundación Natura actúa desde Catalunya dedicándose exclusivamente a la conservación de la diversidad biológica mediante la protección, o más concretamente en la restauración de los ecosistemas naturales.

Pues bien, el parto de CeroCO2, deseado por las dos partes, ya lleva unos meses de vida. Se presentó en Zaragoza y hoy aquí, en BCN. Pero ¿en qué consiste?, pues simplemente en que podemos, si queremos, ser neutros en carbono, es decir, en emisiones de CO2 si las compensamos. Y esto ¿para qué?. Amigo, el cambio climático no se para y lo lógico es reducir su impacto todo lo que podamos, ...transportes, sequías, incendios, contaminación, consumo energético parriba al igual que el calentamiento de este maravilloso planeta. Ante un cambio climático galopante y un protocolo de Kioto que no es suficiente por suave, nos toca a todos cuidar al clima y además deprisa, que el petróleo barato ya se ha acabado y los lobbys sucios energéticos van a poner muy difícil la economía solar por la vía de rápida.

CeroCO2 fomenta la responsabilidad compartida de todos los sectores de la sociedad en la lucha contra el climático trastorno, y lo hace ofreciéndonos herramientas para reducir las emisiones de gases contaminantes que todos generamos en nuestra vida cotidiana. Lo primero que promueve CeroC02 es invitarnos a reducir nuestro propio consumo energético mediante las energías renovables, la eficiencia energética y prácticas de consumo más sostenibles. Lo que viene después es conocer el volumen de tus emisiones.

Pero ¿cómo se hace esto, te preguntarás? Pues las calculadoras de CeroCO2 te están esperando,  y sabrás después de usarlas cuántas emisiones generas y de esta forma reducirlas, y si lo deseas neutralizarlas.
¿Pero cómo neutralizo después de no olvidarme de intentar por todos los medios reducir las emisiones de CO2? Pues cuando termines con la calculadora y quieras quedarte neutro y más tranquilo, el proyecto te invita a colaborar económicamente en proyectos certificados de reforestaciones en América Latina, y como dicen los promotores, además de contribuir con esto a combatir el cambio climático, estarás ayudando en el desarrollo de países necesitados.
Un certificado te será entregado a ti o a la organización que se preste a financiar su neutralidad en CO2, y para ello la reforestación y el cuidado de bosques primarios y lo proyectos con energías renovables son las piezas claves de la propuesta.

En algún momento se ha comentado sobre que en tecnologías eficientes se piensa en cocinas de leña mejoradas, que están bien, pero si esta gente conociera mejor las posibilidades de la cocina solar Ksol u otras destacadas, seguro que lo sumarían al paquete sin pensarlo.

Después de escuchar a directores y representantes políticos de las dos ciudades y las dos fundaciones, nos han brindao una conferencia con imágenes de las actividades de la “Sociedade de pesquisa em vida salvajen e educacao ambiental”, sobre un proyecto de evacuación de carbono en la selva atlántica del Brasil donde su representante,  Ricardo Gomes, ha detallado lo trascendente para la conservación que es disponer de fondos que permitan a las poblaciones locales convertirse en guardianes de esas fábricas de oxígeno, los apreciados bosques. Comenzaron precisamente recibiendo fondos de empresas muy sucias de los USA, ay, ay, ay, en fin, sea por la causa que sea y aunque sea dinero sucio, la causa merece atenciones.

Yo, agradecido, me he preparao después mi receta personal para lucir con alegría el título simbólico de ciudadano postKioto con mínimo balance de CO2: redúzcase todo lo posible y un poco más el uso de energía sucia producida por combustibles fósiles y radioactivos; o sea, redúzcase el volumen de uso de medios de transporte con alta huella, ósea volar poco, o sea el coche, que se puede disfrutar de otras formas sin necesidad de ser usuario enganchado a él. Sígase comiendo menos y más local, las proteínas animales mínimas y redúzcase el consumo de alimentos y bienes envueltos en envases múltiples. El otro día si me descuido me como una naranja traída desde Sudáfrica...
Déjense de consumir tonterías, marcas, excesos, cuestan demasiada energía vital, y energía transformada en productos, distancias, residuos... que al fin y al cabo son emisiones de CO2 por un tubo. Siempre algo más despacio camine, coma, haga el amor, cuide a los suyos y de todos los abrazos posibles por día, mire a los ojos agradecido, flipe con el vuelo de cualquier ave en el parque más cercano y alucine como el desarrollo de una lechuga en una maceta, al fin y al cabo, esas pequeñas cosas hacen que ante los retos cotidianos, el optimismo mejore el convivir y afronte a las hordas de ladrones de felicidad.

Para la visita a la página de CeroCO2 date un rato, ilústrate sobre que es el cambio climático y sus consecuencias, calcula emisiones y redúcelas, al final las que te quedan y si quieres, puedes invertir en compensarlas, algo que no le va mal al medioambiente de este planeta.



¿Por qué este diario?