You are here

Una expo por la VIDA





curvaSupTit.gif" border=0>

Una expo por la VIDA

    
 
 
12052004_vida2
12052004_vida1

1. Apunta bien las fechas
2. Sobre la fachada de los Tres Dragones, cartel de vida

 



 


 


Recuerdo cuando y como ocupé parte de los relajos de mi primer invierno laboral en montar un recortable de papel del Castell dels Tres Dragons, sede del Museo de Zoología, aunque ahora junto con el de Geología constituyen el Museo de Ciencias Naturales de Barcelona, en el Parc de la Ciutadella. El ámbito de zoología se ubica en un edificio obra de Lluís Domènech i Montaner, el cual se inspiró en la arquitectura gótica catalana y mudéjar, añadiéndole elementos decorativos de procedencia germánica y almohade. Fue hace ya bastantes años pero el ir montando poco a poco fachadas, torreones y capiteles me acercaron desde la distancia a ese edificio que desde niño me impresionó.
No recuerdo bien cuando mi padre me llevó por primera vez, pero desde aquel día hasta hoy esos ladrillos y placas colocadas de forma singular nunca me pasan desapercibidas.

Bien, hoy primer domingo de mes y aprovechando las puertas abiertas que muchos museos tienen a bien ofrecer a la ciudadanía, me he disfrutao la expo La Diversidad de la Vida, atraído por la leyenda de que me sumergiría en las claves de la vida. Una vez visitada confirmo que así ha sido. Es absolutamente recomendable y estará en activo hasta el 30 de abril del año 2005. Conocer lo que me rodea no estrictamente humano me lleva interesando de forma especial durante este último año, los toques recibidos en algunas lecturas sobre cuanto espacio debemos dejar para los no humanos me ha elevado mucho la dimensión de la riqueza que representan las demás especies, tantas que quizás nunca sabremos cuantas.
Seducido ha quedado con la introducción, leída en el librillo de apoyo a la visita y que aquí traslado:
"El estudio de la diversidad y la evolución de la vida está casi en pañales. A pesar de que se han descrito 1.700.000 especies de seres vivos, las estimaciones sobre cuantas especies diferentes hay en la Tierra varían de 5 a 100 millones.
Estas cifras indican que sabemos poco y que nos queda mucho por descubrir, Se puede decir que conoces con más precisión el nombre de las estrellas que forman nuestra galaxia que la biodiversidad planetaria con la que compartimos la existencia.
Las cifras son, con frecuencia, imprecisas y controvertidas. Pero hay un gran consenso entre los estudiosos respecto a la actual destrucción vertiginosa de la vida. Es lo que se denomina sexta extinción, debido a que los paleontólogos describen cinco grandes extinciones precedentes. El desafío de una nueva extinción es, por la amplitud y la importancia que puede tener, uno de los retos ambientales, culturales y sociales más grandes para el futuro de nuestra especie.
La diversidad biológica o biodiversidad es la riqueza de organismos vivos, de cualquier naturaleza o complejidad, y la de los ecosistemas donde viven, que configuran la variación existente entre o desde las especies. La biodiversidad incluye la diversidad genética y la de comunidades o ecosistemas. Esto incluye la diversidad cultural conseguida por nuestra especie a lo largo de la historia.
La diversidad biológica es un valor esencial para el funcionamiento de la biosfera, la fina película de vida que envuelve este planeta. El mantenimiento de la biodiversidad es, pues, absolutamente necesario para el desarrollo sostenible de todos los pueblos y el bienestar de la humanidad.
Esta exposición quiere ser un canto a la vida. Pretende despertar fascinación por la diversidad biológica, explicar la complejidad de la vida y promover la estima y la veneración por ella
."

La expo es innovadora, te introduces en el espacio 1, que con la espiral del ADN sobre la cabeza te ilustra en que consiste la visita, un audiovisual seccionado por escenas que van apareciendo delante de los visitantes. Cada 30 minutos hay un pase de grupo al interior del Espacio 2, donde te sitúas en el centro un ambiente diáfano envuelto en telas, que es el espacio escénico donde la vista y el cuerpo van a la búsqueda de escenas proyectadas sobre las telas.

Para reconocer nuestra percepción de la vida se repasan los fundamentos en imágenes de los cinco sentidos. La historia de la Tierra y el origen de la vida transcurren en el montaje de los cinco continentes, donde de las superficies en km2 y el número de estados se repasa la biodiversidad que albergan y los conflictos socioambientales que en ellos se viven. La tercera escena plantea las cinco características de la vida, donde todos los seres vivos del planeta somos parientes, es un repaso al metabolismo, la termodinámica, la reproducción, la complejidad y la evolución. Acaba con la pregunta de ¿qué es la vida? La escena IV es la de los cinco reinos, y nos recuerda las pocas cosas que sabemos de la vida. En ella me entero de que los procariotas son organismos unicelulares que no tienen membrana que separe el núcleo del resto de la célula, aquí las bacterias con las reinas. También me entero de que las eucariotas son células que tienen el núcleo recubierto de una membrana que permite confinar el material genético en su interior, y aquí los protistas, los hongos, las plantas y los animales más los virus, todos son los artistas. La escena V trata sobre las 5 grandes extinciones que han tenido lugar y sobre el proceso de la vida en la historia de la Tierra que sirve de preludio para acabar presentando la sexta, que comenzó hace 500 años, y donde el ser humano es el genuino protagonista de este empobrecimiento del planeta. Se repasan la destrucción de los habitats, la contaminación, las especies invasoras, la sobreexplotación de los recursos, la perdida de la diversidad agrícola y ganadera y también la de la diversidad cultural.

Un bello texto de la genial bióloga Lynn Margulis me ha llenado de fuerza para seguir pisando con poca huella este fascinante planeta.
“No es la Tierra la que se encuentras estancada, sino el estilo de vida de las sociedades occidentales. La erosión del suelo, la falta de nutrientes, la producción de metano, el agujero de ozono, la deforestación y la pérdida de diversidad biológica son procesos de Gaia que la actividad humana ha acentuado hasta niveles catastróficos. Es posible que las nefastas políticas ambientales de los gobiernos y el aumento de la población humana fuercen el sistema y hagan cambiar el estado actual de las condiciones de la Tierra hasta dejarla en una situación que podría no incluir la vida humana.
La idea de que somos los administradores de la Tierra es uno de los síntomas de la arrogancia humana. Imaginemos lo que seria controlar los procesos fisiológicos de nuestro propio cuerpo. ¿Como podríamos controlar una cosa que no sabemos exactamente como funciona?
Hay muchas cosas que los humanos podemos hacer en vez de intentar dirigir el rumbo del planeta. Muchas de las cosas que podríamos hacer son sencillas y tangibles, pero el ambiente antiintelectual de la mayoría de las sociedades avanzadas no favorece la política adecuada.
Hemos de reconocer que las actividades de la especie humana causan un gran impacto en el medio ambiente de la Tierra, pero relativamente pequeño en el sistema solar. Conviene no olvidar que la Tierra sobrevivirá hasta que el Sol se extinga; lo que no sabemos es si la especie humana todavía estará presente cuando esto ocurra.”

La escena VII trata sobre las cinco razones para no perder capital y atiende a la valoración de los servicios naturales, el banco genético de la evolución, los recursos alimentarios, los fármacos y a los valores de la historia y la genealogía (los inventarios de especies), sin olvidar los valores éticos.
Un esquema visual muestra todos los servicios ecosistémicos que nos dan la vida y como entre ellos se relacionan, los 2,5 litros de agua tienen que ver con la fertilidad de los suelos, su cobertura vegetal y la generación de alimentos. Los 1700 litros de oxigeno al día que precisamos tienen que ver mucho con las plantas verdes y la fotosintesis. Materias primas, sales minerales, medicamentos… y sus combinaciones llegan de forma continua a nosotros para mantenernos vivos, …menudo regalo.

La escena VIII trascurre en el espacio 3 decorado como un mini cine. Cinco cortos muestran ejemplos denominados “glocales” globales y locales a la vez. Riet Vell es una finca ecológica arrocera en el Delta del Ebro, produce alimento y conserva la vida animal. Se presenta la red mundial que se encarga de preservar las Islas Galápagos, record mundial en endemismos. Costa Rica destaca por su apuesta por el desarrollo del ecoturismo, fuente de ingresos y preservación de la natura. Maderas Nobles de la Sierra de Segura planta árboles como fuente de inversión económica y también ambiental y el movimiento Navdanya (Nuevas Semillas) impulsado por Vandana Shiva, muestra el valor de la protección de la biodiversidad de las variedades locales agrícolas. La visita acaba en el Espacio 4, lugar para la reflexión y donde se pueden obtener informaciones relacionadas con lo visto y vinculadas al consumo responsable.

Imagina todo este recorrido y súmale innumerables datos y números, demasiados para retener pero suficientes para darnos cuenta de a cuantas otras especies les debemos la vida.
Recuerda, quedan cuatro meses todavía para disfrutarse en BCN la expo de la VIDA, pequeña y rápida de visitar, pero con toda la intensidad que tu quieras aportar. Y una cosa, absolutamente recomendable asistir si puedes y te vibra a los ciclos de conferencias paralelos a la expo. Asistí al primero y agradezco enormemente la oferta, ya tengo en la agenda el segundo, que comienza poco antes de que llegue la primavera.


¿Porqué éste diario?