admin
22/11/2004
Un paseo algo especial por la calle donde trabajo




curvaSupTit.gif" border="0">

Un paseo algo especial por la calle donde trabajo

    
 
11222004_avi1
11222004_avi2
11222004_avi3
11222004_avi4
11222004_avi6
11222004_avi7
11222004_avi8
11222004_avi9
11222004_avi10

1. Alpagartas made in BCN
2. Bar sin malos humos
3. Selva urbana
4, 5, 6 y 7. Persianas con arte
8. Calle colorida
9. Zapatero con poca huella



 


 



Debo decir que bajar a buen ritmo desde la Plaza Catalunya por Las Ramblas, ese río de humanidad con tonos tan peculiares y genuinos, es todo un privilegio matutino. Siempre me desplazo en metro y la mayoría de los días junto con la bici, pero cuando voy a pie, también son 10 minutos de alta intensidad para los sentidos.

Giro por Ferran, un extremo del barrio del Palau y después en dirección al puerto comienzo a bajar por Avinyó, la calle donde tengo el privilegio del trabajar.
A continuación narro sobre lo que veo y siento, esperando te sea de agrado e interés. No encontrarás casi nada sobre las tiendas de modernidad y bares de nocturnidad, ya que a mi no me sirven para nada y además es lo que suele estar más que reflejado en literatura urbana diversa. Verás que me quedo con lo más sensible para los ojos y sentires de un urbano algo romanticón y a la caza de sensaciones relevantes.

Nada más comenzar me encuentro con la Manual Alpargatera, famosa porque famosos sí, famosos no y cualquiera vienen a ella de vez en cuando a comprarse espardeñas y alpargatas de culto. El taller propio, en el fondo del establecimiento, le da un toque al local. Sin embargo, lo que luce son sus dos escaparates para el disfrute del caminante. Es todo un ejemplo de economía solar histórica, cáñamo para suelas y algodón para empeines y cordeles. El nombre, tan artesanal, siempre me ha llamado la atención, en su interior hay alpargatas de todos los colores y para la enorme inmensidad de gustos.

No hace mucho y como auténtico ejemplo de la globalización zapatero ropera, justo enfrente le han colocado a la histórica tienda un moderno espacio de esa marca global ADIDAS, ...que cosas ¿no?. Sus talleres vete a saber donde los tienen, casi seguro que donde coser vale como nada. El día que abrieron puertas la calle estaba cortada y por el montaje como de película con alfombra azul sobre el asfalto, seguro que vino alguno de esos famosos que gana más en una hora que el que cose, allá en las lejanías, durante igual media vida o más, en condiciones que cualquiera de nosotros no soportaría ni por asomo.

Yo me quedo con Alpargatera, más de aquí, más directa, más sostenible, más justa, incluso mucho más bonita y sorprendente, si miras bien.
De la zapatillera transnacional no quiero saber nada de sus colores llamativos, sus logos globales, sus lideres de imagen ni de sus negocios de dudosa solidaria reputación.

Un poco más abajo esta el Bar Café Avinyo, pequeño en espacio pero con su portal tremendo. Si miras la estructura del edifico verás que es lo más parecido a un súper castillo. Un poco más arriba, unos 15 metros, a los romanos les dio por colocar las murallas y digo yo que al arquitecto aquello le debió influir mucho después. Bien, pues en este peculiar bar, antes de entrar ya te avisan de que es territorio libre de humos tabaqueros, en su interior mientras te tomas el café te lo siguen recordando con pegatinas y cuando abres la puerta para marcharte un aviso te recuerda, ¡¡Precaución, estás a punto de entrar en zona de fumadores¡¡. El camarero, de aspecto saludable, me comenta que lleva un montón de años con la particular campaña antitabaco. Unos oleos con bicicletas y paisajes limpios denotan que en el sitio la salud humana importa. O sea, que en la calle donde kurro hay un bareto que está a la última, se ha anticipado años a la próxima normativa que hará los espacios de uso público más respirables y menos tóxicos para los humanos pasivos ante los humos de viciosillos.

He visto grabando, en varias ocasiones, reportajes en la tiendecilla de discos de vinilo para coleccionistas que hay un poco más abajo y en la misma acera que el bar sin humos. Por el aspecto de las fundas de los discos algunos quizás lleven decenas de ciclos de reutilización, ...vete a saber cuantos oídos los han disfrutao.

Después se llega a un edificio, el Borsi, que es peculiar como el solo. Fue el primer Casino Mercantil, y luego la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios. Las dos esculturas de la entrada representan a la industria y al comercio, y ahora protegidas por vallas –¿simbólico, no?–  parece que aguantan las que eran habituales intervenciones de artistas callejeros. No hace mucho le hicieron a toda la fachada una limpieza de esas tan típicas en el barrio. Frente a la placita de la Verónica, está la pizzería del mismo nombre, que destaca incluso en guías de culto vegetariano por ser la mejor de la ciudad, dicen que también a precios asequibles, algo de lo que puedo dar fe cuando hace ya un tiempo me zampe la pizza de la casa, con sumo placer.

Aguas abajo y en la misma cera, fíjate en un par de balcones que cantan de lo lindo por verdes y frondosos. Con plantas de poco sol, sus jardineros de la vertical han conseguido llenar de frescor ese tramo de fachada, dando ejemplo vecinal y satisfacción visual a los paseantes que, por costumbre, levantan la cabeza de vez en cuando.

Hay un bar al que suelo echar un ojo sobre todo cuando está cerrado. Y es que tiene las persianas más hermosas y poéticas de la ciudad, el Delicatassen Venus regala a la vista sus cuatro persianas con mensaje y donde cada una representa a un elemento clave. Puedes ver y leer en la ...De la Tierra, Amor; del Agua, Vida; del Fuego, Paz y del Aire, Libertad. Cuando las persianas están arriba, en sus ventanales suelen exponerse las obras de artistas recicladores especializados en lámparas de lo más variopinto.

¡¡Ay va!!, exclamé cuando me encontré por primera vez ante una de las calles más nombradas y equilibradas del barrio y que entronca con Avinyó, la de Comtessa de Sobradiel (por cierto y aunque yo no sea muy aficionado, en ella se encuentra el Harlem Jazz Club, del que los entendidos dicen que es lo mejor de la ciudad). Bueno, la sorpresa fue ver la obra insólita que un comando artístico urbano atrevido, casi seguro que nocturno, que dió el toque más colorido que se le puede dar a las pilonas de hierro que se colocan para impedir que los coches roben la calle a los caminantes. De la noche a la mañana un arco iris precioso refleja el arte más moderno y colorista con el que se puede alegrar una calle llena de arbolillos. Desde que es una calle más artística no puedo evitar un giro de la cabeza a la izquierda cada vez que paso frente a ella. Y cuando paseo con compañeros de faena, todavía nos preguntamos cuantos fueron y cuanto tiempo les llevó la obra, porque de pilonas hay más de 70.

Y como en toda calle que destaca, encontrarse con la ferretería de barrio donde siempre tienen lo que necesitas, es como divino. Pues Avinyó tiene la suya, y de 50 veces que habré entrado solo una par de ellas he salido sin soluciones. Un porcentaje estupendo, no se crean.
Donde hubo la sede de una de las tiendas de comercio justo más relevantes de la ciudad, desde hace medio año hay una donde venden ropa para humanos de diseño, lástima. Tiendas llenas de chorradas y restaurantes del comer curioso, entre cutres y de prestigio con menú accesible, de la calle se puede salir nutrido con garantías, vestido y calzado a la última en colores, siempre que la cartera ande bondadosa.

Por suerte, también hay un zapatero remendón. El hombre hace su actividad en quizás menos de 3 m2 y es para mí el establecimiento más destacado en servicios hacia la sosteniblidad de toda la calle. Con su maestría, alarga la vida de los recursos en loable labor. Quizás a muchos paseantes sólo les llame la atención lo pequeño del espacio, para la mayoría seguro que pasa desapercibido por no ser luminoso o carecer de atractivos a la vista, pero en ese pequeño espacio se aloja uno de los más destacados toque de modernidad ecológica de la calle y del barrio.

Espero que este paseo, contado por un habitual de la calle, pueda servir para el gozo humano. Espero que además te pueda ser de utilidad para mirar con los mismos ojos y sensibilidad, esos tesoros que aunque diversos, seguro guardan tus calles.


 


¿Porqué éste diario?


Modificado
09/02/2017

Suscríbete a Terra Boletines

Te mantendremos al día de lo que hacemos

Ayúdanos a buscar soluciones para la #emergenciaclimática

Puedes contribuir a reducir las emisiones de CO2, y fomentar la investigación científica en ecología práctica
 

Dona ahora

 

Facebook Twitter YouTube LinkedI