You are here

Ecofin de semana en BIOTERRA - Irún (I)





curvaSupTit.gif" border="0">

Ecofin de semana en BIOTERRA - Irún (I)

06062005_bioterrra1

06062005_bioterra2

06062005_bioterra5
06062005_bioterra5

1. Josu, maestro bioconstructor
2. Charla de amantes de las bala de paja
3. Animadores del stand de GEA
4. Dahoneando por Bioterra


Rellenando la encuesta de RENFE echao sobre la litera alta (siempre la cojo porque estoy más cerca de mi bici Dahon plegadita) de retorno de un fin de semana envuelto de economía ecológica,  me doy cuenta en relación a las preguntas de que andan los del márketing ferrocarrilero queriéndole meter mano al aumento del negocio de viajeros, y me alegro de que así sea, y que las mejores artes del mercadeo obtengan datos sobre viajes y viajeros para mejorar y ampliar servicios, además de dejarte un espacio de sugerencias. La mía ha sido, que la bici y el tren lleguen a la más sólida relación posible, y no como a la ida, que en mi vagón las discusiones de unas vecinas viajeras que tuvieron que compartir departamento con dos ciclistas y sus máquinas, costó varias horas de mosqueos y negociación, con incorporación lógica a la escena del paisano interventor, que tampoco encontraba el sitio para que se colocaran los vehículos y dejó a los afectados en plena resolución del altercado. En un paseo por el pasillo final de jornada, recuerdo a una bicicleta acostada sobre la litera y un silencio típico de tren traqueteando, mientras que mi Dahon plegadita en el hueco para maletas sobre mi litera, como que me hacía poseedor de la mejor solución bicielegante viajera.

Si hay una región europea que conozco poco pero que me emociona mucho, esta es el País Vasco, donde tengo el placer de tener algunos amigos de esos que están siempre y donde el verdor de sus paisajes, la distribución humana sobre el territorio y su dinamismo social, los admiro. Y ahora con ilusión y a las puertas de un emocionante proceso deseado de fin de conflicto conocido, me emociono al visualizar todo el potencial humano de un pueblo genuino y sabio, me emociono al pensar en lo mucho bueno que para el movimiento ambientalista global será el ir recargándose, más todavía, de habilidades, excelentes experiencias y capacidades de una sociedad responsable y cuidadora de su singularismo y valores. Aúpa.

Después de una noche traqueteando en litera superior llegar a la zona y poder visitar a un pionero en activo de la bioconstrucción, Josu Jáuregui y familia en su ecocasa, ha sido como uno de esos regalos que te deparan las mañanas de esos días que sabes que van a ser algo especiales. Madera, cal, ganancias pasivas del sol desde invernaderos adosados, pinturas y tratamientos de la madera sin venenos para lo vivo y una impecable instalación solar térmica y en el almacén casi 5 kw de paneles fotovoltaicos esperando ser colocados en breve plazo para meter electrosol vasco a la red, vamos que la casa y los caseros poco más pueden hacer por un mundo mejor. Aúpa amigos

Irún, en su día frontera y control, hoy paseo libre entre europeos, nos recibe con día nublado y alegre. El motivo para estar en este lugar hoy ha sido la asistencia a BIOTERRA 2005, la segunda edición de una joven y elegante ecoferia que pretende influir en el consumo y hábitos de vascos y franceses y todos los demás que se sumen a la interesante propuesta de esta feria de la agricultura, los productos y la gestión ecológica y  del medio ambiente.

Como privilegiado observador del acontecer de la economía ecológica, ¡menuda autoproclamación!..., visitar ferias con sentido y objetivo por lo sostenible se convierte en disfrute sin remedio. De lo que he visto, olido, probado, descubierto y disfrutado, y que apunto entre todo lo vivido, destaco:

Asociación de Estudios Geobiológicos GEA  y Fundación GEA.
En su stand me he encontrao las publicaciones referidas a todo lo que tiene que ver con la geobiología, ese ciencia/arte de saber y proceder con las energías naturales y artificiales para estar sano y bien en los lugares. También la  bioconstrucción tiene en estas organizaciones el mayor número de humanos conocedores de saberes, experiencias practicas entorno al arte del buen construir viviendas saludables.
Mariano Bueno, presidente de GEA, animó con su presencia, conferencias y dotes de animador de lo saludable diversos espacios de BIOTERRA. Sus publicaciones, algunos ya best-sellers de lo ecológico, dieron servicio ilustrativo a numerosos visitantes. Por su parte, la Fundación GEA, llena de activistas alegres presentó en sociedad su publicación, que se deslumbra emocionante, práctica y necesaria para la cultura de las artes del vivir ecológico, La revista para Bioconstruir en su número uno se hace necesaria para todo implicado y activista, también interesados, por construir un mundo mejor.

Y entre todos los impactos, la estrella de la acción ecológica en el lugar, una caseta construída con madera de la buena y balas de paja, causó sensación y fue escenario de ilustradas e interesantes charlas entorno a la construcción solar, aquella que aprovecha materiales donde el sol es el papá y la fertilidad de la tierra, la gran mamá. Por cierto que aquí también me entero de una actividad interesante para mentes inquietas por aprender a vivir mejor con menos, conviviendo y compartiendo, además de participando en la construcción de un habitáculo donde la paja, la madera y la tierra más la ilusión humana, formarán parte de un agosto muy especial, míratelo aquí, (archivo pdf).

Y en este espacio, y como muestra de las buenas relaciones entre humanos e ilusiones compartidas, la conocida Biohabitat, esa ecotienda virtual de la Fundación Tierra, ha tenido su espacio para darse a conocer entre los visitantes con la muestra de una selección de sus ecoproductos; la linterna magnética NightStar, el sillín Duopower, el compostero de jardín ECO3000, el economizador de agua Perlaqua y el metro para carpinteros eFSCientes, wood_stock. No podía falta la última publicación de la Fundación Tierra, ese manual para la vida simplemente radical, equitativa y responsable, Simplicidad Radical tuvo la acogida suficiente para dejar el virus de la vida simple activista entre algunos de los visitantes.
Y allá donde está Biohabitat siempre tiene a su lado una bici Dahon, en esta ocasión una veterana Boardwalk D6 equipada con el revolucionario sistema de pedaleo sin punto muerto ROTOR y debidamente matriculada con el NO OIL. Un gusto ha sido verla circular más de 10 veces entre curiosos visitantes y la mirada atenta de los más pequeños.

Ecofin de semana en BIOTERRA - Irún (II) y (III)



¿Por qué este diario?